Frases de Libros.

  1. #166
    Avatar de Dunkeliebe Reina de los condenados
    Registrad@ el
    02/03/2004
    Sexo
    Chica
    Edad
    27
    Mensajes
    2.588
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    55
    TaS escribió: Ver mensaje
    Los impulsos reprimidos se derraman, y el derramamiento es sentimiento, pasión, incluso locura; todo depende de la fuerza de la corriente, y de la altura y la resistencia del dique. La corriente que no es detenida por ningún obtáculo fluye suavemente, descendiendo por los canales predestiandos hasta producir un bienestar tranquilo.


    La felicidad real siempre parece escuálida en comparación con las compensaciones que ofrece la desdicha. Y, naturalmente, la estabilidad no es, ni con mucho, tan espectacular como la inestabilidad. Estar satisfecho de todo no posee el encanto que supone mantener una lucha justa contra la infelicidad, ni el pintoresquismo del combate contra la tentación o contra una pasión fatal o una duda. La felicidad nunca tiene grandeza.

    DIos santo, qué libro!! lo acabo de terminar y me he quedado flipada-acojonada
    There's always something different going wrong
    The path I walk's in the wrong direction
    There's always someone fucking hanging on
    Can anybody help me make things better?


  2. #167
    Avatar de TaS
    TaS
    TaS está desconectado/a
    Entendid@
    Registrad@ el
    22/02/2008
    Localidad
    Málaga
    Sexo
    Chica
    Edad
    30
    Mensajes
    717
    Agradecido
    13 veces
    Temas
    6
    Yo tambien me quede con esa sensación jeje.
    El libro me encantó.

  3. #168
    Avatar de cнeĸeтeĸα These days
    Registrad@ el
    16/05/2004
    Localidad
    Barras de bar, vertederos de amor.
    Sexo
    Chica
    Edad
    28
    Mensajes
    20.344
    Agradecido
    44 veces
    Temas
    260
    - Toqué entonces el mundo: lo hice mío, fue mío.

    Poema: Hoy, del libro La Vida, de Eloy Sánchez Rosillo.
    .. Pedras no meu caminho? Guardo todas e faço castelos ..

  4. #169
    Avatar de cнeĸeтeĸα These days
    Registrad@ el
    16/05/2004
    Localidad
    Barras de bar, vertederos de amor.
    Sexo
    Chica
    Edad
    28
    Mensajes
    20.344
    Agradecido
    44 veces
    Temas
    260

    Madame Bovary, Gustave Flaubert

    Segunda parte, cap. XII

    [...] A veces, en mitad del día, a Emma se le antojaba de pronto escribirle; [...] Rodolfo acudía; Emma le había llamado para decirle que se aburría, que su marido era odioso y la existencia horrible.
    - ¿Y qué puedo hacer yo? - Exclamó Rodolfo un día, un poco irritado.
    - ¡Ah, si tú quisieras!...
    Estaba sentada en el suelo, entre las rodillas del hombre, suelto el pelo, perdida la mirada.
    - ¿Qué? - preguntó Rodolfo.
    Emma suspiró:
    - Nos iríamos a vivir a otro sitio... a alguna parte...
    - ¡Estás loca, la verdad! - dijo él riendo -. ¿Es posible?
    Emma insistió; Rodolfo se hizo el desentendido y cambió de conversación. No comprendía toda aquella perturbación en una cosa tan sencilla como el amor. Emma tenía un motivo, una razón y como una causa más de su amor a él.
    Era un amor que crecía día a día por la repulsión al marido. Cuando más se entregaba a uno más execraba al otro; nunca le parecía Carlos tan desagradable, con unos dedos tan cuadrados, tan romo de cerebro, de unos modales tan vulgares, como después de sus encuentros con Rodolfo, cuando estaban juntos. Entonces, a la vez que se hacía la esposa y la virtuosa, se inflamaba pensando en aquella cabeza, en aquel pelo negro que caía en un bucle hacia la frente morena de sol, en aquel cuerpo a la vez tan robusto y tan elegante, en aquel hombre, en fin, que poseía tanta experiencia en la razón, tanto fuego en el deseo.


    [...]
    Además tenía unas ocurrencias raras:
    - ¡Cuando den las doce de la noche - le decía - pensarás en mí!
    Y si él contestaba que no había pensado en ella, surgía una andanada de reproches, que terminaban siempre en la eterna pregunta:
    - ¿Me amas?
    - ¡Claro que te amo!
    - ¿Mucho?
    - ¡Naturalmente!
    - ¿No has amado a otras, eh?
    - ¿Crees que me has conocido virgen? - exclamaba él riendo.
    Emma lloraba, Rodolfo se esforzaba por consolarla, adornando con palabras graciosas sus protestas de amor.


