Es cierto, los melenudos os acabareis extinguiendo.
¡Bienvenidas sean las entradas o frentes sin fin, la alopecia y las calvorotas!

Y sí, hay algunos calvos que tienen su aquel, pasa como con todo.