Textos Concurso ek

  1. #1
    88
    88 está desconectado/a
    Mega Usuari@
    Registrad@ el
    23/10/2006
    Sexo
    Chica
    Edad
    95
    Mensajes
    10.874
    Agradecido
    561 veces
    Temas
    150

    Textos Concurso ek


    Mi mejor amigo


    Es como si aún lo viera.

    Veréis, hace tiempo que dejé atrás los senderos de la vida literaria, hace mucho tiempo que dejé de ser un idealista y de soñar con castillos forjados a través de sueños imposibles. De eso hace mucho tiempo. Pero no estoy aquí para hablar de mí. No, no os aburriré con mis aspiraciones y frustraciones, podéis estar tranquilos, porque ésta dejó de ser mi historia hace mucho tiempo.

    Le conocí hará unos años, relativamente pronto, supongo. No conocía a nadie más, y sin embargo conocía mejor a cualquiera que a él. Pero, tal vez por eso, quise conocerlo. Quise saber cuáles eran sus metas, cuáles eran sus fantasías y qué razones podía darse a sí mismo. Nos ayudábamos, sí. Él me enseñaba a soñar y yo le enseñaba a decírmelo, éramos felices el uno con el otro; ni siquiera las enfermedades, las mentiras o el cruel y esquivo tiempo nos podían separar, por más que a veces necesitásemos estar solos. Me atrevería a decir que era mi mejor amigo, pese a que sé que él ya tenía suficientes. A veces se apoyaba en mí, y yo le hacía olvidar quién era, sin querer. Pero nunca me guardó verdadero rencor, nunca se avergonzó de mí y me defendió cuando lo creyó oportuno, así como yo hago ahora.

    Es una pena que no esté aquí para verme, seguro que me daría las pautas necesarias para no parecer tan cáustico, tan tristemente melancólico y abatido. Comprended que lo compartimos todo, excepto hoy. Porque mi amigo, mi único apoyo, la luz al final de mi túnel, se ha ido quizá para siempre, y yo estoy, perdón por el victimismo, condenado a vagar por una vida falta de verdadero vivir. Porque ya no me queda nada salvo éstas palabras; me volvería loco si pudiera, pero no está en mi poder el hacerlo, sólo puedo decirlo, como un cobarde, como el asesino que quiere concienciarse pensando que la culpa es de otros.

    ¿Cuándo supe que se iba? ¿Cuándo pude haberle dicho adiós? Sabía que se apagaba cada vez más, llevándose mi sonrisa y mis lágrimas con él, a modo de tributo involuntario, quizás. No puedo sentir otra cosa que frustración al pensar que no me llevó consigo, que no me abrazó como solía cuando me quedaba mirando a la nada…que nunca más lo hará, o eso parece. Era mi mejor amigo.

    Por eso, hoy no quiero hablar de otro que no sea él, obviándome y dejándome en segundo plano, como los personajes que tanto le gustaban. Ésta es mi forma de recordarlo, con los ojos brillándole a la luz del fuego del corazón, como si fuera un niño, a sus dieciocho años. Y lo conocí relativamente pronto, pero no todo lo que hubiera querido.

    A veces pienso en él cuando me miro al espejo.

    Es como si aún lo viera.
    Última edición hecha por Hécate, 28/11/2007 a las 22:15.

  2. #2
    Avatar de Hécate Femme Fatale.
    Registrad@ el
    08/02/2004
    Localidad
    Prytania.
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    22.083
    Agradecido
    1507 veces
    Temas
    564

    Texto Concurso eK... Nieve


    Nieve


    La bailarina giraba sobre sí misma, ligera, dócil, al son de una melodía susurrante que inundaba la habitación. Su piel de porcelana resplandecía a la luz del ocaso, arrancando destellos de plata que desaparecían antes de mostrarse en todo su esplendor. Giraba y giraba, los ojos cerrados, la cabeza inclinada. Los brazos extendidos, alzados, hasta parecer rozar el cielo, giraba y giraba. Suaves mechones de color caramelo se escapaban del moño, enmarcando su carita de nieve. Tan delicada, tan frágil. Siempre con temor a cogerla de la mano por si la lastimaba.

    La melodía disminuyó su ritmo hasta pararse en una nota titilante, imperceptible. La bailarina abrió los ojos y lo observó. Su mirada ónice se hundió en él, interrogante. Sonrió al ver su aprobación. Qué bella era su sonrisa, tan pura, tan fresca, tan propia de la primavera. Se dio la vuelta, reluciente, tranquila, y abandonó la habitación.

