Cuando estoy deprimida, mi cabeza rebosa de ideas. Escribo como me siento, o historias... La gente me dice que se me da mu bien