Unas siete u ochos horas, ¡es delicioso hartarse de dormir! Cuando despiertas te encuentras pletorico.