Pepillo el descalzo.

  1. #1
    Avatar de Roco Soy un buen partido.
    Registrad@ el
    23/05/2010
    Localidad
    Sevilla.
    Sexo
    Chico
    Edad
    27
    Mensajes
    4.932
    Agradecido
    750 veces
    Temas
    172

    Pepillo el descalzo.

    Desde que nació ya se sabia que aquel niño no era muy normal, su personalidad y manías definían a Pepillo como a un mozo descuidado, alegre, extrovertido y con un carácter bastante borde. No tenia vergüenza para nada y le faltaba algún hervor que otro. Carecía de sentido del gusto respecto a la hora de combinar ropa, iba siempre muy descuidado y se ponía cualquier cosa, no le importaba y el mismo pensaba que todo le quedaba estupendo. El chabal era rubio, pecoso pero no demasiado, con ojos negros que inspiraban carisma, bastante escueto y tenia una cicatriz en la espalda que la atravesaba de cabo a rabo.

    La historia de esa cicatriz se remonta a unos años atrás. Era el día de su 12º cumpleaños, y como no tenia amigos de carne y hueso, pues los tenia imaginarios. Su gran imaginación hizo de él un niño bastante raro, las madres de los otros niños no querían que se juntasen con el por lo que no le quedaba mas remedio de tener amigos no reales. Total, el día de su cumpleaños, "estaban" jugando él y Héctor (su amigo imaginario con el que tenia mas confianza) en unas obras abandonadas. Jugaban a subir a los tejados de las casas y tirarse a unos montículos de arena que tenían ahí los albañiles para hacer la mezcla. Se lo estaban pasando de puta madre, hasta que de repente llegaron unos hombres enchaquetados en unos coches no precisamente baratos. Pepillo en cuando vio la escena se escondió con el corazón encogido y a toda prisa. Sabia perfectamente que aquellos tipos eran la mafia que controlaba el trafico de droga de todos los pueblos que había alrededor.

    Pepe se escondió y asomo la cabeza lo suficiente como para ver que hacían. Se fueron al maletero de uno de los coches y sacaron a un hombre con una bolsa en la cabeza y maniatado. Lo pusieron de rodillas y sin mas le pegaron un tiro en la nuca. Pepillo, en estado de shock, pego un grito desgarrador que hizo que lo delatase. A pesar del miedo que tenia, las piernas le respondían. Empezó a correr como si le fuese la vida en ello, pero como sus piernas eran mas cortas los hombres iban acortando distancia cada vez mas rápido. Pepe estaba desesperado, pensaba que era muy joven para morir, y mas el día de su cumpleaños, ni un milagro podría salvarlo. Y así fue.

    Los hombres cogieron por banda a Pepe por el cuello de la camiseta, le pegaron un tirón a la vez que una zancadilla para que cayese al suelo, le empezaron a dar patadas y puñetazos, mientras que el cabecilla se acercaba a el grupo paso a paso. Cuando llego, sin que este diese orden alguna pararon. Era un hombre muy alto, iba con una camisa italiana blanca y un abrigo de piel de bisón que lo llevaba a modo de capa. Su peinado elegante y clásico a la vez y un olor a colonia bastante agradable. Era un tipo arreglado y con clase. Didac, el jefazo de aquella mafia, miro a Pepillo y sin inmutarse, observó que tenia la cara desfigurada. Le costaba respirar debido a las costillas que tenia rotas y tenía heridas que no acababan de coagular todavía. Didac se agacho, se saco del bolsillo un Don Julián nº 3 y se lo encendió mientras miraba a Pepe. Le dio algunas caladas y le pregunto:

    - ¿Que haces aquí, pequeño? ¿No sabes que esta mal espiar a los mayores?

    - Lo siento señor, no me mate por favor - dijo el niño llorando.

    - Dime muchacho, ¿como te llamas?

    - Pepe, señor.

    - ¿Y tus padres? ¿Tendrás apellidos no?

    - No, señor. Mis padres murieron, y me crié con un hombre viejo que murió hace unos años también. Nunca he sabido cuales son mis apellidos, ya que no conocí a mis padres.

    - Entiendo... Bueno, ¿Sabes por que acabamos de matar a ese hombre?... ¿Por que no tenia nada que ofrecernos. Dime, Pepe. ¿Tu tienes algo que ofrecernos?

    Pepillo, que era un tío listo, se percato de que su vida cambiaría radicalmente, tendría que trabajar para la mafia a partir de ahora y su infancia acabaría desde el momento en que le diese una respuesta. Bueno, siempre pensó que hubiera sido peor perder la vida antes que la infancia.

