Mi borrador

  1. #1
    Wiiiiii
    Registrad@ el
    13/02/2010
    Localidad
    Barcelona
    Sexo
    Chico
    Edad
    26
    Mensajes
    1.054
    Agradecido
    686 veces
    Temas
    11

    Mi borrador

    Adelante, adelante, abrid la libreta. Total, no hay en ella nada de mucho valor, salvo algunos relatos sin importancia que iré colgando por orden cronológico a medida que la pereza me haga pasarlos a limpio.

    Como se suele acostumbrar entre los mortales, empiezo por el principio.

    Encuentro con fantasmas del pasado

    El bosque de Llanowar se extendía ante sus ojos con toda su frondosa magnitud a lo largo de un millón de kilómetros cuadrados. Internarse en este verde mar de árboles era lo último que le apetecía después de comerse esas setas a la plancha en casa de su amiga Titania, es más si fuese por él, se quedaría tirado en alguna roca, echando una siesta al sol. Pero el deber le llamaba y un elfo de su calibre estaba obligado a cumplir con él.

    Con paso decidido, se internó en la espesura del bosque atravesando atléticamente los primeros trescientos metros y bastante penosamente a partir de estas primeras tres centenas. Y es que seiscientos años se hacían notar y él no era más el fornido guerrero que había desatado locura entre las elfas hacía nada más que dos o tres siglos.Ya agotado después de recorrer medio kilómetro se sentó en una roca que había en la raíz de un árbol y cerró los ojos. Al segundo escucho un sonoro "plaf" que lo alarmó y obligó a observar su entorno: En frente de él se encontraba un elfo vestido con un elegante traje de hilo verde compuesto por un pantalón ajustado, de los que nunca pasan de moda y una camisa con los botones abrochados hasta los dos últimos. El individuo media más o menos un metro setenta de alto (bastante para un elfo), con un pelo lleno de canas y una abundante barba que también poseía la blancura neval de su cabellera.

    - ¿Papá? – Aventuró emocionado el adormecido elfo.

    - Sí Tolsimir, soy yo – Respondió con dignidad la canosa figura que se erguía en frente suyo. En un acto reflejo, el antiguo guerrero se levantó del sitio donde estaba sentado e hizo ademán de aproximarse a su padre.

    - No, no me puedes tocar – Dijo este a su primogénito -, los de arriba son muy estrictos – Murmuró con aires de complicidad y los ojos clavados en el firmamento.

    Tolsimir, con un miedo palpable, retrocedió ante la advertencia y preguntó:

    - Pero padre, ¿No habías muerto?

    Hacía unos ciento cincuenta años unos orcos atacaron las tierras donde vivían y el hombre culpable de la existencia de Tolsimir vivió al ataque con regalo incluido: una hermosa flecha con plumas de ganso perfectamente seleccionadas clavada en su pecho, a los pocos días había muerto.

    - Siempre supe que tenías pocas luces – Suspiro moviendo horizontalmente la cabeza el elfo que llevaba un siglo y medio muerto - ¿A quién crees que me refería con la expresión "los de arriba"?

    Avergonzado por su torpeza, agachó la cabeza como solía hacer con los oficiales en su época de guerrero. Un incomodo silencio se materializo entre los dos en el ambiente.

    - Y, ¿Para qué estás aquí? – El huérfano elfo no era muy dado a mantenerse callado por mucho tiempo.

    - Te quería dar un consejo – Respondió con cierta sequedad.

    Tolsimir esperó tranquilo a que se lo diese, pero su padre no decía nada y ya pasó muchos minutos en silencio, con lo que tomó la iniciativa.

    - ¿Cuál es?

    - No se, me olvidé – El canoso fantasma no parecía afectarle mucho su falta de memoria – La verdad que baje, más que nada, porque no aguantaba a los de arriba.

    - Me dijiste que son muy estrictos.

    - Sí, y además dan miedo – consultó la sombra de los árboles y agregó – aun me quedan unos minutos, dime hijo, ¿a dónde ibas?

    - A casa del druida que vive en el claro del bosque.

