http://www.teinteresa.es/mundo/brita...318668654.html

Durante los años de casados vivieron como hippies nómadas y tuvieron un hijo.
- Tras separarse, Dale Vince se convirtió en un próspero empresario del sector de las energías renovables gracias a Ecotricity.

Una mujer cuyo marido se hizo millonario después de divorciarsetiene derecho a presentar una demanda reclamándole dinero, dictaminó este miércoles la Corte Suprema británica en un caso muy observado que puede sentar jurisprudencia.

Kathleen Wyatt quiere una compensación financiera de su marido Dale Vince.

Se casaron en 1981, se separaron a mediados de los años 1980 y se divorciaron efectivamente en 1992. Durante su matrimonio, vivieron como hippies nómadas y tuvieron un hijo, que ahora ya es adulto.

Aunque su demanda de una parte del dinero de su exmarido no se produjo hasta 2011, casi dos décadas después del divorcio, los jueces de la Corte Suprema decidieron que tiene derecho a que sea examinada.

Se trata de un dictamen que anula uno anterior de un tribunal de apelaciones.

Después de separarse, Dale Vince se convirtió en un próspero empresario del sector de las energías renovables gracias a Ecotricity, una firma cuyo valor supera los 100 millones de libras (150 millones de dólares, 142 de euros) según la BBC.

Su exmujer le reclama 1,9 millones de libras (2,7 millones de euros, 2,8 de dólares).

Uno de los jueces de la Corte Suprema dijo que la demanda no constituye "un abuso procesal". Aunque consideró que el dinero que reclama la mujer es excesivo, el magistrado cree que existen "posibilidades reales" de que logre algo "comparativamente modesto".

El exmarido dijo que la decisión de los jueces "es de locos".

"Estoy decepcionado por la decisión de la Corte Suprema de no poner fin a este caso ahora mismo, 30 años después de que la relación acabara", lamentó en un comunicado.

"Ambos salimos adelante y creamos nuestras propias familias", dijo. Esta decisión "podría ser un aliciente para gente que mantuvo una breve relación un cuarto de siglo atrás", "es de locos", sentenció.

El caso irá ahora a una corte de asuntos familiares, que determinará si le concede la compensación a la mujer, que dice vivir en la pobreza.

Londres se ha convertido en la capital de los divorcios millonarios y es considerada una buena plaza para los cónyuges más desfavorecidos en este tipo de procesos.

En noviembre, la justicia concedió una indemnización récord de 529 millones de dólares a una estadounidense casada con el gestor de fondos de pensiones Chris Hohn.

Esta indemnización superaba la que obtuvo en 2011 Galina Besharova, la exesposa del magnate ruso Boris Berezovski, estimada en unos 330 millones de dólares.