Pues si tu cuerpo asimila bien los piercings, yo también te animo.