Muere Mario Benedetti.

Kay

Scarpetta
¡Adiós! al grande de la poesía

Centenares de personas se dieron cita ayer en la sede del parlamento uruguayo para rendir un último homenaje y decir adiós a uno de los escritores más versátiles y prolíficos de Iberoamérica, fallecido el domingo 17 de Mayo en su residencia de Montevideo, a los 88 años.


Varias generaciones de uruguayos desfilaron ayer, muchos con los ojos llorosos, ante el féretro con los restos del escritor Mario benedetti, que dejó a su "paisito" una obra amplia y diversa y reconocida en todo el mundo.

"Fué un creador fértil y generoso , un querido maestro que desbordó generos", destacó el cantautor Daniel Vigletti, amigo personal de Benedetti, con quién compartió escenarios en varias partes del mundo, mezclando poesía y música.
"Mario siempre fué un hombre comprometido , que se jugó por sus ideas, dentro del Uruguay y en el exilio, defendió los derechos humanos hasta el último día de su vida", agregó.

"Benedetti fué o es, porque me cuesta hablar en pasado, un hombre que desparramó sentimientos y obra por todo el mundo", señaló.
"Superó generaciones y hoy son muchos los jóvenes que lo leen y sienten avidez por su obra", destacó.

Viglietti fué el primer amigo de Benedetti que llegó a la capilla ardiente, instalada en el solemne Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo. Allí estuvo junto a Ariel Silva, secretario del escritor, para rendirle un último homenaje.
Poco despés llegó el Presidente uruguayo Tabaré Vázquez, junto al Vicepresidente Rodolfo Nin Novoa.

Todos, incluidos niños, querían rendirle homenaje a quién fué considerado un símbolo comprometido de la Literatura Iberoamericana.
El velatorio del Benedetti, coincide con los festejos por el día del Ejército y el Soldado en Uruguay, a los que el autor estuvo enfrentado durante la dictadura que gobernó el país de 1973 a 1985.

La muerte de Benedetti ha despertado pesar en escritores, músicos y políticos de América Látina y España, que han destacado sus virtudes como ser humano y no sólo las literarias.








 
Arriba