Un texto que escribi hace mucho tiempo...

Llevo 2 años en una jaula de papel... podria salir, es facil romper de un puñetazo esas paredes que me separan de las personas, de la vida lejos del tormento continuo de mi carcel. El problema es que siempre he amado mi prision, las cadenas que sujetan mis alas y el pañuelo que me tapa los ojos y que no me deja ver lo que soy en realidad. Pensar en lo que hay fuera de ella me da miedo, pues me siento protegida donde estoy. Nadie puede llegar a mi y por lo tanto, nadie me hara daño jamas... tampoco ningun bien. HIPOCRESIA. Ella me dice que con ella estoy a salvo, que ella me hara fuerte y que es ella la que hace crecer mis alas cada vez que son cortadas. Me asegura que ella es la UNICA SOLUCION. Y yo se que miente, me mintio desde el principio, se que es ella la culpable de que mis alas se rompan, de que la vida me ahogue y de que la muerte parezca tan atractiva... me prometio felicidad... me prometio la LIBERTAD, y no soy mas que un juguete para ella, una esclava sin dignidad que puede mover a su antojo, una muñeca a la que zarandea hasta que un dia, toda andrajosa y rota, pierda la cabeza.
Y sigo siendo su esclava porque la sigo amando... sigo engañandome y creyendo que fue ella quien virtió algo de luz cuando estaba sometida en las sombras. Y ahora, por su culpa me he acostumbrado a las tinieblas. Ya no se que es ser normal, ha hecho que me olvide del mundo. Es egoista, quiere ser la unica existencia para mi, quiere ser mi vida, mi diosa, mi TODO.