Me ha pasado de ser yo la que deja de hablar y luego vuelvo como si nada, pero porque han sido gilipolleces de quinceañera que no tiene porque terminar con una amistad.