La verdad es que nunca he probado muchas cosas de esas. Sólo te y manzanilla, y no me gustaban nada.