Y así como el demonio susurra al ángel sus negatividades más preciadas,
con la correspondiente búsqueda de esa alegría tan ansiada.

Así como mar y roca se golpean y aman en silencio.
Larga batalla...su bandera, el viento.
Así como el niño se niega a dejar atrás su infancia,
y el mundo le exige madurar sin tardanza;

Así, señores,se amaban ellos.
Ella, con la dominación de la razón por todo su ser.
Él. con la sencillez del niño que no quiere crecer.
Batalla de dos almas, ¿la bandera? El corazón.
Ángel y demonio, una sola unión.

Dos almas.
Dos ilusiones.
Dos diferencias.
Dos destinos.
Almas dejándose llevar por un solo camino.



Está en verso libre ya que si os soy sincera no sé como escribir un poema con medida, y además lo escribí en un momento de desahogo. Tiene mucho transfondo, va sobre una relación en la que él y ella son los polos opuestos, ya aunque se atraen, tienden a separarse. Espero que os guste