    Caminaban por la calle juntos, lo suficientemente cerca para pensar que no son desconocidos, lo suficientemente separados para pensar que no son más que amigos. Caminaban en silencio, la hecha de cristal mirando al cielo del crepúsculo, su acompañante, mirando al suelo. Caminaban con paso tranquilo, casi con temor a dejar atrás sus pisadas. El cielo ya alojaba las primeras estrellas en su manto añil, y por el oeste aún se escondía el sol, tiñendo las nubes de rojo. Luz que aún llegaba a la muchacha, que iluminaba sus finos rasgos de duende con el más vivo de los colores, que magnificaban su visión. Sus ojos negros se fijaron en él cuando su mano fue tomada, vergonzosos, felices. Su cuerpo menudo se aproximó más al suyo, y su corazón de cristal latió con más fuerza. Los ojos de hierro fundido apartaron la mirada. Él le estrechó la mano ligeramente, aún tenía miedo de romperla, tan fina, tan quebradiza. Ella le devolvió el apretón, suave, como una caricia, como ella lo era.

    Las farolas se encendieron a su paso, una tras otra. Pasaban por un parque en el que los árboles parecían sacados de un cuento. Él pensó que ella también parecía sacada de un cuento. Ella pensaba que estaba en un cuento, una historia con final feliz.

    Los árboles se mecieron con el viento, que les brindaba un abrazo glacial, y las hojas más viejas se desprendieron de sus ramas. Descendieron hasta el suelo, donde formaron remolinos a los pies de los jóvenes. El cabello de la bailarina, todavía apresado en un moño, se liberó totalmente al enfurecerse el viento. El lazo que los sujetaba voló, retorciéndose, lejos. La cara de nieve de la chica quedó oculta unos instantes por el desparrame de sus mechones de caramelo, revoltosos, danzantes, todavía escuchando la melodía de la habitación. Sacudió la cabeza, sonrió de nuevo y reanudaron el paso.

    El frío le cortaba las mejillas de seda, le rozaba violento los labios de terciopelo. Él le acariciaba el pelo, la mano, le rozaba el cuello con los dedos. Podía palparse en el ambiente, ambos lo sabían. Él quería, ella se dejaba.

    Clavó su mirada en ella, dulce bailarina, y detuvo el paso. Acarició una vez más su sonrojada piel, sus temblorosos labios. Le alzó la cara de porcelana, cogió sus manos. La muchacha se alzó, ligera como la nieve, y cerró sus ojos. El joven se inclinó, nervioso.

    Y así sucedió, debajo de aquel árbol, en aquella calle de aquel día de diciembre, de aquel año tan borroso. Se entrelazaron sus destinos, para siempre, durante ese frío invierno.
    Última edición hecha por Hécate, 28/11/2007 a las 22:15.
    ¿Encuentras que este sistema funciona bien? O déjame adivinarlo, nunca lo has probado antes, en realidad tú no le entras a las chicas normalmente ¿me equivoco? La verdad es que eres uno de esos chicos silenciosos y delicados, pero si estoy dispuesta a arriesgarme quizás podría llegar a conocerte mejor, ingenioso, aventurero, apasionado, cariñoso, leal (¡Taxi!), un poquito chiflado, un poquito malo, pero... ¿acaso no es eso lo que a las chicas nos vuelve locas?... ¿Bueno, qué pasa chaval, te ha dado un pasmo?


    She's bad. Oh, she's bad!

  3. #3
    88
    88 está desconectado/a
    Mega Usuari@
    Registrad@ el
    23/10/2006
    Sexo
    Chica
    Edad
    95
    Mensajes
    10.874
    Agradecido
    561 veces
    Temas
    150

    Texto Concurso ek... El amor


    El Amor


    Sentimientos únicos como pocos, el amor es uno de ellos. Algo que se siente con el corazón, se asimila con el pensamiento y se explica sin palabras. Cuando amamos a una persona le entregamos todo lo que somos, todo lo que podemos y más. Tanto que en ocasiones nos parece insuficiente. No es posible determinar cuánto se puede llegar a querer a alguien, sólo que cuando nos preguntan, decimos “mucho”, pero lo importante, es que en nuestro interior, ese “mucho” es aún más, no sabría como describirlo.

    El caso es que el amor es esa semillita que florece en nuestro interior, el sentimiento que nos acompaña toda la vida, y algo que nos deja marcados para siempre. Siempre que queremos a otra persona, albergamos la esperanza de ser correspondidos en ese sentimiento, que sea algo mutuo para los dos, algo para compartir y regalar.

    A veces el amor no es correspondido, entonces nos sentimos como con una palabra en la boca que nunca podremos decir, algo que no podremos expresar, y un sentimiento que no podremos compartir con ese alguien. Siempre se ha dicho que un amor se borra con otro amor, pero sinceramente, es algo que no es fácil de borrar, solo con el tiempo se intenta olvidar eso que realmente se ha amado, aunque no se olvida del todo, simplemente se supera la herida.

    Pero siempre que el amor es correspondido, algo indescriptible se apodera de nosotros, una sensación de felicidad constante, una aceleración de los pensamientos nos invade.

    Querer oír la voz de esa persona a cada momento, a cada instante, compartir con ella tus secretos, tus sonrisas, tus lágrimas, tener un hombro sobre el que siempre podrás apoyarte, incondicionalmente. Que te regalen sonrisas y “te quiero” cada día, besos y caricias que se regalan simplemente por eso, por que se ama a alguien.