    [...]
    Allí, afuera, estaba Rodolfo. Se echó en sus brazos.
    - Ten cuidado - le dijo Rodolfo.
    - ¡Ah, si supieras!
    Y se puso a contárselo todo, apresuradamente, sin dilación, exagerando los hechos, inventando varios y prodigando los paréntesis con tal abundancia que Rodolfo no entendía nada.
    - ¡Vamos, pobre ángel mío, valor, consuélate, ten paciencia!
    - ¡Perro llevo cuatro años teniendo paciencia y sufriendo...! ¡Un amor como el nuestro se debería confesar a la faz del cielo! No hacen más que torturarme. ¡No puedo soportar más! ¡Sálvame!
    Y se apretaba contra Rodolfo. Sus ojos, llenos de lágrimas, centelleaban como llamas bajo la onda; tenía la respiración entrecortada; nunca le había amado tanto, hasta el punto de que perdió la cabeza y le dijo:
    - ¿Qué hay que hacer? ¿Qué quieres?
    - ¡Llévame contigo! ¡Ráptame!... ¡Oh, te lo suplico!
    Y se precipitó a su boca, como para arrancarle el consentimiento inesperado que de ella se exhalaba en un beso.
    - Pero... - dudó Rodolfo.
    - ¿Qué?
    - ¿Y tu hija?
    Emma reflexionó unos momentos y luego contestó:
    - ¡La llevaremos, ya está!
    << ¡Qué mujer!>>, se dijo mirándola alejarse.
    Pues acababa de escapar al jardín. La llamaban.


    [...]
    - Estás triste - le dijo Emma.
    - No, ¿por qué?
    Y la miraba de una manera singular, tierna.
    - ¿Es por marcharte? - insistió Emma -, ¿por dejar tus afectos, tu vida? ¡Ah, lo comprendo!... Pero yo no tengo nada en el mundo, tú lo eres todo para mí. Por eso yo seré toda para tí, una familia, una patria: te cuidaré, te amaré.
    - ¡Eres encantadora! - le dijo abrazándola.
    - ¿De verdad? - le preguntó con una risa de voluptuosidad-. ¿Me amas? ¡Júralo!
    - ¡Que si te amo! ¡Que si te amo! ¡Te adoro, amor mío!
    [...]
    - ¡Todavía estás a tiempo! Reflexiona, quizá te arrepentirás.
    - ¡Nunca! - exclamó impetuosamente.
    Y, acercándose a él:
    - ¿Qué desgracia me puede ocurrir? No hay desierto, no hay precipicio, no hay océano que yo no atravesara contigo. A medida que vivamos juntos será como un abrazo más apretado cada día, más completo ¡No tendremos nada que nos perturbe, ninguna preocupación, ningún obstáculo! Estaremos solos para nosotros, enteramente, eternamente... ¡Habla, contéstame!
    Contestaba a intervalos regulares: <<Sí... sí...>>
    [...]
    Y le miró alejarse.
    Rodolfo no miraba hacia atrás[...] estaba ya al otro lado del río y caminaba de prisa por la pradera.
    Pasados unos minutos se detuvo; y cuando la vio diluirse poco a poco en la sombra con su vestido blanco, como un fantasma, le dieron tales palpitaciones que se apoyó contra un árbol para no caerse.
    - ¡Qué imbécil soy! - dijo jurando espantosamente -. ¡Pero es que era una amante muy bonita!
    Y, súbitamente, le reapareció la belleza de Emma, con todos los placeres de aquel amor. Primero se enterneció, luego se rebeló contra ella. << Pues después de todo - exclamaba gesticulando -, yo no puedo expatriarme, echarme encima la carga de una niña.>> Se decía estas cosas para reafirmarse más.
    <<Y encima las complicaciones, los gastos... ¡Ah, no, no, mil veces no! ¡Sería demasiado estúpido!>>
    .. Pedras no meu caminho? Guardo todas e faço castelos ..

  5. #170
    Avatar de cнeĸeтeĸα These days
    Registrad@ el
    16/05/2004
    Localidad
    Barras de bar, vertederos de amor.
    Sexo
    Chica
    Edad
    28
    Mensajes
    20.344
    Agradecido
    44 veces
    Temas
    260

    Madame Bovary, Gustave Flaubert

    Segunda parte. Capítulo XIII

    [...]
    Escribió:

    <<¡Valor, Emma, valor! Yo no puedo causar la desgracia de tu vida...>>
    Después de todo es verdad - pensó Rodolfo-; es por su bien, soy honrado.
    <<¿Has pensado detenidamente tu determinación? ¿Conoces el abismo al que yo te arrastraba, pobre ángel mío? No, ¿verdad? Ibas confiada y enajenada, creyendo en la felicidad y en el porvenir... ¡Ah, desgraciados, insensatos de nosotros!>>
    Se detuvo aquí buscando una buena disculpa[...]Reflexionó y luego prosiguió:

    <<No te olvidaré, créeme, y te tendré siempre un profundo afecto; pero un día, tarde o temprano, este ardor (tal es la suerte de las cosas humanas) disminuiría sin duda alguna. Llegaría el cansancio, y quién sabe si no llegaría yo a sufrir el tremendo dolor de asistir a tus remordimientos y de participar yo mismo en ellos, porque sería el causante. ¡La sola idea de las penas que sufres me tortura, Emma! ¡Olvídame! ¿Por qué te habré conocido? ¿Por qué eres tan hermosa? ¿Qué culpa tengo yo? ¡Oh Dios mío, no, no, no culpes más que a la fatalidad!>>
    (Esta palabra siempre produce efectos - se dijo.)
    <<¡Ah!, si hubieras sido una de esas mujeres de corazón frívolo, de las que tantas se ven, yo habría podido, por egoísmo, intentar una experiencia que en ese caso carecería de peligro para tí. Pero esa exaltación deliciosa, que constituye a la vez tu encanto y tu tormento, te ha impedido comprender, adorable mujer como eres, la falsedad de nuestra posición futura. Tampoco yo pensé al principio en esto, y reposaba a la sombra de esa dicha ideal como quien descansa a la sombra del manzanillo, sin prever las consecuencias.>>
    [...]
    <<El mundo es cruel, Emma. A donde quiera que fuéramos nos perseguiría. Tendrías que sufrir las preguntas indiscretas, la calumnia, el desdén, tal vez el ultraje. ¡El ultraje a tí! ¡Oh!... ¡Y yo que querría sentarte en un trono! ¡Yo que llevo tu pensamiento como un talismán! Pues me castigo con el destierro por todo el mal que te he hecho. Me marcho. ¿A dónde? ¡No lo sé, estoy loco! ¡Adiós! ¡Sé siempre buena! Conserva el recuerdo de quien te ha perdido. Enseña mi nombre a tu hija, que lo invoque en sus oraciones.>>

    [...] ¡Ah! añadiré esto para que no venga a atosigarme:
    <<Cuando leas estas tristes líneas ya estaré lejos, pues he querido huir inmediatamente para evitar la tentación de volver a verte. ¡Nada de debilidad! Volveré, y acaso más adelante charlaremos los dos muy fríamente de nuestros antiguos amores. ¡Adiós!>>

    [...]¿Cómo firmaré ahora?-se dijo-. Tu fidelísimo...No. ¿Tu amigo?...Sí, eso es.>>
    <<Tu amigo.>>

    Releyó la carta. Le pareció bien.
    <<¡Pobre mujercita!- pensó enternecido-. Me va a creer más insensible que una roca; aquí harían falta unas lágrimas; pero yo no puedo llorar; no es culpa mía.>>
    Y, echando agua en un vaso, mojó en ella el dedo y dejó caer desde arriba una gruesa gota, que formó una mancha pálida en la tinta[...]
    .. Pedras no meu caminho? Guardo todas e faço castelos ..

  6. #publi
    Publicidad

     

  7. #171
    Avatar de The Faceless Muy Entendid@
    Registrad@ el
    08/01/2006
    Localidad
    Bosque Negro
    Sexo
    Chico
    Edad
    36
    Mensajes
    1.211
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    37
    "Tres anillos para los Reyes Elfos, bajo las estrellas...
    Siete para los Señores Enanos, en sus casas de piedra.
    Nueve anillos para los Hombres Mortales, condenados a morir
    y Un anillo para el Señor Oscuro, en la Tierra de Mordor, donde se extienden las sombras...

    Un Anillo para gobernarlos a todos.
    un Anillo para encontrarlos,
    un Anillo para atraerlos a todos...
    y atarlos en las tinieblas.
    En la Tierra de Mordor, donde se extienden las sombras..."

    No conozco a la mitad de ustedes ni la mitad de lo que querría, y lo que yo querría es menos de la mitad de lo que la mitad de ustedes merece.
    Bilbo Bolsón, en su fiesta de despedida en su cumpleaños centesimodecimoprimero

    Muchos de los que viven merecen morir y algunos de los que mueren merecen la vida. ¿Puedes devolver la vida? Entonces no te apresures a dispensar la muerte, pues ni el más sabio conoce el fin de todos los caminos.
    Gandalf, en su conversación con Frodo acerca del Anillo.


    ¡Cáspita, señor, nunca lo había pensado hasta ahora! Tenemos... ¡usted tiene un poco de la luz del Silmaril en ese cristal de estrella que le regaló la Dama! Cáspita, pensar... pensar que estamos todavía en la misma historia. ¿Las grandes historias no terminan nunca?
    Sam, hablando con Frodo en las Escaleras de Cirith Ungol.

    Esta es la hora de quienes viven en la Comarca, de quienes dejan los campos tranquilos para estremecer las torres y los concilios de los grandes. ¿Quién de todos los Sabios pudo haberlo previsto? Y si son sabios, ¿porqué esperarían saberlo, antes que sonara la hora?
    Elrond, el Medio Elfo, durante el concilio celebrado en Rivendel.

    No todo el oro reluce, ni toda la gente errante anda perdida; a las raíces profundas no llega la escarcha, el viejo vigoroso no se marchita. De las cenizas subirá un fuego, y una luz asomará en las sombras; el descoronado será de nuevo rey, forjarán otra vez la espada rota.
    Gandalf, en la carta que dejó en el Poney Pisador para Frodo, refiriéndose a Trancos.
    (opositivo la mncionada tb en un post)

    Si oigo decir varias veces más no está permitido, estallaré de furia.



