Todos pasamos alguna vez por cosas así. Es cosa de la adolescencia.
Se te pasará.