    Pepillo, se levanto como pudo. Los demás se percataron de que tenia una herida enorme en la espalda. Resulto que al ponerle la zancadilla para que cayese al suelo, había debajo suya un hierro oxidado...

    - ... Creo que lo único que podría ofrecerle en estos momentos... serian mis servicios, señor...

    - ¡Ja! Tienes pelotas muchacho por querer unirte a una mafia a edad tan temprana. Bien chico, me gusta... Mira, visto que has sobrevivido a la paliza de estos bestias, te haré una sencilla prueba, si la superas, entras en la banda. ¿Que te parece?

    - Bien, me parece justo... ¿De que se trata...?

    - Tu primer trabajo consiste en coger los fardos de cocaína que hay en el maletero de aquel coche, abrir al hombre que acabamos de matar, esconder los fardos en su estomago, coserlo y enterrar el cuerpo a tres metros bajo tierra. ¿Seras capaz de hacerlo?

    - Si... -. Inmediatamente se dio la vuelta y le propino una patada en toda la espinilla al hombre que lo había tirado al suelo antes. Didac le rió la gracia y soltó un comentario burlesco hacia el hombre.

    Pepillo empezó a caminar hacia el coche, mientras los hombres observaban. Estaba templando por el miedo y la paliza que acababa de recibir. Saco los fardos del coche y se dirigió al cadáver. Intentando que no se notase mucho que estaba llorando, apretó su puño que no paraba de temblar y rajo el cuerpo con una navaja. Tardo tres horas en acabar su primer trabajo como mafioso. Cuando acabo, se acerco a Didac.

    - Ya esta, señor. Lo he encerrado a tres metros bajo tierra como dijo...Didac miro a Pepillo pensativo.

    - ¡Jajajaja! Al parecer no me equivoque cuando te eche el ojo muchacho. Esta decidido, a partir de ahora eres un miembro mas de "La esquina del gato". Por cierto, me llamo Didac, soy el jefazo de la banda.

    ¡Bien chicos! Vámonos. Montad en el coche a Pepillo y llevadlo a que le curen las heridas. Luego traédmelo a Vánshala. Quiero explicarle como funcionamos y cual sera su cometido a partir de ahora.

    Los hombres se llevaron a Pepillo a un piso franco, convertido en clínica clandestina, le atendieron los médicos de Didac. Después de varias intervenciones consiguieron sanarle las heridas mas profundas. Le quedaron algunas cicatrices en la cara y la gran cicatriz de la espalda, le daba un aspecto siniestro. Esas cicatrices y heridas en un niño de 12 años no eran normales.

    Luego, le llevaron ante Didac. Vánshala era uno de los muchos puticlubs que poseía el jefe, y ese en especial era su preferido, el gustaba el ambiente que había. Pepillo, que iba caminando a la vez que flipando por las bellezas que había ahí, se percato de algo. Era una muchacha, rubia, ojos verdes y con un mini tatuaje de una lágrima justo al lado de uno de sus ojos. Su cara perfecta y su moreno de piel le hacían resaltar los ojos aún más. Pepe se empalmo, a la vez que sentía que su corazón latía mas rápido, acelerando el pulso y poniéndose rojo como un tomate solo con mirarla. ¿Sería amor aquello? Aunque la pregunta no es esa. La pregunta es, ¿Quien cojones era aquella chica? Y lo más extraño, ¿que hacía en un lugar como ese...?

    Los "me gusta" en el álbum son "te follaba".

    Testimonio de Tovarisha:
    Yo una vez sin que mis padres se dieran cuenta (4 años o así) vi una escena de una violación en una peli, y me dedicaba a pintar a un tío chuscándose y apuñalando a una pava. Una vez lo pinté en un documento que tenía que presentar mi madre en nosedónde y en fin... Quedó como la madre de una psicópata en potencia, supongo.

  2. #2
    Avatar de estufa Entendid@
    Registrad@ el
    26/04/2010
    Localidad
    Allá donde habitan los sueños...
    Sexo
    Chica
    Edad
    25
    Mensajes
    585
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    7
    Es bastante bueno,y aunque pienso que podría estar un poco mejor redactado,a mí me ha provocado bastante intriga...podrías poner una continuación o algo así ??
    "Sin ti, las emociones de hoy no serían más que la piel muerta de las de ayer"

Permisos de tu Usuario

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes publicar respuestas
  • No puedes adjuntar archivos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
  • El código BB está activado
  • Los emoticonos están activados
  • La etiqueta [IMG] está activado
  • La etiqueta [VIDEO] está activado
  • El código HTML está desactivado
  • Los Trackbacks están desactivados
  • Los Pingbacks están desactivados
  • Los Refbacks están activados