    Colina. Sí, eso era. Pero es una palabra apresurada para algo que ha estado siempre aquí desde que se formó esta parte del mundo.
    Bárbol, conversando con Merry y Pippin.

    Es muy peligroso, Frodo, cruzar la puerta. Vas hacia el Camino y si no cuidas tus pasos no sabes hacia dónde te arrastrarán. ¿No entiendes que este camino atraviesa el Bosque Negro, y que si no prestas atención puede llevarte a la Montaña Solitaria?

    Bilbo, hablando con Frodo tras una larga caminata.

    "...Desenvainó allí la espada, lo único que le quedaba de todas sus posesiones, y dijo: -¡Salve, Gurthang! No otro señor ni lealtad conoces, sino la mano que te esgrime. No retrocedes ante la sangre de nadie. Por tanto ¿no quieres la de Túrin Turambar? ¿No me matarás de prisa?
    Y en la hoja resonó una voz fría que le respondió: -Sí, de buen grado beberé tu sangre, para olvidar así la sangre de Beleg, mi amo, y la sangre de Brandir, muerto injustamente. De prisa te daré muerte.
    Entonces Túrin aseguró la empuñadura en el suelo y se arrojó sobre la punta de Gurthang, y la hoja negra le quitó la vida."

    El Silmarillion: "De túrin Turambar"

    Nunca hubo un amigo que hiciese un favor a un enano, ni un enemigo que le hiciese un mal, que no se viese recompensado por entero.
    Viejo dicho enano.


    ¡Claro¡- dijo Gandalf. ¿y porque no tendrían que cumplirse? ¿no dejarás de creer en las profecías sólo porque ayudaste a que se cumplieran? No supondrás ¿verdad? Que todas tus aventuras y escapadas fueron producto de la mera suerte, para tu beneficio exclusivo. Te considero una gran persona señor bolsón, pero, en ultima instancia eres sólo un simple individuo en un mundo enorme

    Gandalf dirigiéndose a bilbo años despues de la aventura de "El hobbit".





    " ALWAYS LOOK ON THE BRIGHT SIDE OF LIFE "

  8. #172
    Avatar de annue de verdá de deporte
    Registrad@ el
    17/09/2005
    Localidad
    Detroit Rock City
    Sexo
    Chica
    Edad
    30
    Mensajes
    2.842
    Agradecido
    2 veces
    Temas
    16
    "- Señalo al cielo porque la naturaleza de Dios consiste en manifestarse al final de la novena - dijo Tom (...) - En particular cuando las bases están llenas y sólo hay un eliminado."

    La chica que amaba a Tom Gordon, Stephen King



    "Así que extremaba el cuidado, siempre. Siempre ordenado. Siempre preparado de antemano para que todo saliera bien. Y cuando ya estaba listo, dedicaba un tiempo extra para mayor seguridad. Soy un monstruo muy pulcro."

    Dexter: el oscuro pasajero, Jeff Lindsay



    "Lo sé. Ha sido un error. No deberíamos ni haber llegado hasta aquí... Pero henos aquí, igual que en las grandes historias, señor Frodo, las que realmente importan, llenas de oscuridad y de constantes peligros. Ésas de las que no quieres saber el final, porque ¿cómo van a acabar bien? ¿Cómo volverá el mundo a ser lo que era después de tanta maldad como ha sufrido?
    Pero al final, todo es pasajero. Como esta sombra, incluso la oscuridad se acaba, para dar paso a un nuevo día. Y cuando el sol brilla, brilla más radiante aún. Esas son las historias que llenan el corazón, porque tienen mucho sentido, aun cuando eres demasiado pequeño para entenderlas. Pero creo, señor Frodo, que ya lo entiendo. Ahora lo entiendo. Los protagonistas de esas historias se rendirían si quisieran. Pero no lo hacen: siguen adelante, porque todos luchan por algo."

    El señor de los anillos, Tolkien



    "- ¿Y hasta cuándo cree usted que podemos seguir en este ir y venir del carajo? - le preguntó.
    Florentino Ariza tenía la respuesta preparada desde hacía cincuenta y tres años, siete meses y once días con sus noches.
    - Toda la vida - dijo."

    El amor en tiempos del cólera, Gabriel García Márquez.



    "Me paso el día entero diciendo que estoy encantado de haberlas conocido a personas que me importan un comino. Pero supongo que si uno quiere seguir viviendo, tiene que decir tonterías de ésas."

    El guardian entre el centeno, J.D.Salinger
    ..


