A quien le guste escribir

  1. #16
    Avatar de cнeĸeтeĸα These days
    Registrad@ el
    16/05/2004
    Localidad
    Barras de bar, vertederos de amor.
    Sexo
    Chica
    Edad
    28
    Mensajes
    20.344
    Agradecido
    44 veces
    Temas
    260
    Me desperté sobresaltada y los rayos del sol penetraron en mis ojos y me despertarón totalmente... -toc, toc- alguien toco la puerta de mi habitación. Era mi madre, que ya estaba dandome la plasta como de costumbre. Entró acelerada al cuarto y gritandome que llegaba tarde al instituto y que si no me daba prisa iba a perder el autobús. Seguí durmiendo, no tenía fuerza para otra cosa... pero de repente recordé que tenia que llevar el trabajo que tanto me habia costado hacer y no podia dejar pasar el día, con las pocas fuerzas que tenía cojí lo primero que encontré me lo puse, desayune, cogí la mochila y salí corriendo a toda prisa para no perder el autobus. Tras 10 minutos esperando llegó el maldito autobús, estaba abarrotado y como pude conseguí agarrarme a una barandilla. Sentía agobio, me sentía agobiada enmedio de tanta gente, banales conversaciones, carcajadas, el olor del perfume de una señora que había a mi lado, todo se unía para hacerme sentir que caía en un profundo abismo. Entonces, el autobús dió un frenazo...

    Y para mi suerte vi que ya había llegado a mi estación. Bajé del autobús y llegué al instituto a tiempo. Cuando entré en clase, vi a mis amigos hablando en un rincón, parecían preocupados por algo y me acerqué a ellos para preguntarles. Me contaron que Beatriz, una compañera de clase, había tenido un accidente...
    Pero... ¿que había pasado con los demás?, eran cinco los que iban en el coche... y ¿Mario? ¿que habría pasado con el? de repente se me hizo un nudo en la garganta, no podría seguir viviendo si a Mario le había pasado algo... me acerqué a María para preguntarle por el...

    María estaba tan desconsertada como yo pero sabia algo más sobre ellos mario al final no cogio ese coche por q un amigo le dijo que se quedara un rato mas en la feria, con eso respire tranquila él era mi vida aunq seguia muy preocupada por los demas segui escuchando, y ella dijo que los demas estanban bien no tenian nada grave aunque estaban ingresado en el hospital.Todos los compañeros acordaron quedar despues de clase para ir a visitarlos. yo...

    Me quedé pensando en Mario... había estado a punto de perderle y aún no le había dicho lo que sentía aún por el después de nuestra ruptura...
    Entré en clase pero enseguida le pedí a la profesora que me dejara ir al baño, ella aceptó y me senté en la taza a llorar, desconsolada
    Pasado un rato, me sequé las lágrimas que corrian por mi rostro, amargas lágrimas de un amor no correspondido, salí del cuarto de baño y me miré al espejo, me vi debil e indefensa, como un animalillo atrapado en una trampa, la trampa del amor que sentía por él, si Mario no era para mí, no sería para nadie.
    Me quedé unos 5 minutos más ahí,delante del espejo pensando en Mario y en todo lo que había pasado entre nosotros...después salí del baño y me dirigí a clase cuando de repente ví a
    .. Pedras no meu caminho? Guardo todas e faço castelos ..

  2. #17
    Avatar de Dimples Aham
    Registrad@ el
    18/01/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    2.255
    Agradecido
    27 veces
    Temas
    98
    Me desperté sobresaltada y los rayos del sol penetraron en mis ojos y me despertarón totalmente... -toc, toc- alguien toco la puerta de mi habitación. Era mi madre, que ya estaba dandome la plasta como de costumbre. Entró acelerada al cuarto y gritandome que llegaba tarde al instituto y que si no me daba prisa iba a perder el autobús. Seguí durmiendo, no tenía fuerza para otra cosa... pero de repente recordé que tenia que llevar el trabajo que tanto me habia costado hacer y no podia dejar pasar el día, con las pocas fuerzas que tenía cojí lo primero que encontré me lo puse, desayune, cogí la mochila y salí corriendo a toda prisa para no perder el autobus. Tras 10 minutos esperando llegó el maldito autobús, estaba abarrotado y como pude conseguí agarrarme a una barandilla. Sentía agobio, me sentía agobiada enmedio de tanta gente, banales conversaciones, carcajadas, el olor del perfume de una señora que había a mi lado, todo se unía para hacerme sentir que caía en un profundo abismo. Entonces, el autobús dió un frenazo...

    Y para mi suerte vi que ya había llegado a mi estación. Bajé del autobús y llegué al instituto a tiempo. Cuando entré en clase, vi a mis amigos hablando en un rincón, parecían preocupados por algo y me acerqué a ellos para preguntarles. Me contaron que Beatriz, una compañera de clase, había tenido un accidente...
    Pero... ¿que había pasado con los demás?, eran cinco los que iban en el coche... y ¿Mario? ¿que habría pasado con el? de repente se me hizo un nudo en la garganta, no podría seguir viviendo si a Mario le había pasado algo... me acerqué a María para preguntarle por el...

    María estaba tan desconsertada como yo pero sabia algo más sobre ellos mario al final no cogio ese coche por q un amigo le dijo que se quedara un rato mas en la feria, con eso respire tranquila él era mi vida aunq seguia muy preocupada por los demas segui escuchando, y ella dijo que los demas estanban bien no tenian nada grave aunque estaban ingresado en el hospital.Todos los compañeros acordaron quedar despues de clase para ir a visitarlos. yo...

    Me quedé pensando en Mario... había estado a punto de perderle y aún no le había dicho lo que sentía aún por el después de nuestra ruptura...
    Entré en clase pero enseguida le pedí a la profesora que me dejara ir al baño, ella aceptó y me senté en la taza a llorar, desconsolada
    Pasado un rato, me sequé las lágrimas que corrian por mi rostro, amargas lágrimas de un amor no correspondido, salí del cuarto de baño y me miré al espejo, me vi debil e indefensa, como un animalillo atrapado en una trampa, la trampa del amor que sentía por él, si Mario no era para mí, no sería para nadie.
    Me quedé unos 5 minutos más ahí,delante del espejo pensando en Mario y en todo lo que había pasado entre nosotros...después salí del baño y me dirigí a clase cuando de repente ví a Manuela... ¡Dios! como odiaba a esta profesora, me dijo que que hacía en el pasillo, que tenía que estar en clase y por 4900 vez le dije que era de baxiller y no me tenia que controlar como a una niña de 2ª de eso.
    Pasaron las horas lentamente y ahora me encontraba en frente de la puerta de la casa de Mario...
    Hey, I just met you and this is crazy
    but here’s my number so call me, maybe

  3. #18
    Avatar de SaLMa ^^MeLy^^
    Registrad@ el
    28/01/2005
    Localidad
    Madrid
    Sexo
    Chica
    Edad
    27
    Mensajes
    4.093
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    29
    Me desperté sobresaltada y los rayos del sol penetraron en mis ojos y me despertarón totalmente... -toc, toc- alguien toco la puerta de mi habitación. Era mi madre, que ya estaba dandome la plasta como de costumbre. Entró acelerada al cuarto y gritandome que llegaba tarde al instituto y que si no me daba prisa iba a perder el autobús. Seguí durmiendo, no tenía fuerza para otra cosa... pero de repente recordé que tenia que llevar el trabajo que tanto me habia costado hacer y no podia dejar pasar el día, con las pocas fuerzas que tenía cojí lo primero que encontré me lo puse, desayune, cogí la mochila y salí corriendo a toda prisa para no perder el autobus. Tras 10 minutos esperando llegó el maldito autobús, estaba abarrotado y como pude conseguí agarrarme a una barandilla. Sentía agobio, me sentía agobiada enmedio de tanta gente, banales conversaciones, carcajadas, el olor del perfume de una señora que había a mi lado, todo se unía para hacerme sentir que caía en un profundo abismo. Entonces, el autobús dió un frenazo...

    Y para mi suerte vi que ya había llegado a mi estación. Bajé del autobús y llegué al instituto a tiempo. Cuando entré en clase, vi a mis amigos hablando en un rincón, parecían preocupados por algo y me acerqué a ellos para preguntarles. Me contaron que Beatriz, una compañera de clase, había tenido un accidente...
    Pero... ¿que había pasado con los demás?, eran cinco los que iban en el coche... y ¿Mario? ¿que habría pasado con el? de repente se me hizo un nudo en la garganta, no podría seguir viviendo si a Mario le había pasado algo... me acerqué a María para preguntarle por el...

    María estaba tan desconsertada como yo pero sabia algo más sobre ellos mario al final no cogio ese coche por q un amigo le dijo que se quedara un rato mas en la feria, con eso respire tranquila él era mi vida aunq seguia muy preocupada por los demas segui escuchando, y ella dijo que los demas estanban bien no tenian nada grave aunque estaban ingresado en el hospital.Todos los compañeros acordaron quedar despues de clase para ir a visitarlos. yo...

    Me quedé pensando en Mario... había estado a punto de perderle y aún no le había dicho lo que sentía aún por el después de nuestra ruptura...
    Entré en clase pero enseguida le pedí a la profesora que me dejara ir al baño, ella aceptó y me senté en la taza a llorar, desconsolada
    Pasado un rato, me sequé las lágrimas que corrian por mi rostro, amargas lágrimas de un amor no correspondido, salí del cuarto de baño y me miré al espejo, me vi debil e indefensa, como un animalillo atrapado en una trampa, la trampa del amor que sentía por él, si Mario no era para mí, no sería para nadie.
    Me quedé unos 5 minutos más ahí,delante del espejo pensando en Mario y en todo lo que había pasado entre nosotros...después salí del baño y me dirigí a clase cuando de repente ví a Manuela... ¡Dios! como odiaba a esta profesora, me dijo que que hacía en el pasillo, que tenía que estar en clase y por 4900 vez le dije que era de baxiller y no me tenia que controlar como a una niña de 2ª de eso.
    Pasaron las horas lentamente y ahora me encontraba en frente de la puerta de la casa de Mario...Mi yo interior quería ir a verle,necestiaba hablar con él,pero mi cuerpo estaba paralizado,no sabía que hacer,adelanté unos pocos pasos y subí las escaleras que me llevaban a su puerta,respiré profundamente....

  4. #19
    Avatar de Lisbeth . . .
    Registrad@ el
    12/10/2005
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    1.757
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    71
    Me desperté sobresaltada y los rayos del sol penetraron en mis ojos y me despertarón totalmente... -toc, toc- alguien toco la puerta de mi habitación. Era mi madre, que ya estaba dandome la plasta como de costumbre. Entró acelerada al cuarto y gritandome que llegaba tarde al instituto y que si no me daba prisa iba a perder el autobús. Seguí durmiendo, no tenía fuerza para otra cosa... pero de repente recordé que tenia que llevar el trabajo que tanto me habia costado hacer y no podia dejar pasar el día, con las pocas fuerzas que tenía cojí lo primero que encontré me lo puse, desayune, cogí la mochila y salí corriendo a toda prisa para no perder el autobus. Tras 10 minutos esperando llegó el maldito autobús, estaba abarrotado y como pude conseguí agarrarme a una barandilla. Sentía agobio, me sentía agobiada enmedio de tanta gente, banales conversaciones, carcajadas, el olor del perfume de una señora que había a mi lado, todo se unía para hacerme sentir que caía en un profundo abismo. Entonces, el autobús dió un frenazo...

