Eso mismo digo yo No pierdes nada