Recuerda que del amor al odio hay un paso... yo no creo que estés enamorada. Lo dejaría para que así, por lo menos, pudieseis seguir siendo amigos.