Convivir con el pánico

  1. #1
    Avatar de cнeĸeтeĸα These days
    Registrad@ el
    16/05/2004
    Localidad
    Barras de bar, vertederos de amor.
    Sexo
    Chica
    Edad
    28
    Mensajes
    20.344
    Agradecido
    44 veces
    Temas
    260

    Convivir con el pánico

    Este tema es muy interesante y recomiendo leerlo a todas las personas puesto que, como nadie sabe lo que ocurrirá en el futuro, cualquier persona puede sufrir ataques de pánico. Pero en especial, para aquellas personas que lo estén sufriendo o conozcan a alguien que lo esté sufriendo.

    ¿Te suena de algo?
    - Se acelera la mente.
    - Te sientes desorientado, mareado, la cabeza te da vueltas.
    - Tienes problemas para dormir.
    - Ves borroso.
    - Te cuesta tragar.
    - Te falta el aire.
    - Respiras rápidamente o superficialmente.
    - Tienes náuseas o has perdido el apetito.
    - Se te acelera el corazón o sientes palpitaciones.
    - Tiemblas.
    - Sientes inquietud.
    - Te tiemblan las piernas.
    - Sudas o tienes escalofríos.
    - Deseas huir.
    Y, sobre todo, tienes una sensación de miedo y terror que parece surgir de la nada.
    Pues acabas de convertirte en una más de las miles de personas que sufren ATAQUES DE PÁNICO (también conocidos como síndrome o trastorno de pánico o síndrome o trastorno de ansiedad).
    Pero tengo buenas noticias:
    - No estás solo. Por lo menos el 5% de la población ha experimentado ataques de pánico y probablemente debe de haber muchas más personas que, por diversos motivos, ocultan su pánico. Hay otras que no experimentan pánico real pero sufren niveles muy elevados de ansiedad e inquietud. Con la ayuda adecuada, y a su debido tiempo, estas personas podrán llevar vidas normales.
    - No te vas a morir. Es posible que te sientas así, y, a veces, quizás desees que sea así. Solamente se trata de sensaciones e ideas. Pasarán. Muchas personas piensan que están teniendo un infarto en vez de un ataque de pánico o que el corazón no resistirá la tensión. Recuerda que el corazón es un músculo fuerte. Lo superará. Después de todo, se trata de algo temporal.
    - No vas a volverte loco. Lo que estás experimentando es una mezcla de pensamientos y sensaciones físicas, que normalmente surgen después de una época de tensión.
    - Y.., lo mejor de todo es que ¡PUEDES VENCERLO! ¡Te pondrás bien!

    ¿Cómo funciona el pánico?
    - Parece que bajo un limpio cielo azul.. de pronto, te ves atacado por la sensación de terror y miedo más desbordante que jamás hayas podido imaginar.
    El primer instinto consiste en correr, escapar de este temor agonizante.
    Te sientes invadido por el pánico, se te acelera el corazón, sientes como si fueras a desmayarte, tiemblas, sudas..
    No puedes imaginar lo que ha hecho que experimentes esta horrible sensación así que buscas una causa.
    Llegas a la determinación de que debes estar muriéndote.. o volviéndote loco.. o que te desvaneces.
    Finalmente, cuando disminuyen estas sensaciones y te das cuentas de que no te ha ocurrido nada terrible, respirar con alivio.
    Has tenido tu primer ATAQUE DE PÁNICO, has conocido EL PÁNICO.

    Ahora, el problema es que tu cerebro está a la caza del PÁNICO.
    Puesto que todavía sigues vivo, no te has desmayado y pareces estar sano, ¿qué te ha pasado? Como no sabes lo que es, o de dónde viene, te imaginas que puede aparecer en cualquier momento, y ha sido tan horrible que empiezas a preocuparte de verdad.
    - Te pasas un montón de tiempo preguntándote si volverá a invadirte o cuándo aparecerá.
    - Te asustas, te pones en tensión.
    - Agudizas al máximo tus sentidos y percibes el menor cambio físico y lo exageras, imaginando que puede ser el indicio del retorno del PÁNICO.
    - Tu cerebro está en alerta roja. Los pensamientos se aceleran.
    - Por la mañana, estás con los nervios a flor de piel e irritable, lo que te hace sentir culpable.
    ¡REACCIONA! (te dices, o alguien te dice). ¿QUÉ TIENES QUE TEMER?
    La respuesta: tener miedo al PÁNICO.