    Es algo que no se puede comprar, pero sí regalar, ¿a quién no le gusta que le regalen un trocito de amor? Si es lo más completo que nos pueden dar.

    Y es que amar, siempre ha sido el sentimiento más bonito de todos.
    Última edición hecha por Hécate, 28/11/2007 a las 22:16.

  4. #4
    Avatar de Hécate Femme Fatale.
    Registrad@ el
    08/02/2004
    Localidad
    Prytania.
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    22.083
    Agradecido
    1507 veces
    Temas
    564

    Texto Concurso eK... ROMA


    ROMA


    Había pensado en escribirte el poema de amor más bonito que se hubiera escrito jamás, de ésos que sólo los grandes genios saben hacer, que pasan a la historia y que me hubiese alzado a la categoría de gran poeta, porque además de merecerlo lo harías posible, pero ni tengo el don de escribirlo ni mi mejor poema estaría a tu altura, por lo que me parecería una falta de respeto escribir a algo como el amor y a ti sabiendo que no es lo mejor que le hallan escrito ni a este ni a ti...


    Después de más setenta años a tu lado, te veo yacer expirando el último hálito de vida en esta gran cama de hierro donde tantas noches nos amamos, sin perder aquella belleza que tanto te caracterizaba, incluso al punto de morirte, para eso eres especial.

    ¿Te acuerdas? La chica más guapa del pueblo me hizo ser el chico más envidiado por los suyos en el pueblo y me metió en más de un problema. Volvería a pesar por ello una y otra vez sin dudarlo.

    Aunque tu mirada se encuentra perdida y el médico me dice que es inútil, se que me recuerdas, se que sigues viéndome, recordando aquellos momentos en la vieja fábrica de harina, y que dentro de muy poco tiempo quedaran reducidos a la nada, al igual que yo sin ti.

    Llevas luchando tanto tiempo por quedarte aquí a mi lado a pesar de de tus miserables fuerzas y fatal destino, que intento definir el amor y lo que significas para mí sin encontrar ninguna respuesta que este a tu altura, me estoy volviendo loco.

    Quizás cómo Cervantes, quizás cómo Don Quijote.
    Releo y vuelvo a leer a Hesiodo, creyendo que Eros o su equivalente Cupido me darán la repuesta sobre el amor pero en ellos nada hallo.
    Aristofanes, Sófocles o esquilo me dieron la pista sobre el drama de la vida y el amor.
    Paseando por Roma, clásicos o renacentistas hubieran imaginado lo que te amo. Ni Virgilio ni Dante en la Divina Comedia serían capaces de describir ojos más bonitos que los tuyos por lo que los deseché rápidamente. Lo mismo hice con Plauto o Terencio.
    El libro del Buen Amor me dijo que amase a Dios, que paradoja, el mismo que me quiere arrebatar a la persona que más quiero
    Ni Quevedo ni Góngora incluso Lope de Vega entenderían que el amor puede llegar a ser simple y que este por el contrario puede ser más bonito que el amor retorcido.
    Busque en Shakespeare lo que los anteriores no me dieron y tan solo encontré amantes que se suicidan por amor, menuda tontería pensé, el amor es vida. Lo mismo rápidamente recordé del romanticismo alemán Las Desaventuras del Joven Werther de Goethe.
    Ni siquiera Lorca o Neruda podrían describir en un verso lo que yo siento en este instante, mirándote.


    Es por eso que te escribo avergonzado que:

    Había pensado en escribirte el poema de amor más bonito que se hubiera escrito jamás, de ésos que sólo los grandes genios saben hacer, que pasan a la historia y que me hubiese alzado a la categoría de gran poeta, porque además de merecerlo lo harías posible, pero ni tengo el don de escribirlo ni mi mejor poema estaría a tu altura, por lo que me parecería una falta de respeto escribir a algo como el amor y a ti sabiendo que no es lo mejor que le hallan escrito ni a este ni a ti...
    Última edición hecha por Hécate, 28/11/2007 a las 22:16.
    ¿Encuentras que este sistema funciona bien? O déjame adivinarlo, nunca lo has probado antes, en realidad tú no le entras a las chicas normalmente ¿me equivoco? La verdad es que eres uno de esos chicos silenciosos y delicados, pero si estoy dispuesta a arriesgarme quizás podría llegar a conocerte mejor, ingenioso, aventurero, apasionado, cariñoso, leal (¡Taxi!), un poquito chiflado, un poquito malo, pero... ¿acaso no es eso lo que a las chicas nos vuelve locas?... ¿Bueno, qué pasa chaval, te ha dado un pasmo?


    She's bad. Oh, she's bad!

