siempre pasa igual, los que mas hablan son los que luego más tienen que callarse