    - Me acuerdo del druida, el borracho que me cobraba caros los vinos. –No poseía una visión muy buena de las personas que realizaban esta profesión.

    Otro silencio invadió la conversación, Tolsimir volvió a sentarse en la roca y observó los cabellos de su padre, preguntándose si las canas serían hereditarias. Mientras, su padre observaba con detalle un pájaro que estaba posado en una rama del roble que tenía delante de él.

    - He de irme hijo, hasta luego.

    - Adiós padre – Dijo Tolsimir con tono melancólico.

    Mientras mieraba el fantasma que se alejaba de él pensaba: "Esto se lo cuento a Titania y no se lo cree". En ese momento su padre se dio vuelta y gritó:

    - Ya me acuerdo del consejo, la próxima vez asegúrate de que las setas que comas no sean alucinógenas.

  2. #2
    Moderador/a
    Registrad@ el
    15/04/2007
    Localidad
    Bcn
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    13.631
    Agradecido
    1539 veces
    Temas
    548
    Juas... A ver, mal en sí no está. Lo último hasta me ha hecho sonreír, xD. Tendría en cuenta poner un poco de más puntuación en el principio y algunos fallos como "en frente suyo" en vez de "Enfrente de él", xD.

  3. #3
    Wiiiiii
    Registrad@ el
    13/02/2010
    Localidad
    Barcelona
    Sexo
    Chico
    Edad
    26
    Mensajes
    1.054
    Agradecido
    686 veces
    Temas
    11
    Fue mi primer relato, es de los más flojillos que tengo, pero uno de a los que más cariño le guardo. Gracias por la crítica y sugerencia. Continuamos con el segundo... no, no está basado en hechos reales. Primera y última vez que intenté algo dulzón.

    Una clase como cualquier otra.

    Dos ojos me observan, queman mi piel con su mirada mientras un incómodo sofoco se extiende por mi rostro al sentirme dentro de ese hermoso par de pupilas. Busco a mi alrededor posibles testigos, suspiro aliviado al no encontrar más que caras atentas a la
    explicación que se lleva a cabo delante.

    Intento concentrar mi mente en la clase, pero ya es imposible. En consecuencia gasto el tiempo que falta para oír el estridente sonido de la sirena en idear un plan, en trazar cada una de las líneas del mapa que, espero, me lleven después de recorrerlo a tus dulces labios, a esa fruta prohibida del jardín del Edén.

    Mido cada palabra, calculo cada segundo, memorizo hasta el más mínimo detalle de mi futura declaración, para después poder reproducirla a la perfección y no tener que aguantar un ridículo mucho mayor de lo necesario. A pesar de todo, apunto el completo de mi plan en la hoja en un principio destinada a las matemáticas.

    Miro inseguro el reloj, para encontrarme con que sólo pasó un minuto desde la última vez que lo consulté. Me aseguro que funcione, temiendo una posible avería. Pero no me encuentro con errores y cercioro el temor ya previsto de que esta es una de esas ocasiones en las cuales el tiempo no duda en hacerse rogar.

    Mientras aguardo a que concluya la clase para poder desatar las pesadas cadenas que arrastro, repaso los tediosos detalles del plan
    ideado, sin poder apartar mi vista de la víctima de éste, que ahora se encuentra inmersa en una tediosa explicación de álgebra, la cual en otras ocasiones hubiese comprendido, pero que ahora no me suena más que a chino.

    Un sonido lejano me saca de mis pensamientos, es la sirena indicándome que ha llegado la hora de ejecutar El Plan. Siento la presión en mi pecho mientras espero el momento justo, el segundo en que pase delante mió y pueda reproducir las palabras seleccionadas.

    La ocasión a llegado, es ahora o nunca. Me paro decidido, abro la boca buscando las frases memorizadas, la cierro sin emitir sonido alguno y observo como se aleja el segundo elegido junto con la persona elegida, mientras me consuelo con la extraña esperanza de que aún llevando a cabo El Plan, me hubiese rechazado.

  4. #4
    lirdnam narg namor
    Registrad@ el
    12/10/2009
    Sexo
    Chica
    Edad
    27
    Mensajes
    856
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    0
    Con que Llanowar...

