Tengo miedo a que llegue un dia en el que ni yo ni mis seres queridos tengamos algo que llevarnos a la boca.