    ¿Qué es el PÁNICO?
    El desarrollo elemental de los trastornos de pánico puede llegar a asustar mucho (esto para que tus amigos y familia se hagan una idea de lo que sientes):
    - Es como si estuvieras en un avión que va a estrellarse.
    - Te sientes inseguro en el mundo.
    - Todo lo que antes te parecía familiar y cómodo ahora lo sientes frío, extraño, amenazador.
    - Cada minuto es una agonía. Te preguntas cómo lo superarás. Estás aterrado.
    - No puedes relacionar tu miedo con nada. Parece no haber ningún motivo para el PÁNICO.
    El PÁNICO es ese algo enorme, terrible, espantoso y atemorizador que ha puesto patas arriba toda tu vida PERO (esto va para tí):
    Se trata de tus propias sensaciones físicas.
    Se trata de tus propios pensamientos de temor.
    No es nada más que esto.
    Lo creas o no, has contribuído a inventarlo, ¡tú solo! ¡Es una creación tuya!

    Receta del pánico
    4 camiones repletos de culpa.
    16 tazas de debería.
    4 sacos de perfeccionismo.
    12 autobuses llenos de críticas (propias o ajenas).
    10 toneles de baja autoestima.
    20 toneladas de pensamientos negativos.
    80 kgs de exageración.
    1 campo de fútbol lleno de preocupación.
    Una buena pizca de sensación de fracaso.
    1 largo período de insomnio.
    Todo esto combinado con alguno de los siguientes aspectos:
    1 cambio fundamental en la vida.
    1 o más problemas de relaciones.
    1 o más experiencias con las drogas.
    1 período prolongado de tensión.
    1 conjunto de problemas ginecológicos y cambios hormonales.
    1 incapacidad de relajación.
    1 ridícula carga de trabajo.
    1 infancia infeliz.
    1 serie de problemas sexuales.
    1 mienbro de la familia con trastornos de pánico o ansiedad.
    1 predisposición biológica.

    * Los ingredientes pueden variar según la persona.

    ASÍ QUE..
    Cuentas con una base de pensamientos negativos a los que se añade una situación estresante seguida de una cobertura de sensaciones físicas y .. ¡Aquí lo tienes! TU MONSTRUO PARTICULAR.

    ¿Cómo domesticar el pánico?
    1. LA ACEPTACIÓN. Te guste o no, el pánico se ha instalado de lleno en tu vida y se manifiesta en forma de ataques de pánico. Ésta es la pura realidad.
    Es difícil aceptarlo. No lo quieres. No te gusta.
    De hecho, no se lo desearías ni a tu peor enemigo.
    Es difícil vivir con el pánico y aceptarlo. Echas de menos tu antigua vida, tu antiguo yo. Lamentas la pérdida de la persona que crees que ya no volverás a ser jamás.
    ¡No es justo! ¡El pánico no es justo! Quieres que desaparezca. ¡Ya mismo! Quieres volver a tu antigua vida. ¡Márchate!
    Sigue allí. ¿POR QUÉ?
    Porque y tus pensamientos lo habéis construído. Así que, deja de desear y lamentarte y rebelarte y negarte. Ceder no significa rendirse. Al fin y al cabo, se trata simplemente de ansiedad.
    Sí, es cierto, se trata de un monstruo GRANDE, FEO y ATERRADOR pero LO HAS INVENTADO.
    La aceptación no consiste en quererlo, ni en que tenga que gustarte. De hecho, en estos momentos tú lo odias. La aceptación reside en algún lugar entre estas fuertes emociones, en un lugar calmado, centrado y neutral.
    Es alguien con quien tienes que vivir DE MOMENTO.

    2. LA RESPIRACIÓN. Detente durante unos segundos y observa tu respiración. Seguramente es superficial, rápida y está localizada en la parte superior del pecho. Es posible que estés suspirando con fuerza o que jadees.
    Estás liberando demasiado dióxido de carbono, estás hiperventilando y esto te hace sentir extraño y nervioso.
    AHORA, sin levantar los hombros, coloca la mano en el abdomen e inspira profunda y lentamente hasta que el abdomen se hinche. Retén el aire dentro.
    -> Piensa solamente en tu respiración.
    Ahora, espira todo el aire, muy lentamente, hasta que el abdomen vuelva a su posición normal. CONTINÚA despacio, inspira.. y .. espira..., inspira.. y espira.
    El monstruo del pánico se siente confundido.
    Sí, lo estás ignorando. Ahora mismo, la respiración es lo más importante. Estás ocupado en recobrar tu nivel normal de CO2. Continúa.. inspira y espira, inspira y espira.
    Dedica este tiempo a tí mismo. Pedes respirar en cualquier lugar, en cualquier momento en que el ataque de pánico decida tomarla contigo. Si, además, buscas un lugar cómodo y tranquilo donde estirarte, todavía te resultará más fácil.
    Es probable que todavía te ronde durante un rato. Práctica esta respiración tan a menudo como lo necesites.

    3. DEJA QUE PASE. En tu mente, aleja a un gruñón, inquietante e insistente monstruo del pánico abandonado en una isla desierta mientras tú pasas de largo tranquilamente navegando en una barquita. El pánico se enfurece y ruge pero tú permaneces en tu barco y solamente oyes murmullos en la lejanía. No te preocupa porque eres simplemente un observador que mira pasivamente. Deja que ruja todo lo que quiera. Recuerda, solamente es un ataque de pánico.