    Y para mi suerte vi que ya había llegado a mi estación. Bajé del autobús y llegué al instituto a tiempo. Cuando entré en clase, vi a mis amigos hablando en un rincón, parecían preocupados por algo y me acerqué a ellos para preguntarles. Me contaron que Beatriz, una compañera de clase, había tenido un accidente...
    Pero... ¿que había pasado con los demás?, eran cinco los que iban en el coche... y ¿Mario? ¿que habría pasado con el? de repente se me hizo un nudo en la garganta, no podría seguir viviendo si a Mario le había pasado algo... me acerqué a María para preguntarle por el...

    María estaba tan desconsertada como yo pero sabia algo más sobre ellos mario al final no cogio ese coche por q un amigo le dijo que se quedara un rato mas en la feria, con eso respire tranquila él era mi vida aunq seguia muy preocupada por los demas segui escuchando, y ella dijo que los demas estanban bien no tenian nada grave aunque estaban ingresado en el hospital.Todos los compañeros acordaron quedar despues de clase para ir a visitarlos. yo...

    Me quedé pensando en Mario... había estado a punto de perderle y aún no le había dicho lo que sentía aún por el después de nuestra ruptura...
    Entré en clase pero enseguida le pedí a la profesora que me dejara ir al baño, ella aceptó y me senté en la taza a llorar, desconsolada
    Pasado un rato, me sequé las lágrimas que corrian por mi rostro, amargas lágrimas de un amor no correspondido, salí del cuarto de baño y me miré al espejo, me vi debil e indefensa, como un animalillo atrapado en una trampa, la trampa del amor que sentía por él, si Mario no era para mí, no sería para nadie.
    Me quedé unos 5 minutos más ahí,delante del espejo pensando en Mario y en todo lo que había pasado entre nosotros...después salí del baño y me dirigí a clase cuando de repente ví a Manuela... ¡Dios! como odiaba a esta profesora, me dijo que que hacía en el pasillo, que tenía que estar en clase y por 4900 vez le dije que era de baxiller y no me tenia que controlar como a una niña de 2ª de eso.
    Pasaron las horas lentamente y ahora me encontraba en frente de la puerta de la casa de Mario...Mi yo interior quería ir a verle,necestiaba hablar con él,pero mi cuerpo estaba paralizado,no sabía que hacer,adelanté unos pocos pasos y subí las escaleras que me llevaban a su puerta,respiré profundamente....Y temerosa toque al timbre, pasaron unos segundos cuando la voz de Mario se oyo a través del telefonillo preguntando quien era, pero en ese momento me bloquee y solo pude pronunciar mi nombre con una voz tremendamente fina...

  5. #20
    Avatar de Dimples Aham
    Registrad@ el
    18/01/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    2.255
    Agradecido
    27 veces
    Temas
    98
    Me desperté sobresaltada y los rayos del sol penetraron en mis ojos y me despertarón totalmente... -toc, toc- alguien toco la puerta de mi habitación. Era mi madre, que ya estaba dandome la plasta como de costumbre. Entró acelerada al cuarto y gritandome que llegaba tarde al instituto y que si no me daba prisa iba a perder el autobús. Seguí durmiendo, no tenía fuerza para otra cosa... pero de repente recordé que tenia que llevar el trabajo que tanto me habia costado hacer y no podia dejar pasar el día, con las pocas fuerzas que tenía cojí lo primero que encontré me lo puse, desayune, cogí la mochila y salí corriendo a toda prisa para no perder el autobus. Tras 10 minutos esperando llegó el maldito autobús, estaba abarrotado y como pude conseguí agarrarme a una barandilla. Sentía agobio, me sentía agobiada enmedio de tanta gente, banales conversaciones, carcajadas, el olor del perfume de una señora que había a mi lado, todo se unía para hacerme sentir que caía en un profundo abismo. Entonces, el autobús dió un frenazo...

    Y para mi suerte vi que ya había llegado a mi estación. Bajé del autobús y llegué al instituto a tiempo. Cuando entré en clase, vi a mis amigos hablando en un rincón, parecían preocupados por algo y me acerqué a ellos para preguntarles. Me contaron que Beatriz, una compañera de clase, había tenido un accidente...
    Pero... ¿que había pasado con los demás?, eran cinco los que iban en el coche... y ¿Mario? ¿que habría pasado con el? de repente se me hizo un nudo en la garganta, no podría seguir viviendo si a Mario le había pasado algo... me acerqué a María para preguntarle por el...

    María estaba tan desconsertada como yo pero sabia algo más sobre ellos mario al final no cogio ese coche por q un amigo le dijo que se quedara un rato mas en la feria, con eso respire tranquila él era mi vida aunq seguia muy preocupada por los demas segui escuchando, y ella dijo que los demas estanban bien no tenian nada grave aunque estaban ingresado en el hospital.Todos los compañeros acordaron quedar despues de clase para ir a visitarlos. yo...

    Me quedé pensando en Mario... había estado a punto de perderle y aún no le había dicho lo que sentía aún por el después de nuestra ruptura...
    Entré en clase pero enseguida le pedí a la profesora que me dejara ir al baño, ella aceptó y me senté en la taza a llorar, desconsolada
    Pasado un rato, me sequé las lágrimas que corrian por mi rostro, amargas lágrimas de un amor no correspondido, salí del cuarto de baño y me miré al espejo, me vi debil e indefensa, como un animalillo atrapado en una trampa, la trampa del amor que sentía por él, si Mario no era para mí, no sería para nadie.
    Me quedé unos 5 minutos más ahí,delante del espejo pensando en Mario y en todo lo que había pasado entre nosotros...después salí del baño y me dirigí a clase cuando de repente ví a Manuela... ¡Dios! como odiaba a esta profesora, me dijo que que hacía en el pasillo, que tenía que estar en clase y por 4900 vez le dije que era de baxiller y no me tenia que controlar como a una niña de 2ª de eso.
    Pasaron las horas lentamente y ahora me encontraba en frente de la puerta de la casa de Mario...Mi yo interior quería ir a verle,necestiaba hablar con él,pero mi cuerpo estaba paralizado,no sabía que hacer,adelanté unos pocos pasos y subí las escaleras que me llevaban a su puerta,respiré profundamente....Y temerosa toque al timbre, pasaron unos segundos cuando la voz de Mario se oyo a través del telefonillo preguntando quien era, pero en ese momento me bloquee y solo pude pronunciar mi nombre con una voz tremendamente fina...

    Al final no quise seguir hablando con Mario y ahora mi madre me daba la tabarra diciendome que pasara la aspiradora y que arreglara mi habitación, pero yo le ponía la excusa de que tenía deberes, que no iba a hacer...
    Hey, I just met you and this is crazy
    but here’s my number so call me, maybe

  6. #publi
    Publicidad

     

  7. #21
    Avatar de [{\Grönkjâèr/}] Muy Entendid@
    Registrad@ el
    17/12/2005
    Localidad
    Benidorm, aunque ahora Valencia
    Sexo
    Chico
    Edad
    32
    Mensajes
    1.077
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    9
    Me desperté sobresaltada y los rayos del sol penetraron en mis ojos y me despertarón totalmente... -toc, toc- alguien toco la puerta de mi habitación. Era mi madre, que ya estaba dandome la plasta como de costumbre. Entró acelerada al cuarto y gritandome que llegaba tarde al instituto y que si no me daba prisa iba a perder el autobús. Seguí durmiendo, no tenía fuerza para otra cosa... pero de repente recordé que tenia que llevar el trabajo que tanto me habia costado hacer y no podia dejar pasar el día, con las pocas fuerzas que tenía cojí lo primero que encontré me lo puse, desayune, cogí la mochila y salí corriendo a toda prisa para no perder el autobus. Tras 10 minutos esperando llegó el maldito autobús, estaba abarrotado y como pude conseguí agarrarme a una barandilla. Sentía agobio, me sentía agobiada enmedio de tanta gente, banales conversaciones, carcajadas, el olor del perfume de una señora que había a mi lado, todo se unía para hacerme sentir que caía en un profundo abismo. Entonces, el autobús dió un frenazo...

    Y para mi suerte vi que ya había llegado a mi estación. Bajé del autobús y llegué al instituto a tiempo. Cuando entré en clase, vi a mis amigos hablando en un rincón, parecían preocupados por algo y me acerqué a ellos para preguntarles. Me contaron que Beatriz, una compañera de clase, había tenido un accidente...
    Pero... ¿que había pasado con los demás?, eran cinco los que iban en el coche... y ¿Mario? ¿que habría pasado con el? de repente se me hizo un nudo en la garganta, no podría seguir viviendo si a Mario le había pasado algo... me acerqué a María para preguntarle por el...

    María estaba tan desconsertada como yo pero sabia algo más sobre ellos mario al final no cogio ese coche por q un amigo le dijo que se quedara un rato mas en la feria, con eso respire tranquila él era mi vida aunq seguia muy preocupada por los demas segui escuchando, y ella dijo que los demas estanban bien no tenian nada grave aunque estaban ingresado en el hospital.Todos los compañeros acordaron quedar despues de clase para ir a visitarlos. yo...

    Me quedé pensando en Mario... había estado a punto de perderle y aún no le había dicho lo que sentía aún por el después de nuestra ruptura...
    Entré en clase pero enseguida le pedí a la profesora que me dejara ir al baño, ella aceptó y me senté en la taza a llorar, desconsolada
    Pasado un rato, me sequé las lágrimas que corrian por mi rostro, amargas lágrimas de un amor no correspondido, salí del cuarto de baño y me miré al espejo, me vi debil e indefensa, como un animalillo atrapado en una trampa, la trampa del amor que sentía por él, si Mario no era para mí, no sería para nadie.
    Me quedé unos 5 minutos más ahí,delante del espejo pensando en Mario y en todo lo que había pasado entre nosotros...después salí del baño y me dirigí a clase cuando de repente ví a Manuela... ¡Dios! como odiaba a esta profesora, me dijo que que hacía en el pasillo, que tenía que estar en clase y por 4900 vez le dije que era de baxiller y no me tenia que controlar como a una niña de 2ª de eso.
    Pasaron las horas lentamente y ahora me encontraba en frente de la puerta de la casa de Mario...Mi yo interior quería ir a verle,necestiaba hablar con él,pero mi cuerpo estaba paralizado,no sabía que hacer,adelanté unos pocos pasos y subí las escaleras que me llevaban a su puerta,respiré profundamente....Y temerosa toque al timbre, pasaron unos segundos cuando la voz de Mario se oyo a través del telefonillo preguntando quien era, pero en ese momento me bloquee y solo pude pronunciar mi nombre con una voz tremendamente fina...

    Al final no quise seguir hablando con Mario y ahora mi madre me daba la tabarra diciendome que pasara la aspiradora y que arreglara mi habitación, pero yo le ponía la excusa de que tenía deberes, que no iba a hacer...

