Hombre, no se habla de predecir en plan místico como la gente habla de Nostradamus, pero no deja de ser curioso que las cosas en cierto modo se parezcan a lo que esa gente se imaginó. Es como cuando se habla de Julio Verne y la de cosas que se imaginó que hoy existen realmente, no se refiere uno a que fuese un visionario ni un profeta, pero no deja de ser curiosa la casualidad.