Tú llámala y queda con ella. Si no quiere, insístele un par de veces y si sigue igual, pasa.