    Por que no podia de pensar en el. Era lo unico que tenia en la cabeza, nada mas de pensar que el podia haber estado en ese accidente me ponia nerviosa. Tal vez el verme en esa situación me ha hecho ver lo mucho que le quiero y que rompimos fue una estupidez. Aunque esperare un tiempo para decirle lo que siento. Estaba en mi habitación, intentando estudiar algo ya que los examenes estan a la vuelta de la esquina, pero nada me entra en la cabeza asi que llamare por telefono...
    Dicen que casi todo el cerebro deja de funcionar durante la hibernacion todo menos el lado primitivo el animal. Ahora entiendo porqué sigo despierto



    Think, what do you want to be happy? Money? I don't think so. Only you need to be happy is that thing you feel good.

    Todos los osos polares somos zurdos.
    En cuanto a esto de los eufemismos es curioso porque cada vez que leo los periódicos me siento mucho menos preocupado por mis problemas porque ahora se que mi economia no se va al garete como me pensaba sino que simplemente esta experimentado un crecimiento negativo, es decir, que crece pero que crece para abajo en la dirección incorrecta.

  8. #22
    Avatar de 123456 Fucking Hostile
    Registrad@ el
    30/06/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    4.470
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    156
    Me desperté sobresaltada y los rayos del sol penetraron en mis ojos y me despertarón totalmente... -toc, toc- alguien toco la puerta de mi habitación. Era mi madre, que ya estaba dandome la plasta como de costumbre. Entró acelerada al cuarto y gritandome que llegaba tarde al instituto y que si no me daba prisa iba a perder el autobús. Seguí durmiendo, no tenía fuerza para otra cosa... pero de repente recordé que tenia que llevar el trabajo que tanto me habia costado hacer y no podia dejar pasar el día, con las pocas fuerzas que tenía cojí lo primero que encontré me lo puse, desayune, cogí la mochila y salí corriendo a toda prisa para no perder el autobus. Tras 10 minutos esperando llegó el maldito autobús, estaba abarrotado y como pude conseguí agarrarme a una barandilla. Sentía agobio, me sentía agobiada enmedio de tanta gente, banales conversaciones, carcajadas, el olor del perfume de una señora que había a mi lado, todo se unía para hacerme sentir que caía en un profundo abismo. Entonces, el autobús dió un frenazo...

    Y para mi suerte vi que ya había llegado a mi estación. Bajé del autobús y llegué al instituto a tiempo. Cuando entré en clase, vi a mis amigos hablando en un rincón, parecían preocupados por algo y me acerqué a ellos para preguntarles. Me contaron que Beatriz, una compañera de clase, había tenido un accidente...
    Pero... ¿que había pasado con los demás?, eran cinco los que iban en el coche... y ¿Mario? ¿que habría pasado con el? de repente se me hizo un nudo en la garganta, no podría seguir viviendo si a Mario le había pasado algo... me acerqué a María para preguntarle por el...

    María estaba tan desconsertada como yo pero sabia algo más sobre ellos mario al final no cogio ese coche por q un amigo le dijo que se quedara un rato mas en la feria, con eso respire tranquila él era mi vida aunq seguia muy preocupada por los demas segui escuchando, y ella dijo que los demas estanban bien no tenian nada grave aunque estaban ingresado en el hospital.Todos los compañeros acordaron quedar despues de clase para ir a visitarlos. yo...

    Me quedé pensando en Mario... había estado a punto de perderle y aún no le había dicho lo que sentía aún por el después de nuestra ruptura...
    Entré en clase pero enseguida le pedí a la profesora que me dejara ir al baño, ella aceptó y me senté en la taza a llorar, desconsolada
    Pasado un rato, me sequé las lágrimas que corrian por mi rostro, amargas lágrimas de un amor no correspondido, salí del cuarto de baño y me miré al espejo, me vi debil e indefensa, como un animalillo atrapado en una trampa, la trampa del amor que sentía por él, si Mario no era para mí, no sería para nadie.
    Me quedé unos 5 minutos más ahí,delante del espejo pensando en Mario y en todo lo que había pasado entre nosotros...después salí del baño y me dirigí a clase cuando de repente ví a Manuela... ¡Dios! como odiaba a esta profesora, me dijo que que hacía en el pasillo, que tenía que estar en clase y por 4900 vez le dije que era de baxiller y no me tenia que controlar como a una niña de 2ª de eso.
    Pasaron las horas lentamente y ahora me encontraba en frente de la puerta de la casa de Mario...Mi yo interior quería ir a verle,necestiaba hablar con él,pero mi cuerpo estaba paralizado,no sabía que hacer,adelanté unos pocos pasos y subí las escaleras que me llevaban a su puerta,respiré profundamente....Y temerosa toque al timbre, pasaron unos segundos cuando la voz de Mario se oyo a través del telefonillo preguntando quien era, pero en ese momento me bloquee y solo pude pronunciar mi nombre con una voz tremendamente fina...

    Al final no quise seguir hablando con Mario y ahora mi madre me daba la tabarra diciendome que pasara la aspiradora y que arreglara mi habitación, pero yo le ponía la excusa de que tenía deberes, que no iba a hacer...

    Por que no podia de pensar en el. Era lo unico que tenia en la cabeza, nada mas de pensar que el podia haber estado en ese accidente me ponia nerviosa. Tal vez el verme en esa situación me ha hecho ver lo mucho que le quiero y que rompimos fue una estupidez. Aunque esperare un tiempo para decirle lo que siento. Estaba en mi habitación, intentando estudiar algo ya que los examenes estan a la vuelta de la esquina, pero nada me entra en la cabeza asi que llamare por telefono a mi amiga Marta.
    Unos cuantos toques y ella cogio el teléfono muy contenta. Le pregunté cual era la causa de que estuviera tan feliz después del accidente que sufrierin nuestros amigos, quedé paralizada al oir lo que me dijo, estaba saliendo con Mario. Muy distintos sentimientos recorrieron mi cuerpo, primero pena, que hizo que mis ojos se llenaran de lágrimas, luego alegría por Marta y Mario, si se querían debían estar juntos. Y el más profundo, odio, mucho odio, odio hacia mi mejor amiga, hacia la opersona que más amaba, odio a toda y cada una de las cosas que había en mi vida. Debía hacer algo para separarlos, y algo para vengarme de Marta... Ella sabía que quería a Mario, y sin embargo salió con él, tengo que vengarme de ella...

  9. #23
    Avatar de Khoré ¿Un juego de idiotas?
    Registrad@ el
    15/02/2004
    Localidad
    Del pais de nunca jamás.
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    15.215
    Agradecido
    15 veces
    Temas
    317
    Me desperté sobresaltada y los rayos del sol penetraron en mis ojos y me despertarón totalmente... -toc, toc- alguien toco la puerta de mi habitación. Era mi madre, que ya estaba dandome la plasta como de costumbre. Entró acelerada al cuarto y gritandome que llegaba tarde al instituto y que si no me daba prisa iba a perder el autobús. Seguí durmiendo, no tenía fuerza para otra cosa... pero de repente recordé que tenia que llevar el trabajo que tanto me habia costado hacer y no podia dejar pasar el día, con las pocas fuerzas que tenía cojí lo primero que encontré me lo puse, desayune, cogí la mochila y salí corriendo a toda prisa para no perder el autobus. Tras 10 minutos esperando llegó el maldito autobús, estaba abarrotado y como pude conseguí agarrarme a una barandilla. Sentía agobio, me sentía agobiada enmedio de tanta gente, banales conversaciones, carcajadas, el olor del perfume de una señora que había a mi lado, todo se unía para hacerme sentir que caía en un profundo abismo. Entonces, el autobús dió un frenazo...

    Y para mi suerte vi que ya había llegado a mi estación. Bajé del autobús y llegué al instituto a tiempo. Cuando entré en clase, vi a mis amigos hablando en un rincón, parecían preocupados por algo y me acerqué a ellos para preguntarles. Me contaron que Beatriz, una compañera de clase, había tenido un accidente...
    Pero... ¿que había pasado con los demás?, eran cinco los que iban en el coche... y ¿Mario? ¿que habría pasado con el? de repente se me hizo un nudo en la garganta, no podría seguir viviendo si a Mario le había pasado algo... me acerqué a María para preguntarle por el...

    María estaba tan desconsertada como yo pero sabia algo más sobre ellos mario al final no cogio ese coche por q un amigo le dijo que se quedara un rato mas en la feria, con eso respire tranquila él era mi vida aunq seguia muy preocupada por los demas segui escuchando, y ella dijo que los demas estanban bien no tenian nada grave aunque estaban ingresado en el hospital.Todos los compañeros acordaron quedar despues de clase para ir a visitarlos. yo...

    Me quedé pensando en Mario... había estado a punto de perderle y aún no le había dicho lo que sentía aún por el después de nuestra ruptura...
    Entré en clase pero enseguida le pedí a la profesora que me dejara ir al baño, ella aceptó y me senté en la taza a llorar, desconsolada
    Pasado un rato, me sequé las lágrimas que corrian por mi rostro, amargas lágrimas de un amor no correspondido, salí del cuarto de baño y me miré al espejo, me vi debil e indefensa, como un animalillo atrapado en una trampa, la trampa del amor que sentía por él, si Mario no era para mí, no sería para nadie.
    Me quedé unos 5 minutos más ahí,delante del espejo pensando en Mario y en todo lo que había pasado entre nosotros...después salí del baño y me dirigí a clase cuando de repente ví a Manuela... ¡Dios! como odiaba a esta profesora, me dijo que que hacía en el pasillo, que tenía que estar en clase y por 4900 vez le dije que era de baxiller y no me tenia que controlar como a una niña de 2ª de eso.
    Pasaron las horas lentamente y ahora me encontraba en frente de la puerta de la casa de Mario...Mi yo interior quería ir a verle,necestiaba hablar con él,pero mi cuerpo estaba paralizado,no sabía que hacer,adelanté unos pocos pasos y subí las escaleras que me llevaban a su puerta,respiré profundamente....Y temerosa toque al timbre, pasaron unos segundos cuando la voz de Mario se oyo a través del telefonillo preguntando quien era, pero en ese momento me bloquee y solo pude pronunciar mi nombre con una voz tremendamente fina...

    Al final no quise seguir hablando con Mario y ahora mi madre me daba la tabarra diciendome que pasara la aspiradora y que arreglara mi habitación, pero yo le ponía la excusa de que tenía deberes, que no iba a hacer...

    Por que no podia de pensar en el. Era lo unico que tenia en la cabeza, nada mas de pensar que el podia haber estado en ese accidente me ponia nerviosa. Tal vez el verme en esa situación me ha hecho ver lo mucho que le quiero y que rompimos fue una estupidez. Aunque esperare un tiempo para decirle lo que siento. Estaba en mi habitación, intentando estudiar algo ya que los examenes estan a la vuelta de la esquina, pero nada me entra en la cabeza asi que llamare por telefono a mi amiga Marta.
    Unos cuantos toques y ella cogio el teléfono muy contenta. Le pregunté cual era la causa de que estuviera tan feliz después del accidente que sufrierin nuestros amigos, quedé paralizada al oir lo que me dijo, estaba saliendo con Mario. Muy distintos sentimientos recorrieron mi cuerpo, primero pena, que hizo que mis ojos se llenaran de lágrimas, luego alegría por Marta y Mario, si se querían debían estar juntos. Y el más profundo, odio, mucho odio, odio hacia mi mejor amiga, hacia la opersona que más amaba, odio a toda y cada una de las cosas que había en mi vida. Debía hacer algo para separarlos, y algo para vengarme de Marta... Ella sabía que quería a Mario, y sin embargo salió con él, tengo que vengarme de ella. Marta me dijo que si quería podía subir a su casa y me contaba todo, a lo que yo respondí con un insulto y yendome. Pi, pi... sonaba mi móvil, era ella. La colgaba.Pi, pi, volvía a sonar una y otra vez, hasta que se lo cogí y en tono borde la dije que que puñetas quería. Ella
    -Su soledad es una vieja enjuta rodeada de hijos de puta,
    que se ríen de ella pues todos quisieran ser como Marea.

