Google ofrece a los editores españoles un acuerdo similar al de Estados Unidos.
Magalí Urcaray



Google pretende alcanzar con editores y escritores españoles un acuerdo similar al firmado en Estados Unidos para facilitar el acceso legal a libros online. En realidad, el acuerdo español todavía depende de la ratificación del estadounidense por parte de un tribunal de dicho país, sentencia que está prevista para verano.

En la rueda de prensa que Google organizó en Madrid, el responsable del sistema de Búsqueda de Libros en español, Luis Collado, explicó que el acuerdo que están ofreciendo a las editoriales pretende ser un escaparate on line, de medio de difusión para que más gente conozca sus libros.

Desde 2004, la cifra de editoriales que se suman a la iniciativa aumenta cada día y las temáticas que abarcan son de lo más diversas, desde textos educativos a libros de auto ayuda y obras científicas. La aceptación o el rechazo del acuerdo se mueve entre el temor ante nuevas formas de distribución y la expectación por la venta a través de internet, aunque muchos editores comienzan a verlo no como un problema, sino como una solución y una gran oportunidad.

Si se ratifica el acuerdo en Estados Unidos, Google tiene pensado extender su programa a diferentes partes del mundo y ampliar cada vez más sus posibilidades.

En la actualidad, el sistema de búsqueda de libros en español con copyright sólo permite una vista limitada de sus páginas, mientras que aquellos cuyos derechos ya han expirados pueden visualizarse al completo. El acuerdo con Google busca también la comercialización de los libros digitalizados, aunque esto se aplicará sólo a los escaneados en Estados Unidos y afectará a los usarios que inicien la búsqueda desde allí.

En estos momentos, el Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO) se está poniendo en contacto con todos sus socios para ofrecerles la posibilidad de reclamar en su nombre la digitalización no autorizada que Google ha podido realizar en Estados Unidos durante los últimos años.

Santiago de la Mora, responsable de la sección europea del programa, añadió que los autores que confirmen que sus libros han sido digitalizados sin autorización percibirán 60 dólares. Por su parte, Google recibirá un 37 por ciento por la venta de libros, mientras el 63 por ciento restante irá a un registro de derechos de libros independiente que se encargará de localizar a los autores para repartir los beneficios.

En el programa de afiliación del sistema de Búsqueda de Libros en Google, en el que hasta estos momentos participan unas veinte mil editoriales y bibliotecas, pueden buscarse cerca de un millón de obras, mientras que en el programa general pueden localizarse ya más de siete millones de libros en más cien lenguas distintas.


[Vía: Yahoo! Noticias]
[Más información: Acuerdo de la Búsqueda de Libros de Google]
[Fuente: http://www.papelenblanco.com/2009/03...os-unidos#more]