  9. #173
    Avatar de cнeĸeтeĸα These days
    Registrad@ el
    16/05/2004
    Localidad
    Barras de bar, vertederos de amor.
    Sexo
    Chica
    Edad
    28
    Mensajes
    20.344
    Agradecido
    44 veces
    Temas
    260

    Madame Bovary, Gustave Flaubert

    Tercera parte. Capítulo VI

    [...]
    Tenía miedo de comprometerse.
    Después, reflexionando, advirtió que su amante tomaba unas maneras inconvenientes, y que tal vez no hacían mal intentando separarla de ella.
    Alguien había enviado a su madre una larga carta anónima diciéndole que León se estaba perdiendo con una mujer casada, e inmediatamente la buena señora, entreviendo el eterno fantasma de las familias, es decir, la indeterminada perniciosa, la sirena, el monstruo que habita en las profundidades del amor, escribió al notario Dubocage, su patrón, el cual se condujo de manera perfecta. Pasó tres cuartos de hora queriendo abrirle los ojos a León, advertirle del abismo. Una intriga como aquella perjudicaría a su futuro matrimonio. Le suplicó que rompiera, diciéndole que, si no hacía este sacrificio por su propio interés, lo hiciera al menos por él, Dubocage.
    León acabó por jurar que no volvería a ver a Emma, y se reprochaba no haber cumplido su palabra, considerando todos los inconvenientes y todos los discursos que iba a tener que soportar por aquella mujer, sin contar las cuchunfletas de sus compañeros cada mañana, alrededor de la estufa. Por otra parte iba a ascender a primer pasante: había que ser un hombre serio. Decidió renunciar a los sentimientos exaltados, a la imaginación, pues todo burgués, en el calor de la juventud, se ha creído capaz, aunque sólo fuera por un minuto, de inmensas pasiones, de grandes empresas. El más mediocre libertino ha soñado con sultanas; cualquier notario lleva en sí los restos de un poeta.



    [.....]
    Cuando llegó a casa, Felicidad le señaló un papel gris detrás del reloj. Lo leyó:
    << En virtud de la notificación, en forma ejecutoria de una sentencia...>>
    ¿Qué sentencia? Es que la víspera le haían llevado otro papel que Emma no conocía; la dejaron, pues, estupefacta estas palabras:
    << En nombre del Rey, la Ley y la Justicia, se ordena a madame Bovary...
    Y, saltando varias líneas, vio:
    << En el término de veinticuatro horas como plazo máximo>>. ¿Qué? <<Pagar la cantidad total de ocho mil francos>>. Y aún se añadía más abajo: <<Será apremiada por toda la vía de derecho, y concretamente por embargo ejecutorio de sus muebles y efectos>>.
    ¿Qué hacer?... ¡Veinticuatro horas, mañana! Seguramente, pensó, Lheureux quería asustarla una vez más pues de pronto adivinó todas sus maniobras, la finalidad de sus complacencias. Lo que la tranquilizaba era lo exagerado de la cantidad.
    Sin embargo, a fuerza de comprar, de no pagar, de tomar dinero prestado, de firmar pagarés, de renovar estos pagaré, que iban inflándose a cada nuevo plazo, había acabado por amasar a Lheureux un capital, que éste esperaba impaciente para sus especulaciones.
    Se presentó en su casa con aire despreocupado.
    - ¿Sabe lo que me ocurre? Seguramente es una broma.
    - No.
    - ¿Cómo que no?
    Lheureux se apartó un poco y le dijo cruzándose de brazos:
    - ¿Se creía, señorita, que yo iba a ser, hasta la consumación de los siglos, su proveedor y su banquero por el amor de Dios? ¡Alguna vez tengo que resarcirme de mis desembolsos, seamos justos!
    Emma protestó de la cuantía de la deuda.
    - ¡Bueno, el tribunal la ha reconocido! ¡Hay una sentencia! ¡Se la han notificado! Además, no soy yo, es Vinçart.
    - ¿No podría usted...?
    - ¡Absolutamente nada!
    - Pero..., sin embargo..., vengamos a razones.
    Divagó; no sabía nada... era una sorpresa...
    - ¿Quién tiene la culpa? -dijo Lheureux saludando irónicamente-. Mientras yo brego como un negro, usted se lo pasa bien.
    - ¡Ah, nada de moral!
    - Nunca está de más.
    Fue cobarde, le suplicó, y hasta llegó a apoyar su linda mano blanca y larga en las rodillas del mercader.
    - ¡Déjeme! ¡Cualquiera diría que quiere seducirme!
    - ¡Es usted un miserable!
    - ¡Oh, oh, qué maneras! - replicó Lheureux riendo.
    - Haré saber quién es usted. Le diré a mi marido...
    - ¡Muy bien, yo le enseñaré algo a su marido!
    Y Lheureux sacó de su caja fuerte un recibo de mil ochocientos francos que ella le había dado cuando el descuento de Vinçart.
    - ¿Cree usted -añadió- que no va a enterarse de su pequeño robo, ese pobre buen hombre?
    Emma se hundió, como derribada por un mazazo. Lheureux se paseaba de la ventana al escritorio, repitiendo:
    - Se lo enseñaré... se lo enseñaré...
    Luego se acercó a ella, y, con voz dulce:
    - No es agradable, ya lo sé; después de todo no se ha muerto nadie, y, como es el único medio que le queda de devolverme el dinero...
    - Pero, ¿dónde lo voy a encontrar? -dijo Emma retorciéndose los brazos.
    - ¡Bah, cuando se tienen amigos como los tiene usted!
    Y la miraba de una manera tan penetrante y tan terrible, que se estremeció hasta las entrañas.
    - Le prometo -le dijo- que firmaré...
    - ¡Firmas ya tengo bastantes!
    - Seguiré vendiendo.
    - ¡Qué va a vender! -la interrumpió encogiéndose de hombros-, ya no tiene nada.
    Última edición hecha por cнeĸeтeĸα, 13/06/2008 a las 19:06.
    .. Pedras no meu caminho? Guardo todas e faço castelos ..