  10. #24
    Avatar de 123456 Fucking Hostile
    Registrad@ el
    30/06/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    4.470
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    156
    Me desperté sobresaltada y los rayos del sol penetraron en mis ojos y me despertarón totalmente... -toc, toc- alguien toco la puerta de mi habitación. Era mi madre, que ya estaba dandome la plasta como de costumbre. Entró acelerada al cuarto y gritandome que llegaba tarde al instituto y que si no me daba prisa iba a perder el autobús. Seguí durmiendo, no tenía fuerza para otra cosa... pero de repente recordé que tenia que llevar el trabajo que tanto me habia costado hacer y no podia dejar pasar el día, con las pocas fuerzas que tenía cojí lo primero que encontré me lo puse, desayune, cogí la mochila y salí corriendo a toda prisa para no perder el autobus. Tras 10 minutos esperando llegó el maldito autobús, estaba abarrotado y como pude conseguí agarrarme a una barandilla. Sentía agobio, me sentía agobiada enmedio de tanta gente, banales conversaciones, carcajadas, el olor del perfume de una señora que había a mi lado, todo se unía para hacerme sentir que caía en un profundo abismo. Entonces, el autobús dió un frenazo...

    Y para mi suerte vi que ya había llegado a mi estación. Bajé del autobús y llegué al instituto a tiempo. Cuando entré en clase, vi a mis amigos hablando en un rincón, parecían preocupados por algo y me acerqué a ellos para preguntarles. Me contaron que Beatriz, una compañera de clase, había tenido un accidente...
    Pero... ¿que había pasado con los demás?, eran cinco los que iban en el coche... y ¿Mario? ¿que habría pasado con el? de repente se me hizo un nudo en la garganta, no podría seguir viviendo si a Mario le había pasado algo... me acerqué a María para preguntarle por el...

    María estaba tan desconsertada como yo pero sabia algo más sobre ellos mario al final no cogio ese coche por q un amigo le dijo que se quedara un rato mas en la feria, con eso respire tranquila él era mi vida aunq seguia muy preocupada por los demas segui escuchando, y ella dijo que los demas estanban bien no tenian nada grave aunque estaban ingresado en el hospital.Todos los compañeros acordaron quedar despues de clase para ir a visitarlos. yo...

    Me quedé pensando en Mario... había estado a punto de perderle y aún no le había dicho lo que sentía aún por el después de nuestra ruptura...
    Entré en clase pero enseguida le pedí a la profesora que me dejara ir al baño, ella aceptó y me senté en la taza a llorar, desconsolada
    Pasado un rato, me sequé las lágrimas que corrian por mi rostro, amargas lágrimas de un amor no correspondido, salí del cuarto de baño y me miré al espejo, me vi debil e indefensa, como un animalillo atrapado en una trampa, la trampa del amor que sentía por él, si Mario no era para mí, no sería para nadie.
    Me quedé unos 5 minutos más ahí,delante del espejo pensando en Mario y en todo lo que había pasado entre nosotros...después salí del baño y me dirigí a clase cuando de repente ví a Manuela... ¡Dios! como odiaba a esta profesora, me dijo que que hacía en el pasillo, que tenía que estar en clase y por 4900 vez le dije que era de baxiller y no me tenia que controlar como a una niña de 2ª de eso.
    Pasaron las horas lentamente y ahora me encontraba en frente de la puerta de la casa de Mario...Mi yo interior quería ir a verle,necestiaba hablar con él,pero mi cuerpo estaba paralizado,no sabía que hacer,adelanté unos pocos pasos y subí las escaleras que me llevaban a su puerta,respiré profundamente....Y temerosa toque al timbre, pasaron unos segundos cuando la voz de Mario se oyo a través del telefonillo preguntando quien era, pero en ese momento me bloquee y solo pude pronunciar mi nombre con una voz tremendamente fina...

    Al final no quise seguir hablando con Mario y ahora mi madre me daba la tabarra diciendome que pasara la aspiradora y que arreglara mi habitación, pero yo le ponía la excusa de que tenía deberes, que no iba a hacer...

    Por que no podia de pensar en el. Era lo unico que tenia en la cabeza, nada mas de pensar que el podia haber estado en ese accidente me ponia nerviosa. Tal vez el verme en esa situación me ha hecho ver lo mucho que le quiero y que rompimos fue una estupidez. Aunque esperare un tiempo para decirle lo que siento. Estaba en mi habitación, intentando estudiar algo ya que los examenes estan a la vuelta de la esquina, pero nada me entra en la cabeza asi que llamare por telefono a mi amiga Marta.
    Unos cuantos toques y ella cogio el teléfono muy contenta. Le pregunté cual era la causa de que estuviera tan feliz después del accidente que sufrierin nuestros amigos, quedé paralizada al oir lo que me dijo, estaba saliendo con Mario. Muy distintos sentimientos recorrieron mi cuerpo, primero pena, que hizo que mis ojos se llenaran de lágrimas, luego alegría por Marta y Mario, si se querían debían estar juntos. Y el más profundo, odio, mucho odio, odio hacia mi mejor amiga, hacia la opersona que más amaba, odio a toda y cada una de las cosas que había en mi vida. Debía hacer algo para separarlos, y algo para vengarme de Marta... Ella sabía que quería a Mario, y sin embargo salió con él, tengo que vengarme de ella. Marta me dijo que si quería podía subir a su casa y me contaba todo, a lo que yo respondí con un insulto y yendome. Pi, pi... sonaba mi móvil, era ella. La colgaba.Pi, pi, volvía a sonar una y otra vez, hasta que se lo cogí y en tono borde la dije que que puñetas quería. Ella se quedó muy extrañada, y me preguntó que que me pasaba, si había tenido problemas con mi madre o algo, que falsa es, sabe perfectamente lo que me pasa y va de preocupada Le dije que tenía muchas ganas de verla a ella y a Mario juntos, y que le dijera a la pandilla de quedar este fin de semana para ir a la casa del descampado, ojala el coche se estrellara de camino y los matara... pero no, sino no podré disfrutar de mi venganza. ¡Adios Marta! Acuerdate de avisar a todos. Así acabó la conversación. Era Lunes, tenía 6 días para planear como acabaría la historia.

  11. #25
    Avatar de Dimples Aham
    Registrad@ el
    18/01/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    2.255
    Agradecido
    27 veces
    Temas
    98
    Me desperté sobresaltada y los rayos del sol penetraron en mis ojos y me despertarón totalmente... -toc, toc- alguien toco la puerta de mi habitación. Era mi madre, que ya estaba dandome la plasta como de costumbre. Entró acelerada al cuarto y gritandome que llegaba tarde al instituto y que si no me daba prisa iba a perder el autobús. Seguí durmiendo, no tenía fuerza para otra cosa... pero de repente recordé que tenia que llevar el trabajo que tanto me habia costado hacer y no podia dejar pasar el día, con las pocas fuerzas que tenía cojí lo primero que encontré me lo puse, desayune, cogí la mochila y salí corriendo a toda prisa para no perder el autobus. Tras 10 minutos esperando llegó el maldito autobús, estaba abarrotado y como pude conseguí agarrarme a una barandilla. Sentía agobio, me sentía agobiada enmedio de tanta gente, banales conversaciones, carcajadas, el olor del perfume de una señora que había a mi lado, todo se unía para hacerme sentir que caía en un profundo abismo. Entonces, el autobús dió un frenazo...

    Y para mi suerte vi que ya había llegado a mi estación. Bajé del autobús y llegué al instituto a tiempo. Cuando entré en clase, vi a mis amigos hablando en un rincón, parecían preocupados por algo y me acerqué a ellos para preguntarles. Me contaron que Beatriz, una compañera de clase, había tenido un accidente...
    Pero... ¿que había pasado con los demás?, eran cinco los que iban en el coche... y ¿Mario? ¿que habría pasado con el? de repente se me hizo un nudo en la garganta, no podría seguir viviendo si a Mario le había pasado algo... me acerqué a María para preguntarle por el...

    María estaba tan desconsertada como yo pero sabia algo más sobre ellos mario al final no cogio ese coche por q un amigo le dijo que se quedara un rato mas en la feria, con eso respire tranquila él era mi vida aunq seguia muy preocupada por los demas segui escuchando, y ella dijo que los demas estanban bien no tenian nada grave aunque estaban ingresado en el hospital.Todos los compañeros acordaron quedar despues de clase para ir a visitarlos. yo...

    Me quedé pensando en Mario... había estado a punto de perderle y aún no le había dicho lo que sentía aún por el después de nuestra ruptura...
    Entré en clase pero enseguida le pedí a la profesora que me dejara ir al baño, ella aceptó y me senté en la taza a llorar, desconsolada
    Pasado un rato, me sequé las lágrimas que corrian por mi rostro, amargas lágrimas de un amor no correspondido, salí del cuarto de baño y me miré al espejo, me vi debil e indefensa, como un animalillo atrapado en una trampa, la trampa del amor que sentía por él, si Mario no era para mí, no sería para nadie.
    Me quedé unos 5 minutos más ahí,delante del espejo pensando en Mario y en todo lo que había pasado entre nosotros...después salí del baño y me dirigí a clase cuando de repente ví a Manuela... ¡Dios! como odiaba a esta profesora, me dijo que que hacía en el pasillo, que tenía que estar en clase y por 4900 vez le dije que era de baxiller y no me tenia que controlar como a una niña de 2ª de eso.
    Pasaron las horas lentamente y ahora me encontraba en frente de la puerta de la casa de Mario...Mi yo interior quería ir a verle,necestiaba hablar con él,pero mi cuerpo estaba paralizado,no sabía que hacer,adelanté unos pocos pasos y subí las escaleras que me llevaban a su puerta,respiré profundamente....Y temerosa toque al timbre, pasaron unos segundos cuando la voz de Mario se oyo a través del telefonillo preguntando quien era, pero en ese momento me bloquee y solo pude pronunciar mi nombre con una voz tremendamente fina...

    Al final no quise seguir hablando con Mario y ahora mi madre me daba la tabarra diciendome que pasara la aspiradora y que arreglara mi habitación, pero yo le ponía la excusa de que tenía deberes, que no iba a hacer...

