Pues para follar, evidentemente lo que más entra es un físico. No obstante, si el tío es muy gilipollas, ni para follar lo quiero...
Y para una relación, el físico es lo de menos. Lo más importante para mí es la personalidad y pienso que la atracción sexual muchas veces puede venir dada por la personalidad más que por el físico, he tenido un ex que era más bien anti-estético por así decirlo, y yo era perfectamente consciente de ello, pero me atraían otros rasgos que no eran los físicos incluso en el ámbito sexual.