Puedo aceptar disculpas, pero no perdonar. Las heridas siempre dejan cicatrices.