    Por que no podia de pensar en el. Era lo unico que tenia en la cabeza, nada mas de pensar que el podia haber estado en ese accidente me ponia nerviosa. Tal vez el verme en esa situación me ha hecho ver lo mucho que le quiero y que rompimos fue una estupidez. Aunque esperare un tiempo para decirle lo que siento. Estaba en mi habitación, intentando estudiar algo ya que los examenes estan a la vuelta de la esquina, pero nada me entra en la cabeza asi que llamare por telefono a mi amiga Marta.
    Unos cuantos toques y ella cogio el teléfono muy contenta. Le pregunté cual era la causa de que estuviera tan feliz después del accidente que sufrierin nuestros amigos, quedé paralizada al oir lo que me dijo, estaba saliendo con Mario. Muy distintos sentimientos recorrieron mi cuerpo, primero pena, que hizo que mis ojos se llenaran de lágrimas, luego alegría por Marta y Mario, si se querían debían estar juntos. Y el más profundo, odio, mucho odio, odio hacia mi mejor amiga, hacia la opersona que más amaba, odio a toda y cada una de las cosas que había en mi vida. Debía hacer algo para separarlos, y algo para vengarme de Marta... Ella sabía que quería a Mario, y sin embargo salió con él, tengo que vengarme de ella. Marta me dijo que si quería podía subir a su casa y me contaba todo, a lo que yo respondí con un insulto y yendome. Pi, pi... sonaba mi móvil, era ella. La colgaba.Pi, pi, volvía a sonar una y otra vez, hasta que se lo cogí y en tono borde la dije que que puñetas quería. Ella se quedó muy extrañada, y me preguntó que que me pasaba, si había tenido problemas con mi madre o algo, que falsa es, sabe perfectamente lo que me pasa y va de preocupada Le dije que tenía muchas ganas de verla a ella y a Mario juntos, y que le dijera a la pandilla de quedar este fin de semana para ir a la casa del descampado, ojala el coche se estrellara de camino y los matara... pero no, sino no podré disfrutar de mi venganza. ¡Adios Marta! Acuerdate de avisar a todos. Así acabó la conversación. Era Lunes, tenía 6 días para planear como acabaría la historia.

    No... yo no tenía fuerzas, no podía vengarme... sabía que quien lo había perdido había sido yo... ahora era yo la única gilipollas y estúpida, Marta no tenía culpa, pero igualmente que le follen. Mi vida es una puta mierda, ya no puedo más... Rompí a llorar en la pena más amarga que jamás había sentido
    -toc,toc, ¿hija que haces?-
    -nada, mama dejame un rato-
    -bueno, vale, vaya humor tienes últimamente. Me voy a hacer la compra-

    Era mi momento, alguien no se quien pero alguien me daba la oportunidad de acabar con todo, mi madre había salido y ahora estaba sola en casa... Me acerqué con pasos débiles y la cara llena de lágrimas al baño
    Hey, I just met you and this is crazy
    but here’s my number so call me, maybe

  12. #26
    Avatar de [{\Grönkjâèr/}] Muy Entendid@
    Registrad@ el
    17/12/2005
    Localidad
    Benidorm, aunque ahora Valencia
    Sexo
    Chico
    Edad
    32
    Mensajes
    1.077
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    9
    Me desperté sobresaltada y los rayos del sol penetraron en mis ojos y me despertarón totalmente... -toc, toc- alguien toco la puerta de mi habitación. Era mi madre, que ya estaba dandome la plasta como de costumbre. Entró acelerada al cuarto y gritandome que llegaba tarde al instituto y que si no me daba prisa iba a perder el autobús. Seguí durmiendo, no tenía fuerza para otra cosa... pero de repente recordé que tenia que llevar el trabajo que tanto me habia costado hacer y no podia dejar pasar el día, con las pocas fuerzas que tenía cojí lo primero que encontré me lo puse, desayune, cogí la mochila y salí corriendo a toda prisa para no perder el autobus. Tras 10 minutos esperando llegó el maldito autobús, estaba abarrotado y como pude conseguí agarrarme a una barandilla. Sentía agobio, me sentía agobiada enmedio de tanta gente, banales conversaciones, carcajadas, el olor del perfume de una señora que había a mi lado, todo se unía para hacerme sentir que caía en un profundo abismo. Entonces, el autobús dió un frenazo...

    Y para mi suerte vi que ya había llegado a mi estación. Bajé del autobús y llegué al instituto a tiempo. Cuando entré en clase, vi a mis amigos hablando en un rincón, parecían preocupados por algo y me acerqué a ellos para preguntarles. Me contaron que Beatriz, una compañera de clase, había tenido un accidente...
    Pero... ¿que había pasado con los demás?, eran cinco los que iban en el coche... y ¿Mario? ¿que habría pasado con el? de repente se me hizo un nudo en la garganta, no podría seguir viviendo si a Mario le había pasado algo... me acerqué a María para preguntarle por el...

    María estaba tan desconsertada como yo pero sabia algo más sobre ellos mario al final no cogio ese coche por q un amigo le dijo que se quedara un rato mas en la feria, con eso respire tranquila él era mi vida aunq seguia muy preocupada por los demas segui escuchando, y ella dijo que los demas estanban bien no tenian nada grave aunque estaban ingresado en el hospital.Todos los compañeros acordaron quedar despues de clase para ir a visitarlos. yo...

    Me quedé pensando en Mario... había estado a punto de perderle y aún no le había dicho lo que sentía aún por el después de nuestra ruptura...
    Entré en clase pero enseguida le pedí a la profesora que me dejara ir al baño, ella aceptó y me senté en la taza a llorar, desconsolada
    Pasado un rato, me sequé las lágrimas que corrian por mi rostro, amargas lágrimas de un amor no correspondido, salí del cuarto de baño y me miré al espejo, me vi debil e indefensa, como un animalillo atrapado en una trampa, la trampa del amor que sentía por él, si Mario no era para mí, no sería para nadie.
    Me quedé unos 5 minutos más ahí,delante del espejo pensando en Mario y en todo lo que había pasado entre nosotros...después salí del baño y me dirigí a clase cuando de repente ví a Manuela... ¡Dios! como odiaba a esta profesora, me dijo que que hacía en el pasillo, que tenía que estar en clase y por 4900 vez le dije que era de baxiller y no me tenia que controlar como a una niña de 2ª de eso.
    Pasaron las horas lentamente y ahora me encontraba en frente de la puerta de la casa de Mario...Mi yo interior quería ir a verle,necestiaba hablar con él,pero mi cuerpo estaba paralizado,no sabía que hacer,adelanté unos pocos pasos y subí las escaleras que me llevaban a su puerta,respiré profundamente....Y temerosa toque al timbre, pasaron unos segundos cuando la voz de Mario se oyo a través del telefonillo preguntando quien era, pero en ese momento me bloquee y solo pude pronunciar mi nombre con una voz tremendamente fina...

    Al final no quise seguir hablando con Mario y ahora mi madre me daba la tabarra diciendome que pasara la aspiradora y que arreglara mi habitación, pero yo le ponía la excusa de que tenía deberes, que no iba a hacer...

    Por que no podia de pensar en el. Era lo unico que tenia en la cabeza, nada mas de pensar que el podia haber estado en ese accidente me ponia nerviosa. Tal vez el verme en esa situación me ha hecho ver lo mucho que le quiero y que rompimos fue una estupidez. Aunque esperare un tiempo para decirle lo que siento. Estaba en mi habitación, intentando estudiar algo ya que los examenes estan a la vuelta de la esquina, pero nada me entra en la cabeza asi que llamare por telefono a mi amiga Marta.
    Unos cuantos toques y ella cogio el teléfono muy contenta. Le pregunté cual era la causa de que estuviera tan feliz después del accidente que sufrierin nuestros amigos, quedé paralizada al oir lo que me dijo, estaba saliendo con Mario. Muy distintos sentimientos recorrieron mi cuerpo, primero pena, que hizo que mis ojos se llenaran de lágrimas, luego alegría por Marta y Mario, si se querían debían estar juntos. Y el más profundo, odio, mucho odio, odio hacia mi mejor amiga, hacia la opersona que más amaba, odio a toda y cada una de las cosas que había en mi vida. Debía hacer algo para separarlos, y algo para vengarme de Marta... Ella sabía que quería a Mario, y sin embargo salió con él, tengo que vengarme de ella. Marta me dijo que si quería podía subir a su casa y me contaba todo, a lo que yo respondí con un insulto y yendome. Pi, pi... sonaba mi móvil, era ella. La colgaba.Pi, pi, volvía a sonar una y otra vez, hasta que se lo cogí y en tono borde la dije que que puñetas quería. Ella se quedó muy extrañada, y me preguntó que que me pasaba, si había tenido problemas con mi madre o algo, que falsa es, sabe perfectamente lo que me pasa y va de preocupada Le dije que tenía muchas ganas de verla a ella y a Mario juntos, y que le dijera a la pandilla de quedar este fin de semana para ir a la casa del descampado, ojala el coche se estrellara de camino y los matara... pero no, sino no podré disfrutar de mi venganza. ¡Adios Marta! Acuerdate de avisar a todos. Así acabó la conversación. Era Lunes, tenía 6 días para planear como acabaría la historia.

    No... yo no tenía fuerzas, no podía vengarme... sabía que quien lo había perdido había sido yo... ahora era yo la única gilipollas y estúpida, Marta no tenía culpa, pero igualmente que le follen. Mi vida es una puta mierda, ya no puedo más... Rompí a llorar en la pena más amarga que jamás había sentido
    -toc,toc, ¿hija que haces?-
    -nada, mama dejame un rato-
    -bueno, vale, vaya humor tienes últimamente. Me voy a hacer la compra-

    Era mi momento, alguien no se quien pero alguien me daba la oportunidad de acabar con todo, mi madre había salido y ahora estaba sola en casa... Me acerqué con pasos débiles y la cara llena de lágrimas al baño.

    Alli ya no tenia vuelta atras, estando a solas en casa sin que nadie me pudiera sacar de mi error. Buscando en los cajones algo con lo que poder cumplir con mi objetivo, ahi esta, una cuchilla, ha llegado el momento voy a hacerlo. En un instante toda mi vida pasa ante mi, mientras la cuchilla se acerca, buenos momentos y malos y de repente... ¡Ay! Me pinche con la cuchilla y me dije: "¿Que estoy haciendo? Esto no es propio de mi". Deje la cuchilla donde estaba y me volvi a mi habitación, donde segui llorando un rato mas. Después intente ponerme a estudiar. Mas tarde llego mi madre, cené y me fui a la cama pensando que mañana sera otro día.

    A la mañana siguiente...
    Dicen que casi todo el cerebro deja de funcionar durante la hibernacion todo menos el lado primitivo el animal. Ahora entiendo porqué sigo despierto



    Think, what do you want to be happy? Money? I don't think so. Only you need to be happy is that thing you feel good.

    Todos los osos polares somos zurdos.
    En cuanto a esto de los eufemismos es curioso porque cada vez que leo los periódicos me siento mucho menos preocupado por mis problemas porque ahora se que mi economia no se va al garete como me pensaba sino que simplemente esta experimentado un crecimiento negativo, es decir, que crece pero que crece para abajo en la dirección incorrecta.

