No exagero cuando digo que mi madre tiene el mismo cuerpo que yo. No se sí ha hecho un pacto con el diablo pero no se le nota ni en la cara ni en el cuerpo. Aparte de que no es una señora mayor de 56 años. Mi madre cuando va a médicos desconocidos o cosas así y le piden datos casi siempre se quedan flipando porque le echan unos 37. 37 y yo 23, pues no sé si hermanas pero mi madre no, parece mi tía la pequeña.