Nympha

Soy un ser divino, ven a adorarme. ¡Qué buena suerte amarme tanto!

Saquear glorietas con una Jolly Roger ceñida a la cintura
Ubicación
Olýmpos
Ocupación
Portadora de la llave a la Vida Eterna
Sexo
Chica

Firma

Algunos dioses se nos antojaban ridículos:
Júpiter, por ejemplo, todos los que mandaban.
Pero las ninfas de las fuentes, los elfos, los dragones,
Mae West y Miriam Hopkins compensaban la perdida.
Hacer versos, nadar, dar de comer a un pájaro,
ejercer de sportwoman como Diana Palmer.
Buscábamos tesoros en el jardín de tus abuelos,
bajo ese sol de Heráclito que sigue sin ponerse,
con una Jolly Roger ceñida a la cintura,
saqueando glorietas y naufragando en la piscina.


Arriba