  10. #174
    Avatar de Box
    Box
    Box está desconectado/a
    AutolesioA
    Registrad@ el
    19/11/2004
    Sexo
    Chica
    Edad
    28
    Mensajes
    2.545
    Agradecido
    33 veces
    Temas
    8
    "No me ayudes a caer en la tentación porque ya se caer yo solo"

    "Johnny pensó que aquél había sido uno de los sonidos más extraordinarios que había oído en su vida, un sonido que uno no podía describir con palabras en un libro; su esencia, al igual que la expresión de Ralph Carver al mirar a su hijo a la cara, estarían siempre fuera del alcance de cualquier escritor"

    Desesperación, Stephen King


  11. #175
    Avatar de Khaleesi ...
    Registrad@ el
    28/06/2007
    Localidad
    Valencia
    Sexo
    Chica
    Edad
    26
    Mensajes
    3.595
    Agradecido
    3 veces
    Temas
    18
    El dia arribava lentament, per capes de llum, les unes darrere les altres. I amb les primeres clarors ella tornà. I amb les primeres clarors em digué que marxava per sempre.
    Hi hagué una interrupció en la marxa de la vida. Tot s'aturà allí, en aquelles primeres clarors, davant d'un cel amb colors canviants. En l'ampla balconada d'aquell hotel construït sobre roques, tot s'aturà excepte els sentiments. Una explosió de sentiments. Primer el neguit, després l'espant, a continuació l'amor, un amor desbordat, un desig intens. Li vaig implorar i vaig abraçar-la per reternir-la. Em va refusar i em va dir: "prou".
    Va continuar un dolor intens i una excitació impotent. Vaig voler abraçar-la novament i li vaig dir: "ets meua". I em va dir que no, que era d'un altre. Que ja feia temps.
    Em va mancar l'alé. A fora tot restava en calma.
    i calmadament va marxar.
    Entre la desesperança i la tristor, va anar obrint-se camí l'arravatament, el despit i després l'odi.
    Trigà molt a arribar l'oblit perquè quan es trenquen els amors, els esperits també s'esgarren.


    Aigua en cistella, Carme Miquel

    Peléate con el árbitro, cambia las reglas, haz trampas, no olvides tus heridas, pero juega...como si no hubiera un mañana. No se trata de ganar o perder sino de cómo juegas.

  12. #176
    Avatar de Lettith |*¡[Dulce amargo]!*|
    Registrad@ el
    12/04/2008
    Localidad
    Malaga
    Sexo
    Chica
    Edad
    31
    Mensajes
    109
    Agradecido
    1 veces
    Temas
    1

    El cuento nº 13 - Diane Setterfield

    • Nos acostumbramos tanto a nuestros propios horrores que olvidamos el efecto que pueden tener en otras personas.



    • Le damos tanta importancia a nuestra propia vida que tendemos a creer que su historia comienza con nuestro nacimiento. Primero no había nada, entonces nací yo...Pero no es así. Las vidas humanas no son pedazos de cuerda que podamos separar del nudo que forman con otros pedazos de cuerda para enderezarnos. Las familias son tejidos. Resulta imposible comprender una parte sin poseer una visión del conjunto.



    • Hay veces que el rostro y el cuerpo humanos pueden expresar los anhelos del corazón con tanta precisión, que como dicen, puedes leerlos como si fueran un libro.



    • Todos tenemos nuestras aflicciones, y si bien el perfil, el peso y el tamaño del dolor son diferentes para cada persona, el color del dolor es el mismo para todos.



    • Las palabras tienen algo especial. En manos expertas, manipuladas con destreza, nos convierten en sus prisioneros. Se enredan en nuestras extremidades como tela de araña y en cuanto estamos tan embelesados que no podemos movernos, nos perforan la piel, se infiltran en la sangre, adormecen el pensamiento. Y ya dentro de nosotros ejercen su magia.



    Nunca subestiméis el poder del destino, porque cuando menos te lo esperas, el detalle más insignificante puede causar un efecto en cadena que cambie el rumbo de tu vida.

  13. #177
    Muy Entendid@
    Registrad@ el
    03/02/2008
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    2.238
    Agradecido
    20 veces
    Temas
    39
    Rabia, de Jordi Sierra i Fabra

    * La libertad es una grieta en la puerta del miedo.
    * Mi casa está donde pongo mis zapatos, pero siempre voy descalza…

    * Aquí todos lloramos mientras ángeles y demonios bailan.

    * Si tu amor se aburre, llévalo a ver la luna llena.

    * Ahora sé mucho más que cuando era vieja…

    * El tiempo dibuja tu cara, a golpes de escoplo y martillo.

    * La vida dibuja cada día tu alma, bañándola cada día con ácido.