  5. #5
    Avatar de Hécate Femme Fatale.
    Registrad@ el
    08/02/2004
    Localidad
    Prytania.
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    22.083
    Agradecido
    1507 veces
    Temas
    564

    Texto Concurso eK... Amor


    Amor


    Las gotas de lluvia caían sobre su rostro, sus manos, su ropa… quedando totalmente empapado. Podría correr y guarecerse de la lluvia, pues su portal estaba a escasos metros de dónde se encontraba él. Sin embargo, todo aquel paisaje mojado le tranquilizaba y le proporcionaba un desasosiego que le era cada vez más escaso de encontrar en su entorno más cercano.


    Desde hacía escasos meses nada excepto nimiedades eran capaces de conseguir ese efecto sobre él; las mismas que le sacaban de sus casillas a las primeras de cambio. El ruido de un lápiz al caerse podía hacer que su ira aflorara prácticamente de la nada y la lluvia sobre su piel que se tranquilizara… Pequeños detalles, que lo cambiaban por completo en un solo instante.

    Sin embargo, las cosas importantes no le hacían efecto alguno: el perder a un amigo, no le importaba; el que le hablaran o el que no, tampoco; lo que dijeran de él, menos todavía… Parecía haberse vuelto todo del revés, todo había dado un giro inesperado. Incluso se daba cuenta de que vivía por vivir, no porque tuviera nada por lo que luchar. Él se había dado cuenta, poco a poco, de este gran cambio en su ser y lo había llamado corazón helado.

    Recuerdo que un día, desde la lejanía, le había oído hablar con las estrellas una cálida noche en la azotea de su edificio.

    -Vosotras sois las únicas que sabéis que todo ocurrió por un desamor. Me hizo tanto daño que, para guarecerme de él, he abandonado aquella costumbre humana de dejarse llevar por las pasiones, ya fuera amor, dolor, amistad u odio.

    Se quedó expectante mirándolas, esperando una respuesta que sabíamos que no llegaría.

    -Ya nada habita en mi corazón. Todo lo que intente florecer de él, la escarcha que lo recubre lo mata antes de que pueda hacerlo. Triste, ¿verdad?

    Y así siguió largo rato, sin percatarse de que yo le oía desde la oscuridad.

    Caminó hacia su portal y se quedó sentado allí, mirando el agua caer. Sabía que su madre le iba a dar una reprimenda por llegar tarde, por llegar mojado y por no haber reparado en el paraguas que estaba en su mochila. Sin embargo, sí que había recordado que estaba ahí, y también en el paquete de cigarrillos que había en él. Sacó uno mientras no dejaba de contemplar la calle desierta. Le costó abrir la cremallera, los dedos no le respondían. Es verdad, no se había dado cuenta de que el frío había estado presente desde que empezó a llover. Últimamente utilizaba demasiado esa palabra en su mente. Había repetido tanto la palabra frío que ya carecía de todo su significado, como cuando intentas memorizar algo tanto que no le encuentras sentido y acabas olvidándolo, justamente por esto mismo.

    Un ruido lo sacó de su ensimismamiento. Una chica hermosa pasó por delante de él, después de abrir la puerta del edificio.

    La joven no le dirigió la palabra, pero él tampoco se apartó para facilitarle la entrada. Ella no le había entregado más que el estado en el que él se encontraba ahora, pero eso ahora le daba igual: era un hecho importante y, por esa razón, no importaba.

    El único contacto que mantuvieron fue el empujón que le dio el chico a la puerta para que se cerrara ya de una vez por todas. No se dio cuenta de que la chica se hallaba al otro lado de la puerta, observándolo. Se había quedado perpleja y con la expresión de su rostro mostraba sus dudas.

    Aunque fuera con una simple puerta de hierro, que impedía pasar los sentimientos, que no impedía que ella viera que él había comenzado a fumar por su culpa. Para eso había cristales en la puerta con barrotes y así ahí permanecerá su corazón, para que pueda ver pero sin dejar salir ni entrar nada en él.

    Pero siguió sin percatarse de que la joven lo observaba y, si lo hubiera hecho, sus pensamientos habrían sido algo como “¿Se le habrán olvidado las llaves? ¿Tal vez querrá una calada?”.

    Y yo, de nuevo escondida entre las sombras, les vigilaba atenta intentando sacar conclusiones de aquella situación que parecía tan monótona en sus vidas.
    Última edición hecha por Hécate, 28/11/2007 a las 22:17.
    ¿Encuentras que este sistema funciona bien? O déjame adivinarlo, nunca lo has probado antes, en realidad tú no le entras a las chicas normalmente ¿me equivoco? La verdad es que eres uno de esos chicos silenciosos y delicados, pero si estoy dispuesta a arriesgarme quizás podría llegar a conocerte mejor, ingenioso, aventurero, apasionado, cariñoso, leal (¡Taxi!), un poquito chiflado, un poquito malo, pero... ¿acaso no es eso lo que a las chicas nos vuelve locas?... ¿Bueno, qué pasa chaval, te ha dado un pasmo?


    She's bad. Oh, she's bad!

