Yo es que soy un loro. Pero macho, al fin y al cabo.