  13. #27
    Avatar de 123456 Fucking Hostile
    Registrad@ el
    30/06/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    4.470
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    156
    Me desperté sobresaltada y los rayos del sol penetraron en mis ojos y me despertarón totalmente... -toc, toc- alguien toco la puerta de mi habitación. Era mi madre, que ya estaba dandome la plasta como de costumbre. Entró acelerada al cuarto y gritandome que llegaba tarde al instituto y que si no me daba prisa iba a perder el autobús. Seguí durmiendo, no tenía fuerza para otra cosa... pero de repente recordé que tenia que llevar el trabajo que tanto me habia costado hacer y no podia dejar pasar el día, con las pocas fuerzas que tenía cojí lo primero que encontré me lo puse, desayune, cogí la mochila y salí corriendo a toda prisa para no perder el autobus. Tras 10 minutos esperando llegó el maldito autobús, estaba abarrotado y como pude conseguí agarrarme a una barandilla. Sentía agobio, me sentía agobiada enmedio de tanta gente, banales conversaciones, carcajadas, el olor del perfume de una señora que había a mi lado, todo se unía para hacerme sentir que caía en un profundo abismo. Entonces, el autobús dió un frenazo...

    Y para mi suerte vi que ya había llegado a mi estación. Bajé del autobús y llegué al instituto a tiempo. Cuando entré en clase, vi a mis amigos hablando en un rincón, parecían preocupados por algo y me acerqué a ellos para preguntarles. Me contaron que Beatriz, una compañera de clase, había tenido un accidente...
    Pero... ¿que había pasado con los demás?, eran cinco los que iban en el coche... y ¿Mario? ¿que habría pasado con el? de repente se me hizo un nudo en la garganta, no podría seguir viviendo si a Mario le había pasado algo... me acerqué a María para preguntarle por el...

    María estaba tan desconsertada como yo pero sabia algo más sobre ellos mario al final no cogio ese coche por q un amigo le dijo que se quedara un rato mas en la feria, con eso respire tranquila él era mi vida aunq seguia muy preocupada por los demas segui escuchando, y ella dijo que los demas estanban bien no tenian nada grave aunque estaban ingresado en el hospital.Todos los compañeros acordaron quedar despues de clase para ir a visitarlos. yo...

    Me quedé pensando en Mario... había estado a punto de perderle y aún no le había dicho lo que sentía aún por el después de nuestra ruptura...
    Entré en clase pero enseguida le pedí a la profesora que me dejara ir al baño, ella aceptó y me senté en la taza a llorar, desconsolada
    Pasado un rato, me sequé las lágrimas que corrian por mi rostro, amargas lágrimas de un amor no correspondido, salí del cuarto de baño y me miré al espejo, me vi debil e indefensa, como un animalillo atrapado en una trampa, la trampa del amor que sentía por él, si Mario no era para mí, no sería para nadie.
    Me quedé unos 5 minutos más ahí,delante del espejo pensando en Mario y en todo lo que había pasado entre nosotros...después salí del baño y me dirigí a clase cuando de repente ví a Manuela... ¡Dios! como odiaba a esta profesora, me dijo que que hacía en el pasillo, que tenía que estar en clase y por 4900 vez le dije que era de baxiller y no me tenia que controlar como a una niña de 2ª de eso.
    Pasaron las horas lentamente y ahora me encontraba en frente de la puerta de la casa de Mario...Mi yo interior quería ir a verle,necestiaba hablar con él,pero mi cuerpo estaba paralizado,no sabía que hacer,adelanté unos pocos pasos y subí las escaleras que me llevaban a su puerta,respiré profundamente....Y temerosa toque al timbre, pasaron unos segundos cuando la voz de Mario se oyo a través del telefonillo preguntando quien era, pero en ese momento me bloquee y solo pude pronunciar mi nombre con una voz tremendamente fina...

    Al final no quise seguir hablando con Mario y ahora mi madre me daba la tabarra diciendome que pasara la aspiradora y que arreglara mi habitación, pero yo le ponía la excusa de que tenía deberes, que no iba a hacer...

    Por que no podia de pensar en el. Era lo unico que tenia en la cabeza, nada mas de pensar que el podia haber estado en ese accidente me ponia nerviosa. Tal vez el verme en esa situación me ha hecho ver lo mucho que le quiero y que rompimos fue una estupidez. Aunque esperare un tiempo para decirle lo que siento. Estaba en mi habitación, intentando estudiar algo ya que los examenes estan a la vuelta de la esquina, pero nada me entra en la cabeza asi que llamare por telefono a mi amiga Marta.
    Unos cuantos toques y ella cogio el teléfono muy contenta. Le pregunté cual era la causa de que estuviera tan feliz después del accidente que sufrierin nuestros amigos, quedé paralizada al oir lo que me dijo, estaba saliendo con Mario. Muy distintos sentimientos recorrieron mi cuerpo, primero pena, que hizo que mis ojos se llenaran de lágrimas, luego alegría por Marta y Mario, si se querían debían estar juntos. Y el más profundo, odio, mucho odio, odio hacia mi mejor amiga, hacia la opersona que más amaba, odio a toda y cada una de las cosas que había en mi vida. Debía hacer algo para separarlos, y algo para vengarme de Marta... Ella sabía que quería a Mario, y sin embargo salió con él, tengo que vengarme de ella. Marta me dijo que si quería podía subir a su casa y me contaba todo, a lo que yo respondí con un insulto y yendome. Pi, pi... sonaba mi móvil, era ella. La colgaba.Pi, pi, volvía a sonar una y otra vez, hasta que se lo cogí y en tono borde la dije que que puñetas quería. Ella se quedó muy extrañada, y me preguntó que que me pasaba, si había tenido problemas con mi madre o algo, que falsa es, sabe perfectamente lo que me pasa y va de preocupada Le dije que tenía muchas ganas de verla a ella y a Mario juntos, y que le dijera a la pandilla de quedar este fin de semana para ir a la casa del descampado, ojala el coche se estrellara de camino y los matara... pero no, sino no podré disfrutar de mi venganza. ¡Adios Marta! Acuerdate de avisar a todos. Así acabó la conversación. Era Lunes, tenía 6 días para planear como acabaría la historia.

    No... yo no tenía fuerzas, no podía vengarme... sabía que quien lo había perdido había sido yo... ahora era yo la única gilipollas y estúpida, Marta no tenía culpa, pero igualmente que le follen. Mi vida es una puta mierda, ya no puedo más... Rompí a llorar en la pena más amarga que jamás había sentido
    -toc,toc, ¿hija que haces?-
    -nada, mama dejame un rato-
    -bueno, vale, vaya humor tienes últimamente. Me voy a hacer la compra-

    Era mi momento, alguien no se quien pero alguien me daba la oportunidad de acabar con todo, mi madre había salido y ahora estaba sola en casa... Me acerqué con pasos débiles y la cara llena de lágrimas al baño.

    Alli ya no tenia vuelta atras, estando a solas en casa sin que nadie me pudiera sacar de mi error. Buscando en los cajones algo con lo que poder cumplir con mi objetivo, ahi esta, una cuchilla, ha llegado el momento voy a hacerlo. En un instante toda mi vida pasa ante mi, mientras la cuchilla se acerca, buenos momentos y malos y de repente... ¡Ay! Me pinche con la cuchilla y me dije: "¿Que estoy haciendo? Esto no es propio de mi". Deje la cuchilla donde estaba y me volvi a mi habitación, donde segui llorando un rato mas. Después intente ponerme a estudiar. Mas tarde llego mi madre, cené y me fui a la cama pensando que mañana sera otro día.

    A la mañana siguiente la misma rutina de todos los días, entro al baño, me visto, desayuno y a la parada del bus. Mi mente me juega malas pasadas, no se si puedo confiar en alguien, de repente empieza a llover, ¡Genial! me tapo como puedo con la chaqueta, espero k no tarde mucho el autobus...

  14. #28
    Avatar de Dimples Aham
    Registrad@ el
    18/01/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    2.255
    Agradecido
    27 veces
    Temas
    98
    Me desperté sobresaltada y los rayos del sol penetraron en mis ojos y me despertarón totalmente... -toc, toc- alguien toco la puerta de mi habitación. Era mi madre, que ya estaba dandome la plasta como de costumbre. Entró acelerada al cuarto y gritandome que llegaba tarde al instituto y que si no me daba prisa iba a perder el autobús. Seguí durmiendo, no tenía fuerza para otra cosa... pero de repente recordé que tenia que llevar el trabajo que tanto me habia costado hacer y no podia dejar pasar el día, con las pocas fuerzas que tenía cojí lo primero que encontré me lo puse, desayune, cogí la mochila y salí corriendo a toda prisa para no perder el autobus. Tras 10 minutos esperando llegó el maldito autobús, estaba abarrotado y como pude conseguí agarrarme a una barandilla. Sentía agobio, me sentía agobiada enmedio de tanta gente, banales conversaciones, carcajadas, el olor del perfume de una señora que había a mi lado, todo se unía para hacerme sentir que caía en un profundo abismo. Entonces, el autobús dió un frenazo...

    Y para mi suerte vi que ya había llegado a mi estación. Bajé del autobús y llegué al instituto a tiempo. Cuando entré en clase, vi a mis amigos hablando en un rincón, parecían preocupados por algo y me acerqué a ellos para preguntarles. Me contaron que Beatriz, una compañera de clase, había tenido un accidente...
    Pero... ¿que había pasado con los demás?, eran cinco los que iban en el coche... y ¿Mario? ¿que habría pasado con el? de repente se me hizo un nudo en la garganta, no podría seguir viviendo si a Mario le había pasado algo... me acerqué a María para preguntarle por el...

    María estaba tan desconsertada como yo pero sabia algo más sobre ellos mario al final no cogio ese coche por q un amigo le dijo que se quedara un rato mas en la feria, con eso respire tranquila él era mi vida aunq seguia muy preocupada por los demas segui escuchando, y ella dijo que los demas estanban bien no tenian nada grave aunque estaban ingresado en el hospital.Todos los compañeros acordaron quedar despues de clase para ir a visitarlos. yo...

    Me quedé pensando en Mario... había estado a punto de perderle y aún no le había dicho lo que sentía aún por el después de nuestra ruptura...
    Entré en clase pero enseguida le pedí a la profesora que me dejara ir al baño, ella aceptó y me senté en la taza a llorar, desconsolada
    Pasado un rato, me sequé las lágrimas que corrian por mi rostro, amargas lágrimas de un amor no correspondido, salí del cuarto de baño y me miré al espejo, me vi debil e indefensa, como un animalillo atrapado en una trampa, la trampa del amor que sentía por él, si Mario no era para mí, no sería para nadie.
    Me quedé unos 5 minutos más ahí,delante del espejo pensando en Mario y en todo lo que había pasado entre nosotros...después salí del baño y me dirigí a clase cuando de repente ví a Manuela... ¡Dios! como odiaba a esta profesora, me dijo que que hacía en el pasillo, que tenía que estar en clase y por 4900 vez le dije que era de baxiller y no me tenia que controlar como a una niña de 2ª de eso.
    Pasaron las horas lentamente y ahora me encontraba en frente de la puerta de la casa de Mario...Mi yo interior quería ir a verle,necestiaba hablar con él,pero mi cuerpo estaba paralizado,no sabía que hacer,adelanté unos pocos pasos y subí las escaleras que me llevaban a su puerta,respiré profundamente....Y temerosa toque al timbre, pasaron unos segundos cuando la voz de Mario se oyo a través del telefonillo preguntando quien era, pero en ese momento me bloquee y solo pude pronunciar mi nombre con una voz tremendamente fina...