  6. #publi
    Publicidad

     

  7. #6
    Avatar de Hécate Femme Fatale.
    Registrad@ el
    08/02/2004
    Localidad
    Prytania.
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    22.083
    Agradecido
    1507 veces
    Temas
    564

    Texto Concurso eK... No estés triste busca a alguien con quien hablar


    No estés triste busca a alguien con quien hablar


    Fue la frase que salió de sus labios antes de que se estamparan contra la madera de la barra del bar, debido al peso de su embotado cráneo a rebosar de cerveza negra. Mi padre, de carácter y personalidad ebrios, había dicho algo que sonaba interesante. La primera frase inteligente que le había oído decir en mi vida. Alguien con quien hablar, si estás triste. Obviamente no se refería a él, sino a alguien como tú, con quien mantengo esta intensa amistad. Por eso te pedí que vinieras, te pondré en situación brevemente.


    Yo ni siquiera tenía un maldito motivo para estar triste, y bueno, tal patetismo podía deprimirme durante un par de segundos, pero entonces ya no podía estar afligido por ello porque ya no era cierto que no tuviera ningún motivo para estar triste. Así que volvía a estar en las mismas: no tenía ningún motivo para entristecerme. Un desgraciado.
    Qué cosas tiene la vida, parece estar dormida hasta que un buen día una curiosidad te aborda. Si no conduces tu vida ella se moverá por sí sola y te arrastrará con ella, como si una ola te trajera una botella a tu isla desierta, virgen y olvidada, y un papel que dijera
    Hola, soy la vida, como no haces nada en esta isla, voy a construir aquí un hotel de cinco estrellas. Vete cortando esas greñas y ponte una corbata o prepárate para coger una patera y probar suerte en otro país. El país de la piruleta. Alicia, un cuento, una piruleta roja y maravillas.
    Aunque a veces ni llega la botella, y acabas solo y viejo en un islote remoto. Borracho como mi padre. Pero algo es algo. No sé.

    Salí del bar dejando a mi padre en manos del camarero, costumbre. Y de vuelta a casa, caminando, sentí que estaría bien sentarse en una terraza a tomar una cerveza y quizás sacar algo en claro de aquella frase que me había sentenciado. Escogí una silla (una cualquiera) y me apoyé relajado en su respaldo. Esperé a que me atendieran mientras me encendía un cigarro.

    “¡Camarero! Una caña… o… espere. ¡No! Dos cañas por favor… Camarero… ¡¡Camarero!! Sí, hola, quería un vaso de vino, o sea, una copa de vino tinto de la casa. Gracias”
    (el camarero pregunta si sólo quiere el vino)
    “Unas aceitunas también. Gracias. ¡No no no! Sólo el vino gracias.”
    (el camarero dice que esto tiene pinta de llover)
    “Sí, sí… ya si eso, si llueve entro.”

    No me gusta el vino. Quiero decir: Normalmente no me gusta el vino. Pero algo se aclaraba en mi mente y yo sentía lo que debía hacer en cada momento para poder pensar con claridad, ver las cosas con perspectiva. Desde arriba.

    Y empecé a repasar mi entorno con la mirada, de izquierda a derecha, hasta que topé con otra persona que estaba haciendo lo mismo pero en sentido contrario. Una mirada distraída, que barría como un velo de seda, sin posarse en ningún sitio, y en un par de segundos iba a acariciar mi cuerpo con esos ojos verdes. Con esos ojitos.

    Entonces sentí, de sorpresa, cómo alguien, a traición, me clavaba una aguja en el hombro derecho. Al principio pensé en un cuchillo, una navaja afilada, pero cuando noté el líquido que se introducía por mis capilares y confundía con mi propia sangre deduje de qué se trataba. Prácticamente inmovilizado, noté que sólo podía mover los dedos del pie izquierdo. Las puntas de los dedos.
    Como una ráfaga, hasta cinco pinchazos más se fueron posando sobre mi hombro derecho, parte inferior del cuello y pulmón diestro. Inyecciones de LSD que no me dejaban pensar en nada que no fuera esa sensación de fortísimo hormigueo que me deshacía todos y cada uno de los músculos del cuerpo. Rápidamente se repartía esa droga por todo mi cuerpo. Como una araña con jeringuillas como patas, su mirada siguió avanzando en dirección a mi corazón, hasta que las seis patas lo rodearon por completo. Zas. Mi corazón como una bola de lana con seis agujas atravesándolo de principio a fin. Sobredosis. Más droga que sangre. Éxtasis en sensación y en sangre. Agua: llovía.

    El amor me esperaba a la vuelta de cualquier esquina, como una prostituta deseosa de trabajar por dinero, pero con hambre de sangre.

