Nunca me he sentido culpable por sentirme atraído por otras tías cuando tenía pareja. La cuestión es cómo configuras tu escala de valores. Cuando traicionas a una pareja traicionas un contrato, más que unos sentimientos.