  5. #5
    Moderador/a
    Registrad@ el
    15/04/2007
    Localidad
    Bcn
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    13.631
    Agradecido
    1539 veces
    Temas
    548
    Ya leeré el segundo cuando haya tiempo. Por cierto, ¿en la Vila dices que vives? xD

  6. #publi
    Publicidad

     

  7. #6
    Wiiiiii
    Registrad@ el
    13/02/2010
    Localidad
    Barcelona
    Sexo
    Chico
    Edad
    26
    Mensajes
    1.054
    Agradecido
    686 veces
    Temas
    11
    Sí, Snorkie, lo reconozco, Magic es uno de mis vicios. Pero lo estoy dejando, lo juro.

    En la Vila vivo desde hace unos meses. Mucho mejor que Alicante, no hay punto de comparación.

    Mañana con más tiempo podré el siguiente, que hoy me da pereza.

  8. #7
    Moderador/a
    Registrad@ el
    15/04/2007
    Localidad
    Bcn
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    13.631
    Agradecido
    1539 veces
    Temas
    548
    Tux escribió: Ver mensaje
    Sí, Snorkie, lo reconozco, Magic es uno de mis vicios. Pero lo estoy dejando, lo juro.

    En la Vila vivo desde hace unos meses. Mucho mejor que Alicante, no hay punto de comparación.


    Mañana con más tiempo podré el siguiente, que hoy me da pereza.
    Si tú lo dices... Yo los he visto y dejan un poco que desear, jaja. La entrada es la cocina... x) Bueno, no desvío el tópic,

  9. #8
    lirdnam narg namor
    Registrad@ el
    12/10/2009
    Sexo
    Chica
    Edad
    27
    Mensajes
    856
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    0
    Tux escribió: Ver mensaje
    Sí, Snorkie, lo reconozco, Magic es uno de mis vicios. Pero lo estoy dejando, lo juro.

    En la Vila vivo desde hace unos meses. Mucho mejor que Alicante, no hay punto de comparación.

    Mañana con más tiempo podré el siguiente, que hoy me da pereza.
    Tranquilo, si yo también juego.

  10. #9
    Wiiiiii
    Registrad@ el
    13/02/2010
    Localidad
    Barcelona
    Sexo
    Chico
    Edad
    26
    Mensajes
    1.054
    Agradecido
    686 veces
    Temas
    11
    Gña.

    Un día de caza.

    Agustín entra al aula. Se acerca a la silla, deja la cartera en el suelo, saca uno de sus bolígrafos del bolsillo (tiene alrededor de nueve) y sonríe mientras espera al profesor. Es uno de los pocos (quizá el único) al que la época de exámenes no le molesta. Para él es un trámite en el cual se dedica rellenar formularios con las respuestas que sabe correctas. Es más, estas semanas incluso le gustan.

    Son los momentos en que la esencia de cada persona sale a la luz y deja ver tal cual son. Él divide a los alumnos en varias categorías, según lo que ve en su comportamiento. Por un lado están "los del montón", estos suelen tener un promedio de notas desde cuatro hasta seis, una limitada inteligencia y se caracterizan por estudiar sólo en vísperas de exámenes y por ser los más numerosos. Luego hay una
    especie limitada: "los codos rojos", ellos estudian día a día con un extra en las semanas de tensión, sacan buenas notas y, sin embargo, no son de los más inteligentes, lo que pasa es que tienen buena memoria (estudian todo al pie de la letra) y mucha constancia. No hace falta aclarar que están en peligro de extinción.

    Lo interrumpe la irrupción del profesor en el aula, quien mira amenazador a la masa de alumnos que se encuentran parloteando. Se hace el silencio mientras la imponente fiera se acerca a su escritorio, saca un fajo de papeles y los reparte. Agustín por fin tiene en sus manos el formulario que debe llenar, pero su pensamiento se dispersa y retoma el hilo anterior.

