Denuncia literaria al maltrato

PenelopeRuiz

New member
He aquí la historia de un maltrato, de mi blog. http://www.mistersibarita.blogspot.com
Espero que os guste!*

Tras una sábana se esconde. No sabe que ocurre, es demasiado duro aceptarlo. Aunque ya debería estar acostumbrada pues mi mejilla nunca ha dejado de estar amoratada y magullada.
Pero ella no se atreve, le quiere demasiado, y está segura de que él no es así, todo cambiará, ya lo verás...
Y navegaremos juntos con nuestro velero por el mar báltico, me rodearás la cintura, me abrazarás cálidamente y plácidamente besarás mi sien. Forcejearé contigo, accidentalmente caeremos al mar, te rescataré con una sonrisa, y no me abandonarás allí. Ya lo verás, ya lo verás, será estupendo, porque volveré la vista atrás, y allí estarás allí, dispuesto y entregado.
¿Te acuerdas del día en que nos conocimos?
Que suerte haberte conocido...Tus manos de pianista, tus delicados dedos de ebanista, han sido creados para acariciarme, para escribir poesías, para algo delicado, y para nada más, nada más, nada más, nada más.
Se cierne una tormenta para mi, una cinta de cuero arremete contra mi piel, en los brazos con los que tantos abrazos te ofrecí, en mi rostro, ese que te enamoró cuando nos conocimos, en mi vientre, milagro en forma de bebé. Mi parto es inminente, él me llevará al hospital, y cuando nuestra niña se asome a su nueva vida, me estrujará fuertemente la mano. Sentiré su calor más inmediato, su presente más emocionante...porque cogerá a Gala con su ternura, y no podrá evitar emocionarse...
En el fondo me quiere, pero tiene un problema de autocontrol, queremos ser una familia feliz. Este Febrero marchito conlleva a un Marzo alegre y emotivo. Iremos juntos de vacaciones, en familia, me prometo que no tendré cardenales.
Y el 11 de Marzo, se pronunció un desastre, la muerte cosechó muchas almas, demasiadas almas cruzaron las puertas del destino sepulcral. Sucedió en Madrid, donde varias bombas explotaron, y en la noche del día, en el adiós más minucioso, en el terror que no esconde, en el abismo más egoísta, desmembrados y maltrechamente descompuestos, cientos de miles de cuerpos, infinitos en mis recuerdos, cadáveres que repugnan y hacen apartar la vista, desagradable situación, hasta el punto de desear la muerte. Maldito el día en que se abrió la caja de Pandora...todo se nos ha ido de las manos...y con ella, mi vida, por la senda de la inocencia. Este día siempre lo recordaré, demasiado gris, apenas pude divisar un rayito de sol entre la nívola...demasiado macabro recordar que me golpeó hasta la muerte, que no encontró el autocontrol, se le escapó de las manos, no pensó en mi como una historia feliz...ahora estará en la cárcel, o pagando mi seno sepulcral con una leve sonrisa en su rostro. Solo se que me golpeó tanto, que golpeó el alma, solo se...que la sangre, era lo de menos.
 
Arriba