Lo único efectivo es que quedes con ella y que te cuente lo que le ha hecho cambiar de opinión, por si acaso son mentiras o algo. Pero vamos, si se deja comer la cabeza de esa forma...