Pues claro que se puede denunciar.

Es más, según la LOPD, los informes con datos psiquiátricos se consideran de grado de protección ALTA, por lo que al que infrinja se le cae el pelo si le denuncias.