    Así podía haberme quedado durante siglos. Generaciones de futuros lejanos, con pantallas como cráneos, pasarían por aquí y dirían “¡Mirad! Es aquella persona que un día conoció el amor, el amor: ¿habéis oído hablar de él alguna vez?”. Pero empapado por la fría lluvia conseguí despertar de mi estado catatónico, con los músculos temblando, y ver. La gente se había refugiado dentro del bar, pero esa persona seguía allí sentada, con un gran paraguas, parando las aguas. Me acerqué a gatas hasta llegar a un metro de distancia. Dije

    “Hola, seguro que mis ojos delatan lo mal y bien a la vez que lo estoy pasando. ¡Mírame! Sabes que soy una buena persona, por favor, dime que me comprendes, que te compadeces de alguien como yo, persona locamente enamorada. Si me miras a los ojos verás tu reflejo en ellos.”
    (sin inmutar la mirada dice algo como “No, no, lo siento”)
    “Si no estuviera lloviendo verías llorar mis ojos. ¡Hay más sal en esta agua que me empapa que en el Mar Muerto! Dame una oportunidad…”

    Ni siquiera me miró, pero se metió la mano en un bolsillo, sacó algo negro y me lanzó un par de monedas en toda la cara. Me golpearon con la fuerza de sus palabras (“No, no, lo siento”) y dejaron inconsciente. Tú lo entenderás. Ocurrió exactamente así.

    Ahora espero que me agradezcas el haber compartido mi sufrimiento contigo (soy tan altruista), sé que tú también tienes algo muerto por dentro, y me envidias por haber podido llorar, por regar con mis lágrimas esa planta seca que habita en nuestro corazón. Tuve suerte de conocer el amor, loco amor.
    Última edición hecha por Hécate, 28/11/2007 a las 22:17.
    ¿Encuentras que este sistema funciona bien? O déjame adivinarlo, nunca lo has probado antes, en realidad tú no le entras a las chicas normalmente ¿me equivoco? La verdad es que eres uno de esos chicos silenciosos y delicados, pero si estoy dispuesta a arriesgarme quizás podría llegar a conocerte mejor, ingenioso, aventurero, apasionado, cariñoso, leal (¡Taxi!), un poquito chiflado, un poquito malo, pero... ¿acaso no es eso lo que a las chicas nos vuelve locas?... ¿Bueno, qué pasa chaval, te ha dado un pasmo?


    She's bad. Oh, she's bad!

  8. #7
    Avatar de Hécate Femme Fatale.
    Registrad@ el
    08/02/2004
    Localidad
    Prytania.
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    22.083
    Agradecido
    1507 veces
    Temas
    564

    Texto Concurso eK... El Hombre que se Amaba Demasiado


    El Hombre que se Amaba Demasiado


    Esto era una vez un hombre, de una perfección exquisita, pero no estamos hablando de esa perfección en la que uno obvia ciertos defectos, y el resto parece genial, no, este hombre era perfecto en todos y cada uno de los sentidos. Había ganado todos los concursos de belleza a los que se había presentado, igualmente ocurría, con concursos de narrativa, cálculo mental, ciencia… En definitiva, cualquier prueba a la que el se presentase, era garantía de éxito.


    Pero este hombre empezó a tener un problema, grave según se mire, tal era su perfección, que a lo largo de toda su vida había sido incapaz de amar a una sola persona, su narcisismo era tal, que había llegado a amarse a si mismo, y esto era un problema, y a su vez le tiraba por el suelo el esquema de hombre perfecto, algo le hacía infeliz, y era su propia perfección y el amor que sentía hacia si mismo.

    Un amor que llegaba hasta los insospechados límites, de desechar todas las obras de arte que él mismo había creado, y gastarse un dineral en revestir su mansión (perfectamente equipada, con toda la tecnología más avanzada, y diseñada por el mismo) de espejos, para poder observar su hermosa y perfecta faz. Ese amor podía con el, y cada día el sufrimiento era mayor, sentía las insaciables ganas, de besarse, tocarse, y hacerse el amor a si mismo, pero era imposible.

    Había llegado a los límites de crearse un muñeco a su imagen y semejanza, para poder decirle cosas bonitas al oído, contarle historias de amor, besarle, hacer el amor con el, pero este no le saciaba, faltaba vida, chispa, ese no era un amor puro, era un amor sumido en los encantos del látex (un látex especial igual que la propia piel humana, inventado por él también)

    Llegados a este punto, decidió usar su propia perfección en su beneficio, y a su vez en el del mundo entero, había tenido una gran idea, en los siguientes años, se dedicaría a investigar la tecnología del teletransporte, y con esto aparte de poder solucionar gran parte de los problemas del mundo, podría por fin besarse a si mismo, y hacer lo que más anhelaba en este mundo, hacerse el amor a si mismo.

    A los meses, el experimento, que había sido un éxito sin precedentes, significó un cambio importante en la historia del mundo, su invento acababa con el problema de la inmigración masiva, y gente de los países pobres, podía ir a trabajar a los países ricos sin ninguna clase de problemas, el concepto de los transportes había cambiado radicalmente, y le había hecho un favor al mundo.
    Pero no todo era tan bonito como se esperaba, el teletransporte no le servía para su gran propósito de creación, este presentaba un problema importante. El invento funcionaba del siguiente modo: Se abría un portal en el lugar donde uno mismo decidiera, y luego otro en cualquier otro lugar del mundo, y ¡Zas! Allí estabas el instante. Así pues el hombre había pensado en abrir un portal a su espalda, y otro al frente, y así poder abrazarse y hacer otras cosas mucho más calidas y cariñosas, pero no deparó en el siguiente problema, cada vez que el intentaba hacerse el amor, su espalda avanzaba así pues siempre que estaba apunto de rozarse, el mismo se lo impedía apartándose.

