Cojonuda es, lo difícil es conseguir que sea tan bueno nuestro proyecto y esté tan bien escrito y explicado, que nos lo coja un productor y se arriesgue a confiar en unos jovenzuelos.