    * Ella es caliente de día y fría de noche; contracorriente. Él espera de día y llora de noche, contracorriente.

    * La vida es una novela que siempre acaba mal: muere el protagonista.

    * Fui a comprar futuro al súper, me dijeron que estaba en «congelados».
    * Todos los idiotas saben que nunca se gana, y aún así, siguen jugando…
    * «Adiós, tengo un empleo mejor», me dijo mi ángel de la guarda…

    * Soy una ganadora, lo soy; he perdido los miedos mientras vivía.

    * Le asomaba el dolor por la garganta, y se lo tragó despacio…

    * Me duele el cuerpo, como si creciera hacia dentro, no hacia fuera. Pero más me duele el alma, esa ansiedad a veces asfixiante.

  14. #178
    Avatar de HeavyMetalHamster AlternatiVe ProgressiVe
    Registrad@ el
    16/06/2008
    Localidad
    León patria querida Oo
    Sexo
    Chico
    Edad
    32
    Mensajes
    70
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    2
    de El pais de los gnomos:

    -Tened cuidado, viejo. Por mis venas corre la divinidad
    -Y por las mias la cerveza. Habra que ver cual es mas fuerte

  15. #179
    88
    88 está desconectado/a
    Mega Usuari@
    Registrad@ el
    23/10/2006
    Sexo
    Chica
    Edad
    95
    Mensajes
    10.874
    Agradecido
    561 veces
    Temas
    150
    " Permanece así, te quiero mirar, yo te he mirado tanto pero no eras para mí, ahora eres para mí, no te acerques, te lo ruego, quédate como estás, tenemos una noche para nosotros, y quiero mirarte, nunca te había visto así, tu cuerpo para mí, tu piel, cierra los ojos y acaríciate, te lo ruego, no abras los ojos si puedes, y acaríciate, son tan bellas tus manos, las he soñado tanto que ahora las quiero ver, me gusta verlas sobre tu piel, así, sigue, te lo ruego, no abras los ojos, yo estoy aquí, nadie nos puede ver y yo estoy cerca de ti, acaríciate señor amado mío, acaricia tu sexo, te lo ruego despacio, es bella tu mano sobre tu sexo, no te detengas, me gusta mirarla y mirarte, señor amado mío, no abras los ojos, no todavía, no debes tener miedo estoy cerca de ti, ¿me oyes?, estoy aquí, puedo rozarte, y esta seda, ¿la sientes?, es la seda de mi vestido, no abras los ojos y tendrás mi piel, tendrás mis labios, cuando te toque por primera vez será con mis labios, tú no sabrás dónde, en cierto momento sentirás el calor de mis labios, encima, no puedes saber dónde si no abres los ojos, no los abras, sentirás mi boca donde no sabes, de improviso, tal vez sea en tus ojos, apoyaré mi boca sobre los párpados y las cejas, sentirás el calor entrar en tu cabeza, y mis labios en tus ojos, dentro, o tal vez sea sobre tu sexo, apoyaré mis labios allí y los abriré bajando poco a poco, dejaré que tu sexo cierre a medias mi boca, entrando entre mis labios, y empujando mi lengua, mi saliva bajará por tu piel hasta tu mano, mi beso y tu mano, uno dentro de la otra, sobre tu sexo, hasta que al final te bese en el corazón, porque te quiero, morderé la piel que late sobre tu corazón, porque te quiero, y con el corazón entre mis labios tú serás mío, de verdad, con mi boca en tu corazón tú serás mío, para siempre, y si no me crees abre los ojos señor amado mío y mírame, soy yo, quién podrá borrar jamás este instante que pasa, y este mi cuerpo sin más seda, tus manos que lo tocan, tus ojos que lo miran, tus dedos en mi sexo, tu lengua sobre mis labios, tú que resbalas debajo de mí, tomas mis flancos, me levantas, me dejas deslizar sobre tu sexo, despacio, quién podrá borrar esto, tú dentro de mí moviéndote con lentitud, tus manos sobre mi rostro, tus dedos en mi boca, el placer en tus ojos, tu voz, te mueves con lentitud, pero hasta hacerme daño, mi placer, mi voz, mi cuerpo sobre el tuyo, tu espalda que me levanta, tus brazos que no me dejan ir, los golpes dentro de mí, es dulce violencia, veo tus ojos buscar en los míos, quieren saber hasta dónde hacerme daño, hasta donde tú quieras, señor amado mío, no hay fin, no finalizará, ¿lo ves?, nadie podrá cancelar este instante que pasa, para siempre echarás la cabeza hacia atrás, gritando, para siempre cerraré los ojos soltando las lágrimas de mis ojos, mi voz dentro de la tuya, tu violencia teniéndome apretada, ya no hay tiempo para huir ni fuerza para resistir, tenía que ser este instante, y este instante es, créeme, señor amado mío, este instante será, de ahora en adelante, será, hasta el fin. "