    Este camino no era la solución, el mismo era consciente, y aunque no quería aceptar su propia derrota, había cometido un segundo fallo, el segundo a lo largo de sus cuarenta años de vida, pero el se seguía amando, el seguía anhelándose, y llegó a una única conclusión, volvería a hurgar en el mundo tecnológico para encontrar la solución a su problema, y pronto dio con la más eficaz de todas: Clones. Clonarse a si mismo, le permitiría todo lo que siempre había deseado y más, esa era la solución.

    Después de muchos meses de investigación científica, el trabajo dio su fruto, ahí se tenía, delante suyo, no pudo vencer la tentación, y una vez acabada su propia obra empezó a desahogar toda la tensión que llevaba encima durante años, se besó, se hizo el amor cientos de veces, y se declaró un profundo amor, estaba liberado, o eso creía él.

    Al tiempo, dio cuenta que, a pesar de ser una copia casi exacta a él, tenía un error importante, era un clon, no era él mismo, era alguien parecido, con características idénticas, pero bajo ningún concepto era él. Aunque en su momento pudo haber parecido alcanzar la meta, no lo había hecho. Sintió una profunda pena, un dolor que jamás había sentido en su interior, toda su vida se desmoronaba en aquel mismo instante, nunca podría propiciarse el amor que siempre él había deseado, y a su vez aceptar que por más que intentase negarlo, debía admitir, que no era perfecto.
    Última edición hecha por Hécate, 28/11/2007 a las 22:19.
    ¿Encuentras que este sistema funciona bien? O déjame adivinarlo, nunca lo has probado antes, en realidad tú no le entras a las chicas normalmente ¿me equivoco? La verdad es que eres uno de esos chicos silenciosos y delicados, pero si estoy dispuesta a arriesgarme quizás podría llegar a conocerte mejor, ingenioso, aventurero, apasionado, cariñoso, leal (¡Taxi!), un poquito chiflado, un poquito malo, pero... ¿acaso no es eso lo que a las chicas nos vuelve locas?... ¿Bueno, qué pasa chaval, te ha dado un pasmo?


    She's bad. Oh, she's bad!

  9. #8
    Avatar de Hécate Femme Fatale.
    Registrad@ el
    08/02/2004
    Localidad
    Prytania.
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    22.083
    Agradecido
    1507 veces
    Temas
    564
    Próximamente diremos cuál es el texto ganador.
    ¿Encuentras que este sistema funciona bien? O déjame adivinarlo, nunca lo has probado antes, en realidad tú no le entras a las chicas normalmente ¿me equivoco? La verdad es que eres uno de esos chicos silenciosos y delicados, pero si estoy dispuesta a arriesgarme quizás podría llegar a conocerte mejor, ingenioso, aventurero, apasionado, cariñoso, leal (¡Taxi!), un poquito chiflado, un poquito malo, pero... ¿acaso no es eso lo que a las chicas nos vuelve locas?... ¿Bueno, qué pasa chaval, te ha dado un pasmo?


    She's bad. Oh, she's bad!

  10. #9
    Avatar de Rob Lucci Back in black
    Registrad@ el
    14/06/2005
    Localidad
    La última milla
    Sexo
    Chico
    Edad
    28
    Mensajes
    5.013
    Agradecido
    2 veces
    Temas
    67
    Gran idea la de fusionar los topics en uno.
    ¿Cuándo creéis que mueren las personas?¿Cuando su corazón es atravesado por un disparo?No, no es entonces...¿Cuando sucumben ante una enfermedad incurable?No, no es entonces...¿Cuando toman...una sopa de setas mortalmente venenosas?...¡No, no es entonces!

    Mueren cuando...¡Son olvidadas!


    Todos están equivocados, excepto tú.

    Y ya que estamos, podrías entrar en http://subcultura.es/webcomic/deadtobewild, y demostrar que además sabes apreciar tamaña obra de arte.

  11. #10
    Avatar de dollhead Zero Posted
    Registrad@ el
    16/12/2006
    Localidad
    Yo Es Que Sólo Quiero Tener Un Poco De
    Sexo
    Chica
    Edad
    30
    Mensajes
    2.741
    Agradecido
    62 veces
    Temas
    11
    no hagas la pelota Rob, no te dará más puntos (aunque sí es cierto que ha sido una gran idea, la verdad, magnífica mente la ideadora de ello)




    por cierto estaría bien que cada miembro del jurado hiciera un pequeño comentario sobre cada texto, ya que no son muchos, y así se pueden contrastar opiniones. ¿no? A mí por lo menos me resultaría interesante, no por mi texto, sino más bien por saber la opinión sobre los demás

  12. #11
    Avatar de Rob Lucci Back in black
    Registrad@ el
    14/06/2005
    Localidad
    La última milla
    Sexo
    Chico
    Edad
    28
    Mensajes
    5.013
    Agradecido
    2 veces
    Temas
    67
    Yo lo que quiero es ligarme a Hécate, los puntos me traen sin cuidado.