    Al final no quise seguir hablando con Mario y ahora mi madre me daba la tabarra diciendome que pasara la aspiradora y que arreglara mi habitación, pero yo le ponía la excusa de que tenía deberes, que no iba a hacer...

    Por que no podia de pensar en el. Era lo unico que tenia en la cabeza, nada mas de pensar que el podia haber estado en ese accidente me ponia nerviosa. Tal vez el verme en esa situación me ha hecho ver lo mucho que le quiero y que rompimos fue una estupidez. Aunque esperare un tiempo para decirle lo que siento. Estaba en mi habitación, intentando estudiar algo ya que los examenes estan a la vuelta de la esquina, pero nada me entra en la cabeza asi que llamare por telefono a mi amiga Marta.
    Unos cuantos toques y ella cogio el teléfono muy contenta. Le pregunté cual era la causa de que estuviera tan feliz después del accidente que sufrierin nuestros amigos, quedé paralizada al oir lo que me dijo, estaba saliendo con Mario. Muy distintos sentimientos recorrieron mi cuerpo, primero pena, que hizo que mis ojos se llenaran de lágrimas, luego alegría por Marta y Mario, si se querían debían estar juntos. Y el más profundo, odio, mucho odio, odio hacia mi mejor amiga, hacia la opersona que más amaba, odio a toda y cada una de las cosas que había en mi vida. Debía hacer algo para separarlos, y algo para vengarme de Marta... Ella sabía que quería a Mario, y sin embargo salió con él, tengo que vengarme de ella. Marta me dijo que si quería podía subir a su casa y me contaba todo, a lo que yo respondí con un insulto y yendome. Pi, pi... sonaba mi móvil, era ella. La colgaba.Pi, pi, volvía a sonar una y otra vez, hasta que se lo cogí y en tono borde la dije que que puñetas quería. Ella se quedó muy extrañada, y me preguntó que que me pasaba, si había tenido problemas con mi madre o algo, que falsa es, sabe perfectamente lo que me pasa y va de preocupada Le dije que tenía muchas ganas de verla a ella y a Mario juntos, y que le dijera a la pandilla de quedar este fin de semana para ir a la casa del descampado, ojala el coche se estrellara de camino y los matara... pero no, sino no podré disfrutar de mi venganza. ¡Adios Marta! Acuerdate de avisar a todos. Así acabó la conversación. Era Lunes, tenía 6 días para planear como acabaría la historia.

    No... yo no tenía fuerzas, no podía vengarme... sabía que quien lo había perdido había sido yo... ahora era yo la única gilipollas y estúpida, Marta no tenía culpa, pero igualmente que le follen. Mi vida es una puta mierda, ya no puedo más... Rompí a llorar en la pena más amarga que jamás había sentido
    -toc,toc, ¿hija que haces?-
    -nada, mama dejame un rato-
    -bueno, vale, vaya humor tienes últimamente. Me voy a hacer la compra-

    Era mi momento, alguien no se quien pero alguien me daba la oportunidad de acabar con todo, mi madre había salido y ahora estaba sola en casa... Me acerqué con pasos débiles y la cara llena de lágrimas al baño.

    Alli ya no tenia vuelta atras, estando a solas en casa sin que nadie me pudiera sacar de mi error. Buscando en los cajones algo con lo que poder cumplir con mi objetivo, ahi esta, una cuchilla, ha llegado el momento voy a hacerlo. En un instante toda mi vida pasa ante mi, mientras la cuchilla se acerca, buenos momentos y malos y de repente... ¡Ay! Me pinche con la cuchilla y me dije: "¿Que estoy haciendo? Esto no es propio de mi". Deje la cuchilla donde estaba y me volvi a mi habitación, donde segui llorando un rato mas. Después intente ponerme a estudiar. Mas tarde llego mi madre, cené y me fui a la cama pensando que mañana sera otro día.

    A la mañana siguiente la misma rutina de todos los días, entro al baño, me visto, desayuno y a la parada del bus. Mi mente me juega malas pasadas, no se si puedo confiar en alguien, de repente empieza a llover, ¡Genial! me tapo como puedo con la chaqueta, espero k no tarde mucho el autobus...

    Pero, prefiero no ir a clase, por un día no pasará nada....
    Me dirijo a donde me lleven mis pies y acabo en
    Hey, I just met you and this is crazy
    but here’s my number so call me, maybe

  15. #29
    Avatar de 123456 Fucking Hostile
    Registrad@ el
    30/06/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    4.470
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    156
    Me desperté sobresaltada y los rayos del sol penetraron en mis ojos y me despertarón totalmente... -toc, toc- alguien toco la puerta de mi habitación. Era mi madre, que ya estaba dandome la plasta como de costumbre. Entró acelerada al cuarto y gritandome que llegaba tarde al instituto y que si no me daba prisa iba a perder el autobús. Seguí durmiendo, no tenía fuerza para otra cosa... pero de repente recordé que tenia que llevar el trabajo que tanto me habia costado hacer y no podia dejar pasar el día, con las pocas fuerzas que tenía cojí lo primero que encontré me lo puse, desayune, cogí la mochila y salí corriendo a toda prisa para no perder el autobus. Tras 10 minutos esperando llegó el maldito autobús, estaba abarrotado y como pude conseguí agarrarme a una barandilla. Sentía agobio, me sentía agobiada enmedio de tanta gente, banales conversaciones, carcajadas, el olor del perfume de una señora que había a mi lado, todo se unía para hacerme sentir que caía en un profundo abismo. Entonces, el autobús dió un frenazo...

    Y para mi suerte vi que ya había llegado a mi estación. Bajé del autobús y llegué al instituto a tiempo. Cuando entré en clase, vi a mis amigos hablando en un rincón, parecían preocupados por algo y me acerqué a ellos para preguntarles. Me contaron que Beatriz, una compañera de clase, había tenido un accidente...
    Pero... ¿que había pasado con los demás?, eran cinco los que iban en el coche... y ¿Mario? ¿que habría pasado con el? de repente se me hizo un nudo en la garganta, no podría seguir viviendo si a Mario le había pasado algo... me acerqué a María para preguntarle por el...

    María estaba tan desconsertada como yo pero sabia algo más sobre ellos mario al final no cogio ese coche por q un amigo le dijo que se quedara un rato mas en la feria, con eso respire tranquila él era mi vida aunq seguia muy preocupada por los demas segui escuchando, y ella dijo que los demas estanban bien no tenian nada grave aunque estaban ingresado en el hospital.Todos los compañeros acordaron quedar despues de clase para ir a visitarlos. yo...

    Me quedé pensando en Mario... había estado a punto de perderle y aún no le había dicho lo que sentía aún por el después de nuestra ruptura...
    Entré en clase pero enseguida le pedí a la profesora que me dejara ir al baño, ella aceptó y me senté en la taza a llorar, desconsolada
    Pasado un rato, me sequé las lágrimas que corrian por mi rostro, amargas lágrimas de un amor no correspondido, salí del cuarto de baño y me miré al espejo, me vi debil e indefensa, como un animalillo atrapado en una trampa, la trampa del amor que sentía por él, si Mario no era para mí, no sería para nadie.
    Me quedé unos 5 minutos más ahí,delante del espejo pensando en Mario y en todo lo que había pasado entre nosotros...después salí del baño y me dirigí a clase cuando de repente ví a Manuela... ¡Dios! como odiaba a esta profesora, me dijo que que hacía en el pasillo, que tenía que estar en clase y por 4900 vez le dije que era de baxiller y no me tenia que controlar como a una niña de 2ª de eso.
    Pasaron las horas lentamente y ahora me encontraba en frente de la puerta de la casa de Mario...Mi yo interior quería ir a verle,necestiaba hablar con él,pero mi cuerpo estaba paralizado,no sabía que hacer,adelanté unos pocos pasos y subí las escaleras que me llevaban a su puerta,respiré profundamente....Y temerosa toque al timbre, pasaron unos segundos cuando la voz de Mario se oyo a través del telefonillo preguntando quien era, pero en ese momento me bloquee y solo pude pronunciar mi nombre con una voz tremendamente fina...

    Al final no quise seguir hablando con Mario y ahora mi madre me daba la tabarra diciendome que pasara la aspiradora y que arreglara mi habitación, pero yo le ponía la excusa de que tenía deberes, que no iba a hacer...

    Por que no podia de pensar en el. Era lo unico que tenia en la cabeza, nada mas de pensar que el podia haber estado en ese accidente me ponia nerviosa. Tal vez el verme en esa situación me ha hecho ver lo mucho que le quiero y que rompimos fue una estupidez. Aunque esperare un tiempo para decirle lo que siento. Estaba en mi habitación, intentando estudiar algo ya que los examenes estan a la vuelta de la esquina, pero nada me entra en la cabeza asi que llamare por telefono a mi amiga Marta.
    Unos cuantos toques y ella cogio el teléfono muy contenta. Le pregunté cual era la causa de que estuviera tan feliz después del accidente que sufrierin nuestros amigos, quedé paralizada al oir lo que me dijo, estaba saliendo con Mario. Muy distintos sentimientos recorrieron mi cuerpo, primero pena, que hizo que mis ojos se llenaran de lágrimas, luego alegría por Marta y Mario, si se querían debían estar juntos. Y el más profundo, odio, mucho odio, odio hacia mi mejor amiga, hacia la opersona que más amaba, odio a toda y cada una de las cosas que había en mi vida. Debía hacer algo para separarlos, y algo para vengarme de Marta... Ella sabía que quería a Mario, y sin embargo salió con él, tengo que vengarme de ella. Marta me dijo que si quería podía subir a su casa y me contaba todo, a lo que yo respondí con un insulto y yendome. Pi, pi... sonaba mi móvil, era ella. La colgaba.Pi, pi, volvía a sonar una y otra vez, hasta que se lo cogí y en tono borde la dije que que puñetas quería. Ella se quedó muy extrañada, y me preguntó que que me pasaba, si había tenido problemas con mi madre o algo, que falsa es, sabe perfectamente lo que me pasa y va de preocupada Le dije que tenía muchas ganas de verla a ella y a Mario juntos, y que le dijera a la pandilla de quedar este fin de semana para ir a la casa del descampado, ojala el coche se estrellara de camino y los matara... pero no, sino no podré disfrutar de mi venganza. ¡Adios Marta! Acuerdate de avisar a todos. Así acabó la conversación. Era Lunes, tenía 6 días para planear como acabaría la historia.

    No... yo no tenía fuerzas, no podía vengarme... sabía que quien lo había perdido había sido yo... ahora era yo la única gilipollas y estúpida, Marta no tenía culpa, pero igualmente que le follen. Mi vida es una puta mierda, ya no puedo más... Rompí a llorar en la pena más amarga que jamás había sentido
    -toc,toc, ¿hija que haces?-
    -nada, mama dejame un rato-
    -bueno, vale, vaya humor tienes últimamente. Me voy a hacer la compra-

    Era mi momento, alguien no se quien pero alguien me daba la oportunidad de acabar con todo, mi madre había salido y ahora estaba sola en casa... Me acerqué con pasos débiles y la cara llena de lágrimas al baño.

