La verdad es que de antes me hacía más ilusión...
Ahora no la siento tanto, la verdad es que siento nostalgia al recordar esos años en lo que esperaba que llegaran estas fechas con unas ganas tremendas, que me hacían muy feliz... y ahora me deprimen un poco... veo las luces de navidad por la calle y es como si no pintaran nada, en mi casa no he puesto ni árbol de Navidad ni el Belén...
De antes me encantaban los regalos y ahora no me importan para nada, ni siquiera me los hacen, cuando necesito algo me lo compran, da igual el día que sea.
Prefiero que se acuerde la gente de mí siempre, a que se acuerden solo una vez al año y sea para regalarme algo material.
Porque he crecido, y ya no creo en Papa noel ni en los Reyes Magos..
Supongo que también influye la situación familiar, en los problemas de salud que han surgido...

Lo único que me gusta es ver lo felices que son los niños

Cada vez se puede vivir la Navidad de una forma diferente y yo este año no la estoy viviendo a lo grande