    Finalmente, la última especie: "los pasotas". Estos son, en resumidas cuentas, quienes pasan o dice pasar de los exámenes. Hay muchos tipos: los "pasotas-arrepentidos", que estudian la noche antes del examen (o la hora antes) después de un atracón de arrepentimiento por su dejadez; los "pasotas-amantesdelosdeportesextremos", ellos prefieren el riesgo, son grandes hacedores de chuletas, además de expertos en el arte de copiar y, para finalizar, los "pasotas-pasotas", son aquellos a los que los exámenes no les interesan, ni estudian, ni se preocupan por ello, ya sea por que son tan inteligentes que no lo necesitan o simplemente por mera pereza.

    Agustín sacude la cabeza. Debe concentrarse. Baja la vista, ve el formulario por primera vez y comienza a llenarlo con las respuestas correctas. Al acabar, levanta la mirada y se lleva una sorpresa: el profesor está en tensión. En seguida reconoce lo que le pasa: acaba de olfatear una presa, su sexto sentido (nato en todos las personas que se van a dedicar a la enseñanza) le avisa de que alguien se está copiando.

    La fiera comienza a pasear la vista por el entorno. Mira a un lado, al otro. Busca a ese "pasota-amantedelosdeportesextremos" que se le escapó. Pero no lo tiene fácil, sabe que esa especie conoce todos los secretos del camuflaje y distinguirlos en una estepa repleta de alumnos del montón es sumamente difícil.

    Agustín sonríe, consulta la hora y comprueba que al cazador le queda poco tiempo. Debe apresurarse si quiere que su presa no se escape con el sonido del estridente timbre. La fiera empieza a dar vueltas por la clase olfateando el aire. Advierte a dos que están hablando, pero sabe que ellos no son quienes han alertado a su sexto e infalible sentido, lo hace para controlar su hambre y poder estar lúcido para su verdadero enemigo.

    - Queda poco tiempo, vayan terminando que no pienso esperar.

    Cambia de estrategia, ahora en vez de buscar él mismo al agresor, espera a que ésta se delate. No es mala idea, le informa del poco tiempo que queda para que se descuide entre las prisas y se de a ver. Pero no parece funcionar. A este paso el fiero carnívoro se quedará con hambre. Sin embargo, simula no desesperar. Mira otra vez el entorno. Su rostro está en tensión, su cuello rígido, su vena yugular se acentúa peligrosamente mientras continúa con su inspección. No puede dejar a su presa impune, sabe que es la misma que lo ha burlado en otras ocasiones y desea que en esta oportunidad no sea así.

    Suena el timbre. Agustín se guarda el bolígrafo en el bolsillo (junto con los demás), se acerca al profesor con su examen y se lo entrega a la vez que observa como el cazador frustrado hace un último y desesperado intento de encontrar a su enemigo y poder abrirle una herida ovalada color tinta roja en la hoja de su examen. Vuelve a su lugar, recoge la cartera y sale al pasillo. Una vez en él, el joven alumno, se acerca a una papelera de basura, tira en ésta los folios diminutos y completamente escritos que lleva pegados en la manga de su suéter y se va pensando en la útil que es saber cómo camuflarse.

  11. #10
    Avatar de Paranoid Hard to explain.
    Registrad@ el
    04/08/2008
    Localidad
    barsalona.
    Sexo
    Chica
    Edad
    27
    Mensajes
    5.297
    Agradecido
    166 veces
    Temas
    29
    Joder, este último es cojonudo, me ha encantado.
    Herida ovalada color tinta roja...
    sí señor.
    Control is an illusion.


Permisos de tu Usuario

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes publicar respuestas
  • No puedes adjuntar archivos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
  • El código BB está activado
  • Los emoticonos están activados
  • La etiqueta [IMG] está activado
  • La etiqueta [VIDEO] está activado
  • El código HTML está desactivado
  • Los Trackbacks están desactivados
  • Los Pingbacks están desactivados
  • Los Refbacks están activados
  • Temas similares

    1. Miss/Míster Ek III Edición [Borrador]
      Por Kullervo en Foro General
      Respuestas: 96
      Último mensaje: 18/07/2008, 12:38
    2. Borrador de un nuevo sistema económico
      Por humor.ingles en Acción Social
      Respuestas: 21
      Último mensaje: 29/03/2007, 23:34