Nunca hagas esto con la Ouija

maleva

New member
Yo deje de practicarla despues de una terrible experiencia que tuve de la cual aun hoy me estoy recuperando. Hay quien cree y quien no, pero aunque no creas y desees experimentar con eso, no lo hagas, recuerda qu al momento de abrirse una puerta, ya es dificil o imposible volver a cerrarla.

La Leyenda de la Ouija

La palabra Ouija parece venir de una mezcla germano-francesa que nos da el propio término a definir.Oui (sí) y Ja (sí) son dos términos análogos en sus correspondientes idiomas y no es más que una rotunda afirmación, de ahí viene su nombre.



La Ouija es un tablero en el que se encuentran grabados y representados todos los caracteres del alfabeto, los números de 0 a 9 y en un lugar preferente el Si y el No. Este es el tablero básico con el que se suele practicar la Ouija en nuestra sociedad y cultura, obviamente todo está sujeto a modificaciones y otros practicantes añaden frases para acortar el tiempo de formación del mensaje y hacer la sesión más rápida.



2. Las reglas del juego​

En las numerosas historias que giran en torno a la Ouija, siempre se menciona que hay que respetar ciertas reglas. Por ejemplo: Nunca debe usarse en un cementerio, nunca debe usarla una sola persona, y siempre debe decirse adiós.​

Si se siguen las reglas, todo irá bien, pero en caso contrario, más vale tener mucho cuidado. Existe la creencia de que si no se siguen las reglas al pie de la letra, es posible abrir una puerta que comunica con el reino de los espíritus y, del mismo modo, si no se cierra la puerta correctamente, los espíritus pueden seguir a los jugadores a su mundo. Por si acaso las cumplimos.


Evita:​

- Prohíbe a los participantes que insulten de palabra a un espíritu con el que hayan contactado.
- Si la tablilla empieza a deletrear mensajes molestos, perturbadores e inquietantes, cierra la sesión inmediatamente.​

- Solo deben participar personas serias y respetuosas.​

- No uses la ouija a la ligera.​

- Nunca le pidas a un espíritu que demuestre su presencia físicamente.
- Las personas que han vivido la vertiente aterradora de la ouija dicen que es desastroso.
- No bebas alcohol ni uses drogas alucinógenas, incluso maría​
.
- Limpia tu mente de pensamientos negativos o que te distraigan. Debes mantener la mente limpia y clara.​

- Las personas con desórdenes psicológicos o psicóticos, personas nerviosas, inquietas o con tendencias adictivas no deben usar el tablero ouija.


Por lo general los resultados son contradictorios, hay personas que creen ciegamente en estos "rituales" y otros tiene sus dudas.

Si deseas participar de una sesión de uija te recomiendo que veas el video que dejo mas abajo... trata sobre lo que puede salir mal y lo que realmente no debemos hacer bajo ningún motivo.. y porque no también de los graves problemas que esta practica puede generar.​
 
Última edición por un moderador:

Avok

I ♡ ♬
Venga, esto ya es el colmo. Quien narices cree ya en estas tonterias?

Cansas...
 

Milk

issues
Yo hice la ouija en primaria con mis amigos en el recreo. Están todos en silla de ruedas menos yo.

Es broma, jeje. Ni puta gracia.
 

Frère Jacques

Well-known member
Sí se mueve la moneda o el vaso o lo que quiera que se use. Pero lo mueven entre todos (unos más y otros menos) lo que pasa es que los participantes se convencen de que no es así porque ellos mismos no están haciendo bastante fuerza para que se mueva el vaso. Sugestión colectiva.
 

Frère Jacques

Well-known member
Tenía 18 años por entonces y un hambre terrorífica porque algo de magia fuera real. Tantos grimorios medievales, la cábala, los alquimistas, los antiguos magos persas, tenía que haber algún fondo de verdad y yo quería descubrirlo. También quería ser como esos personajes de Lovecraft, que dudan de estas tonterías pero descubren un secreto sorprendente de uno de sus antepasados y se proponen continuar las investigaciones donde este las dejó, por interés científico al principio, por hambre de poder después, pero siempre acaban trasquilados por jugar con cosas que es mejor dejar en la ignorancia. Yo sabía que no había nada pero quería que lo hubiera. Entraba con otros chavales, frikis que no follaban como yo, a una casa abandonada del pueblo y allí hacíamos nuestras sesiones.

Quién tuviera 18 años otra vez.
 
Arriba