Cuando alguién viene a casa, sea familia o no, lo primero que hago es esconder todo el dinero, porque muchas veces dejo 20 euros encima de la tele o del mueble, y a lo mejor el que llega no te roba pero cuando vas y no está piensas mal... y te das cuenta que no es que te lo hayan cogido sino que lo habias puesto en otro lugar, así me quito de problemas.
He oido cada cosa que mejor no fiarte de nadie, aunque claro, es algo incómodo que te persigan hasta para ir al baño.