Antes de nada, no seas pesimista. Te podría decir millones de razones, pero te voy a decir la más importante de todas: vivir. Es algo maravilloso, y no tienes que tener miedo a vivir. Siempre habrán obstáculos, pero cuando los hayas superado te sentirás fenomenal, créeme.
Con tus amigas intenta arreglar las cosas. Habla con ellas, que seguro que se soluciona
Y siempre puedes contar con tu familia. Ayudan mucho en los peores momentos, siempre están ahí y son un gran apoyo.
Has dado un gran paso yendo a un gimnasio, te despejas un poco y conoces gente nueva y ya verás como también haces amistades en la Universidad.

Sobre todo: ÁNIMO!