Pues yo cuando salgo por ahí la verdad es que voy a mi bola, con mis amigas, haciendo el friki y maleando. Y hay veces que se me acerca un tío y sí, me lío con él, pero muchas otras sólo ha habido conversación y en ningún momento he pensado mal.

De todos modos, ¿por qué no le damos la vuelta a la tortilla? Tanto que decís... estoy segura de que más de un tío con el q no haya parado de hablar en toda la noche (porque cuando empiezo no paro, y cuando alguien me cae bien, no me despego) habrá pensado que qué desesperada, que seguro que quería tema... en fin.