  16. #180
    Avatar de annue de verdá de deporte
    Registrad@ el
    17/09/2005
    Localidad
    Detroit Rock City
    Sexo
    Chica
    Edad
    30
    Mensajes
    2.842
    Agradecido
    2 veces
    Temas
    16
    Ann Deverià escribió: Ver mensaje
    " Permanece así, te quiero mirar, yo te he mirado tanto pero no eras para mí, ahora eres para mí, no te acerques, te lo ruego, quédate como estás, tenemos una noche para nosotros, y quiero mirarte, nunca te había visto así, tu cuerpo para mí, tu piel, cierra los ojos y acaríciate, te lo ruego, no abras los ojos si puedes, y acaríciate, son tan bellas tus manos, las he soñado tanto que ahora las quiero ver, me gusta verlas sobre tu piel, así, sigue, te lo ruego, no abras los ojos, yo estoy aquí, nadie nos puede ver y yo estoy cerca de ti, acaríciate señor amado mío, acaricia tu sexo, te lo ruego despacio, es bella tu mano sobre tu sexo, no te detengas, me gusta mirarla y mirarte, señor amado mío, no abras los ojos, no todavía, no debes tener miedo estoy cerca de ti, ¿me oyes?, estoy aquí, puedo rozarte, y esta seda, ¿la sientes?, es la seda de mi vestido, no abras los ojos y tendrás mi piel, tendrás mis labios, cuando te toque por primera vez será con mis labios, tú no sabrás dónde, en cierto momento sentirás el calor de mis labios, encima, no puedes saber dónde si no abres los ojos, no los abras, sentirás mi boca donde no sabes, de improviso, tal vez sea en tus ojos, apoyaré mi boca sobre los párpados y las cejas, sentirás el calor entrar en tu cabeza, y mis labios en tus ojos, dentro, o tal vez sea sobre tu sexo, apoyaré mis labios allí y los abriré bajando poco a poco, dejaré que tu sexo cierre a medias mi boca, entrando entre mis labios, y empujando mi lengua, mi saliva bajará por tu piel hasta tu mano, mi beso y tu mano, uno dentro de la otra, sobre tu sexo, hasta que al final te bese en el corazón, porque te quiero, morderé la piel que late sobre tu corazón, porque te quiero, y con el corazón entre mis labios tú serás mío, de verdad, con mi boca en tu corazón tú serás mío, para siempre, y si no me crees abre los ojos señor amado mío y mírame, soy yo, quién podrá borrar jamás este instante que pasa, y este mi cuerpo sin más seda, tus manos que lo tocan, tus ojos que lo miran, tus dedos en mi sexo, tu lengua sobre mis labios, tú que resbalas debajo de mí, tomas mis flancos, me levantas, me dejas deslizar sobre tu sexo, despacio, quién podrá borrar esto, tú dentro de mí moviéndote con lentitud, tus manos sobre mi rostro, tus dedos en mi boca, el placer en tus ojos, tu voz, te mueves con lentitud, pero hasta hacerme daño, mi placer, mi voz, mi cuerpo sobre el tuyo, tu espalda que me levanta, tus brazos que no me dejan ir, los golpes dentro de mí, es dulce violencia, veo tus ojos buscar en los míos, quieren saber hasta dónde hacerme daño, hasta donde tú quieras, señor amado mío, no hay fin, no finalizará, ¿lo ves?, nadie podrá cancelar este instante que pasa, para siempre echarás la cabeza hacia atrás, gritando, para siempre cerraré los ojos soltando las lágrimas de mis ojos, mi voz dentro de la tuya, tu violencia teniéndome apretada, ya no hay tiempo para huir ni fuerza para resistir, tenía que ser este instante, y este instante es, créeme, señor amado mío, este instante será, de ahora en adelante, será, hasta el fin. "
    Ohh, Seda

    No nos veremos más, señor. Lo que era para nosotros, ya lo hemos hecho y tú lo sabes. Créeme: lo hemos hecho para siempre. Conserva tu vida al margen de mí. Y no dudes ni un segundo, si es útil para tu felicidad, en olvidar a esta mujer que ahora te dice, sin remordimiento, adiós.

    Me encanta.
    ..


Página 12 de 15 PrimeraPrimera ... 2 10 11 12 13 14 ... ÚltimaÚltima

Permisos de tu Usuario

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes publicar respuestas
  • No puedes adjuntar archivos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
  • El código BB está activado
  • Los emoticonos están activados
  • La etiqueta [IMG] está activado
  • La etiqueta [VIDEO] está activado
  • El código HTML está desactivado
  • Los Trackbacks están desactivados
  • Los Pingbacks están desactivados
  • Los Refbacks están activados
  • Temas similares

    1. Libros en la red
      Por Baja en Literatura
      Respuestas: 36
      Último mensaje: 09/06/2004, 21:52
    2. Libros que..
      Por Ltn en Literatura
      Respuestas: 17
      Último mensaje: 11/05/2004, 13:45
    3. LiBrOs
      Por hyya en Foro General
      Respuestas: 6
      Último mensaje: 27/03/2004, 17:09
    4. libros
      Por Olvido en Foro General
      Respuestas: 22
      Último mensaje: 21/03/2004, 16:01
    5. libros
      Por en Literatura
      Respuestas: 14
      Último mensaje: 10/02/2004, 22:26