    Ya veis que dollhead es un acusica, exijo que se le retire.
    ¿Cuándo creéis que mueren las personas?¿Cuando su corazón es atravesado por un disparo?No, no es entonces...¿Cuando sucumben ante una enfermedad incurable?No, no es entonces...¿Cuando toman...una sopa de setas mortalmente venenosas?...¡No, no es entonces!

    Mueren cuando...¡Son olvidadas!


    Todos están equivocados, excepto tú.

    Y ya que estamos, podrías entrar en http://subcultura.es/webcomic/deadtobewild, y demostrar que además sabes apreciar tamaña obra de arte.

  13. #12
    Avatar de dollhead Zero Posted
    Registrad@ el
    16/12/2006
    Localidad
    Yo Es Que Sólo Quiero Tener Un Poco De
    Sexo
    Chica
    Edad
    30
    Mensajes
    2.741
    Agradecido
    62 veces
    Temas
    11
    esto... hecsijo que Emilio Tucci, digo... Rob Lucci, no pueda exigir.

    YA


    ¿ya habéis hecho las quinielas para adivinar de quién es cada texto? yo sí, aunque realmente no sé bien quién participaba...
    Última edición hecha por dollhead, 29/11/2007 a las 8:45.

  14. #13
    Avatar de Die Mapa Schön Ich bin Mapa
    Registrad@ el
    08/12/2004
    Localidad
    Düsseldorf
    Sexo
    Chico
    Edad
    32
    Mensajes
    38.938
    Agradecido
    7034 veces
    Temas
    542
    A mi solo me ha gustado uno, perdonenme por ser crítico , pero los demás me han parecido muy tipicones en general.

    Mi favorito sin duda: No estés triste busca a alguien con quien hablar.

    si no gano yo, que gane él (o ella) (Espero! xDD)



  15. #14
    Avatar de Russian Red Muy Entendid@
    Registrad@ el
    08/06/2007
    Sexo
    Chico
    Mensajes
    2.463
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    157
    El mio tiene un par de erratas. Nunca se me ha dado bien los acentos. Algunos errores muy gordos, no soy perfecto. Lo siento.Si alguien quiere corregirlos...
    Última edición hecha por Russian Red, 29/11/2007 a las 13:46.
    "Tengo días grises y momentos negros. No soy feliz. A pesar de todo, no conozco a nadie con quien quisiera cambiarme; el corazón se me encoge al imaginar que yo pudiera ser tal o tal otro de mis conocidos. No, no quisiera ser ninguna otra persona."


  16. #15
    Avatar de Hécate Femme Fatale.
    Registrad@ el
    08/02/2004
    Localidad
    Prytania.
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    22.083
    Agradecido
    1507 veces
    Temas
    564
    Sí.
    He flipado con algunas faltas.
    ¿Encuentras que este sistema funciona bien? O déjame adivinarlo, nunca lo has probado antes, en realidad tú no le entras a las chicas normalmente ¿me equivoco? La verdad es que eres uno de esos chicos silenciosos y delicados, pero si estoy dispuesta a arriesgarme quizás podría llegar a conocerte mejor, ingenioso, aventurero, apasionado, cariñoso, leal (¡Taxi!), un poquito chiflado, un poquito malo, pero... ¿acaso no es eso lo que a las chicas nos vuelve locas?... ¿Bueno, qué pasa chaval, te ha dado un pasmo?


    She's bad. Oh, she's bad!

Página 1 de 3 1 2 3 ÚltimaÚltima

Permisos de tu Usuario

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes publicar respuestas
  • No puedes adjuntar archivos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
  • El código BB está activado
  • Los emoticonos están activados
  • La etiqueta [IMG] está activado
  • La etiqueta [VIDEO] está activado
  • El código HTML está desactivado
  • Los Trackbacks están desactivados
  • Los Pingbacks están desactivados
  • Los Refbacks están activados
  • Temas similares

    1. Textos cortos
      Por Turista en El Tablón
      Respuestas: 57
      Último mensaje: 26/01/2010, 19:58
    2. Textos de pelis o libros...
      Por Rock'n'RollQueen en El Tablón
      Respuestas: 7
      Último mensaje: 03/01/2006, 0:15
    3. textos... :P
      Por After_Eight en elKonsultorio de Sexualidad
      Respuestas: 21
      Último mensaje: 02/11/2004, 16:44
    4. Textos de Humor
      Por *aTeNea* en Foro General
      Respuestas: 24
      Último mensaje: 07/06/2004, 16:09