Pues a veces se le ha olvidado a él y otras veces a mí. Incluso a veces a los dos a la vez.

Al principio le daba más importancia, por ser el primer año y tal...pero la primera vez que se me olvidó a mi me di cuenta de que no era por nada malo y que a él también se lo podía olvidar, y que no tiene porque ser algo tan negativo o que demuestre pasotismo o algo así.

Lo que si hacemos mucho nosotros es hablar del día que nos conocimos o de cuando empezamos a salir, y nos podemos tirar toda una tarde hablando de ello...y eso sí que me gusta y demuestra que esos días fueron muy especiales y que no nos olvidamos.