    Alli ya no tenia vuelta atras, estando a solas en casa sin que nadie me pudiera sacar de mi error. Buscando en los cajones algo con lo que poder cumplir con mi objetivo, ahi esta, una cuchilla, ha llegado el momento voy a hacerlo. En un instante toda mi vida pasa ante mi, mientras la cuchilla se acerca, buenos momentos y malos y de repente... ¡Ay! Me pinche con la cuchilla y me dije: "¿Que estoy haciendo? Esto no es propio de mi". Deje la cuchilla donde estaba y me volvi a mi habitación, donde segui llorando un rato mas. Después intente ponerme a estudiar. Mas tarde llego mi madre, cené y me fui a la cama pensando que mañana sera otro día.

    A la mañana siguiente la misma rutina de todos los días, entro al baño, me visto, desayuno y a la parada del bus. Mi mente me juega malas pasadas, no se si puedo confiar en alguien, de repente empieza a llover, ¡Genial! me tapo como puedo con la chaqueta, espero k no tarde mucho el autobus...

    Pero, prefiero no ir a clase, por un día no pasará nada....
    Me dirijo a donde me lleven mis pies y acabo enfrente de un bar algo extraño, la puerta esta gastada por el tiempo, y una cortina de terciopelo morado cubre el hueco de la puerta abierta. Aparto la cortina y me asomo dentro, está oscuro, solo se iluminan algunas esquinas con grandes velones, la curiosidad mató al gato... pero no creo que pase nada por echar un vistazo. Entro en silencio y miro en las distintas habitaciones, una decoración peculiar, parece una tetería, pero no hay nadie. De repente...

  16. #30
    te oigo pensar
    Registrad@ el
    03/09/2005
    Sexo
    Chica
    Edad
    28
    Mensajes
    5.826
    Agradecido
    64 veces
    Temas
    51
    Me desperté sobresaltada y los rayos del sol penetraron en mis ojos y me despertarón totalmente... -toc, toc- alguien toco la puerta de mi habitación. Era mi madre, que ya estaba dandome la plasta como de costumbre. Entró acelerada al cuarto y gritandome que llegaba tarde al instituto y que si no me daba prisa iba a perder el autobús. Seguí durmiendo, no tenía fuerza para otra cosa... pero de repente recordé que tenia que llevar el trabajo que tanto me habia costado hacer y no podia dejar pasar el día, con las pocas fuerzas que tenía cojí lo primero que encontré me lo puse, desayune, cogí la mochila y salí corriendo a toda prisa para no perder el autobus. Tras 10 minutos esperando llegó el maldito autobús, estaba abarrotado y como pude conseguí agarrarme a una barandilla. Sentía agobio, me sentía agobiada enmedio de tanta gente, banales conversaciones, carcajadas, el olor del perfume de una señora que había a mi lado, todo se unía para hacerme sentir que caía en un profundo abismo. Entonces, el autobús dió un frenazo...

    Y para mi suerte vi que ya había llegado a mi estación. Bajé del autobús y llegué al instituto a tiempo. Cuando entré en clase, vi a mis amigos hablando en un rincón, parecían preocupados por algo y me acerqué a ellos para preguntarles. Me contaron que Beatriz, una compañera de clase, había tenido un accidente...
    Pero... ¿que había pasado con los demás?, eran cinco los que iban en el coche... y ¿Mario? ¿que habría pasado con el? de repente se me hizo un nudo en la garganta, no podría seguir viviendo si a Mario le había pasado algo... me acerqué a María para preguntarle por el...

    María estaba tan desconsertada como yo pero sabia algo más sobre ellos mario al final no cogio ese coche por q un amigo le dijo que se quedara un rato mas en la feria, con eso respire tranquila él era mi vida aunq seguia muy preocupada por los demas segui escuchando, y ella dijo que los demas estanban bien no tenian nada grave aunque estaban ingresado en el hospital.Todos los compañeros acordaron quedar despues de clase para ir a visitarlos. yo...

    Me quedé pensando en Mario... había estado a punto de perderle y aún no le había dicho lo que sentía aún por el después de nuestra ruptura...
    Entré en clase pero enseguida le pedí a la profesora que me dejara ir al baño, ella aceptó y me senté en la taza a llorar, desconsolada
    Pasado un rato, me sequé las lágrimas que corrian por mi rostro, amargas lágrimas de un amor no correspondido, salí del cuarto de baño y me miré al espejo, me vi debil e indefensa, como un animalillo atrapado en una trampa, la trampa del amor que sentía por él, si Mario no era para mí, no sería para nadie.
    Me quedé unos 5 minutos más ahí,delante del espejo pensando en Mario y en todo lo que había pasado entre nosotros...después salí del baño y me dirigí a clase cuando de repente ví a Manuela... ¡Dios! como odiaba a esta profesora, me dijo que que hacía en el pasillo, que tenía que estar en clase y por 4900 vez le dije que era de baxiller y no me tenia que controlar como a una niña de 2ª de eso.
    Pasaron las horas lentamente y ahora me encontraba en frente de la puerta de la casa de Mario...Mi yo interior quería ir a verle,necestiaba hablar con él,pero mi cuerpo estaba paralizado,no sabía que hacer,adelanté unos pocos pasos y subí las escaleras que me llevaban a su puerta,respiré profundamente....Y temerosa toque al timbre, pasaron unos segundos cuando la voz de Mario se oyo a través del telefonillo preguntando quien era, pero en ese momento me bloquee y solo pude pronunciar mi nombre con una voz tremendamente fina...

    Al final no quise seguir hablando con Mario y ahora mi madre me daba la tabarra diciendome que pasara la aspiradora y que arreglara mi habitación, pero yo le ponía la excusa de que tenía deberes, que no iba a hacer...

    Por que no podia de pensar en el. Era lo unico que tenia en la cabeza, nada mas de pensar que el podia haber estado en ese accidente me ponia nerviosa. Tal vez el verme en esa situación me ha hecho ver lo mucho que le quiero y que rompimos fue una estupidez. Aunque esperare un tiempo para decirle lo que siento. Estaba en mi habitación, intentando estudiar algo ya que los examenes estan a la vuelta de la esquina, pero nada me entra en la cabeza asi que llamare por telefono a mi amiga Marta.
    Unos cuantos toques y ella cogio el teléfono muy contenta. Le pregunté cual era la causa de que estuviera tan feliz después del accidente que sufrierin nuestros amigos, quedé paralizada al oir lo que me dijo, estaba saliendo con Mario. Muy distintos sentimientos recorrieron mi cuerpo, primero pena, que hizo que mis ojos se llenaran de lágrimas, luego alegría por Marta y Mario, si se querían debían estar juntos. Y el más profundo, odio, mucho odio, odio hacia mi mejor amiga, hacia la opersona que más amaba, odio a toda y cada una de las cosas que había en mi vida. Debía hacer algo para separarlos, y algo para vengarme de Marta... Ella sabía que quería a Mario, y sin embargo salió con él, tengo que vengarme de ella. Marta me dijo que si quería podía subir a su casa y me contaba todo, a lo que yo respondí con un insulto y yendome. Pi, pi... sonaba mi móvil, era ella. La colgaba.Pi, pi, volvía a sonar una y otra vez, hasta que se lo cogí y en tono borde la dije que que puñetas quería. Ella se quedó muy extrañada, y me preguntó que que me pasaba, si había tenido problemas con mi madre o algo, que falsa es, sabe perfectamente lo que me pasa y va de preocupada Le dije que tenía muchas ganas de verla a ella y a Mario juntos, y que le dijera a la pandilla de quedar este fin de semana para ir a la casa del descampado, ojala el coche se estrellara de camino y los matara... pero no, sino no podré disfrutar de mi venganza. ¡Adios Marta! Acuerdate de avisar a todos. Así acabó la conversación. Era Lunes, tenía 6 días para planear como acabaría la historia.

    No... yo no tenía fuerzas, no podía vengarme... sabía que quien lo había perdido había sido yo... ahora era yo la única gilipollas y estúpida, Marta no tenía culpa, pero igualmente que le follen. Mi vida es una puta mierda, ya no puedo más... Rompí a llorar en la pena más amarga que jamás había sentido
    -toc,toc, ¿hija que haces?-
    -nada, mama dejame un rato-
    -bueno, vale, vaya humor tienes últimamente. Me voy a hacer la compra-

    Era mi momento, alguien no se quien pero alguien me daba la oportunidad de acabar con todo, mi madre había salido y ahora estaba sola en casa... Me acerqué con pasos débiles y la cara llena de lágrimas al baño.

    Alli ya no tenia vuelta atras, estando a solas en casa sin que nadie me pudiera sacar de mi error. Buscando en los cajones algo con lo que poder cumplir con mi objetivo, ahi esta, una cuchilla, ha llegado el momento voy a hacerlo. En un instante toda mi vida pasa ante mi, mientras la cuchilla se acerca, buenos momentos y malos y de repente... ¡Ay! Me pinche con la cuchilla y me dije: "¿Que estoy haciendo? Esto no es propio de mi". Deje la cuchilla donde estaba y me volvi a mi habitación, donde segui llorando un rato mas. Después intente ponerme a estudiar. Mas tarde llego mi madre, cené y me fui a la cama pensando que mañana sera otro día.

    A la mañana siguiente la misma rutina de todos los días, entro al baño, me visto, desayuno y a la parada del bus. Mi mente me juega malas pasadas, no se si puedo confiar en alguien, de repente empieza a llover, ¡Genial! me tapo como puedo con la chaqueta, espero k no tarde mucho el autobus...

    Pero, prefiero no ir a clase, por un día no pasará nada....
    Me dirijo a donde me lleven mis pies y acabo enfrente de un bar algo extraño, la puerta esta gastada por el tiempo, y una cortina de terciopelo morado cubre el hueco de la puerta abierta. Aparto la cortina y me asomo dentro, está oscuro, solo se iluminan algunas esquinas con grandes velones, la curiosidad mató al gato... pero no creo que pase nada por echar un vistazo. Entro en silencio y miro en las distintas habitaciones, una decoración peculiar, parece una tetería, pero no hay nadie. De repente una mano toca mi hombro,yo me sobresalté porque creia que me habian pillado porque no debia de haber entrado en ese sitio,no se me parecia una intrusa, entonces note que esa mano, era la de Mario
    Última edición hecha por ennui, 04/01/2006 a las 1:27.

Página 2 de 6 PrimeraPrimera 1 2 3 4 ... ÚltimaÚltima

Permisos de tu Usuario

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes publicar respuestas
  • No puedes adjuntar archivos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
  • El código BB está activado
  • Los emoticonos están activados
  • La etiqueta [IMG] está activado
  • La etiqueta [VIDEO] está activado
  • El código HTML está activado
  • Los Trackbacks están desactivados
  • Los Pingbacks están desactivados
  • Los Refbacks están activados
  • Temas similares

    1. Quien tiene novio?¿ y quien anda soltera?
      Por Keira en Foro General
      Respuestas: 130
      Último mensaje: 04/11/2005, 22:41
    2. Respuestas: 3
      Último mensaje: 23/04/2004, 14:36
    3. Respuestas: 50
      Último mensaje: 27/02/2004, 11:50
    4. Respuestas: 11
      Último mensaje: 19/02/2004, 16:08
    5. Respuestas: 5
      Último mensaje: 15/02/2004, 10:40