Yo también suelo llevar las de los pies pintadas y las de la manos no. Supongo que porque como trabajo de cara al público, me da más pereza pintarme y despintarme las uñas, ya que sin se me desconchan un poco, me da vergüenza que los clientes me vean así.