Lo escribí ayer...Es que cuando estoy mal pues me desahogo escribiendo....No está bien escrito ni nada, no he cuidado el vocabulario ni cosas de esas que hago cuando quiero escribir algo bien y bonito, está escrito rápido....Pero por lo que significa me parece que está bien, aunque no pueda expresarme todo lo bien que quisiera...Jeje, espero que os guste aunque es un cúmulo de paranoias.




Estoy triste. Por no haber, ya ni hay rabia.
Estoy cansada…Cansada de pensar, de esperar, de paranoias, de tanta tontería, de mi alrededor, de creer que lucho para que nada cambie, de ser tan cobarde y cohibirme por sandeces, de no poder agarrarte con fuerza y gritarte que te quiero por mil y una razones, de que nada pase y todo continúe…
Y este segundo que ahora respiro no volverá jamás.
Es un círculo vicioso, no sé. Basta que me preocupe por algo e intente ver más allá y solucionarlo para que los problemas crezcan y me coman, para acabar rota bajo tanto peso, pensando que realmente no es para tanto, que esto me ocurre por ser tan sumamente débil que no sé afrontar lo que me impide aprovechar cada momento como si fuese el último.
Y aquí estoy, perdiendo el tiempo…Que me da lo mismo que me quede toda la vida por delante, que no soporto tanta pasividad y me odio a mi misma...
Odio todo lo que me incita a que yo me sienta como me siento, a pesar de que ese todo no existe, aunque yo sea la causa y sea tan estúpida de echar las culpas a lo demás por pura desesperación…
Porque he caído y no hay manos que me levanten.
Quizás…Quizás sea eso: una jodida etapa en mi vida…Pero no sé cuánto más aguantaré esta ridícula situación que yo misma me provoco.
Mientras tanto…Sigo buscando motivos, agobiada por mi propia ignorancia, porque ni siquiera soy completamente consciente de la mierda que me rodea…Al menos, si lo fuese, tendría razones para llorar, arrastrarme y gritar como ahora hago.
Supongo que habrá algo bajo toda esa sábana inútil de pensamientos que se muerden, que se arañan…Que se enredan y no llegan a ninguna parte.
Supongo…Algún día dejaré de coserme los labios, romperé las cadenas, podré decir que soy libre…
Y entonces…¿Lo seré realmente?