Pues si te deja de hablar por esto... tan amigo tuyo no sería. En fin, mujer, qué te voy a decir... un corazón roto es un corazón roto y además de que las palabras no solucionan nada, yo soy la menos indicada para ello ya que afortunadamente nunca me han hecho daños tales. Tiempo al tiempo y aléjate de él... sí, perderás su amistad pero visto lo visto no creo que te fuese favorable tampoco. Muchos ánimos, sal por ahí con tus amistades y a olvidar :_ Un abrazo.