Yo siempre he pensado que si me encuentro en una situación similar, en que no me garantizan con demasiada seguridad que pudiera seguir adelante, rechazaría cualquier tratamiento/operación. Prefiero pasar mis ultimos dias en mi casa, con mi gente, que no en una triste camilla de un hospital.

Me parece bien, si la niña es lo que quiere, adelante.