    4. ESPERA A QUE SE VAYA. Al principio de tu vida con el pánico, puede que el dolor parezca interminable e insoportable. El pánico vive contigo día tras día y ese nudo en el estómago es una sensación de miedo casi constante.
    CASI... pero no totalmente. De hecho, incluso una formidable fuerza como el pánico se cansa de machacarte después de un tiempo.
    Si tuvieras que hacer un gráfico, te darás cuenta de que el pánico no es realmente constante ni está siempre al máximo nivel. Incluso hay periodos sin pánico entremedio.
    Es interesante la cuestión de que si quisieras provocarte un ataque de pánico, seguramente no lo conseguirías. Es tu miedo al pánico lo que lo provoca.

    Vuelve a tus pasos del 1 al 4 con tanta frecuencia como lo desees. Te ayudarán a aceptar que el pánico no tiene que dominarte. Tú puedes controlarlo.
    ¡MUY BIEN! Ahora, sigue adelante.

    Un paseo con el PÁNICO
    (Cómo enfrentarse a las fobias).

    El pánico te domina de tal manera que es difícil concentrarse, tomar una decisión o llevar a cabo la tarea más sencilla. Está en tu cabeza constantemente susurrándote ideas venenosas. Resulta difícil pensar razonablemente.
    Al final, pasas el tiempo pensando en el pánico. Esto lo alimenta, de forma que crece y crece hasta que ya no te deja funcionar con normalidad. El pánico te ha inmovilizado.
    Es posible que en tu casa no haya ningún monstruo del pánico. Quizás te lo hayas dejado en el pasillo del tercero del supermercado, al lado de la comida para animales, el lugar dónde lo conociste. Fue una experiencia tan terrible que ahora tienes que apañártelas sin comida para animales.
    O, quizás, lo hayas dejado en un avión, volando a todos los lugares a los que te gustaría ir.
    O, puede estar tan cerca de tí como en la puerta de tu casa.
    Puede hacer que te asusten las multitudes, la gente, los trenes, los perros, las carreteras, la música, los árboles, la vida, la muerte, las guerras, un programa de televisión, la contaminación, los amigos o.. La lista puede ser interminable. Cualquier cosa que asocies con el pánico puede hacértelo sentir de nuevo.
    ¡PARA!
    Piénsalo durante un minuto. Es una creación tuya, recuérdalo, y tú estás permitiendo que tu pánico te haga prisionero.
    No es el supermercado lo que te asusta, sólo es un supermercado. Son tus pensamientos sobre él lo que te asusta.
    En cierto modo, el pánico está impidiendo que disfrutes de la vida.
    Va de la mano de las fobias. Las fobias son sus herramientas de trabajo.
    Las fobias más comunes asociadas con los ataques de pánico son: AGORAFOBIA (miendo a los espacios abiertos) y CLAUSTROFOBIA (miedo a los espacios cerrados).
    Una fobia se desarrolla porque se relaciona el hecho de estar asustado con estar en determinante lugar o situación. No obstante, el estar asustado tiene poco que ver con la situación real y más que ver con lo que estabas pensando y en cómo te sentías en ese momento.
    Imagínate que has tenido un ataque de pánico en un ascensor lleno de gente. Lo más probable es que estuvieras pensando '¿Y si nos quedamos atrapados?' '¿Y si no puedo salir?' 'Nos quedaremos sin aire y no podré respirar.'
    Entonces, como resultado de estos pensamientos tu respiración se hace más superficial, se te acelera el corazón y sientes como si estuvieras ahogándote. Desesperado por salir. Además, el ascensor está lleno de gente, de desconocidos que te verán perder el control. Esto se añade a tu ansiedad. Así que, te invade el pánico.
    A partir de entonces, juras que NUNCA más volverás a poner un pie en un ascensor. Desarrollas una fobia. Crees que podrás recuperar el control evitando la situación en la que has sentido miedo.
    Pero, en realidad, la evitación significa la pérdida de control.
    Empiezas descartando los ascensores, depués los trenes porque también están cerrados, y los aviones, y, finalmente, cualquier espacio pequeño.
    El control se logra reconsiderando la situación. El control significa reconocer que el ascensor se ha abierto, que no te has ahogado, que la mayoría de los ocupantes no se han dado cuenta de que tenías miedo y que, normalmente, los ascensores son seguros.
    Han sido tus pensamientos los que te han asustado.
    Pregúntate a tí mosmo: ¿Qué es lo peor que podría sucederme?
    - Podría desmayarme.
    ¿TE HAS DESMAYADO?
    - Bueno, no, pero.. Podría hacer el ridículo el público.
    ¿LO HAS HECHO?
    - Sí, en realidad, sí.
    ¿Y QUÉ?
    - Pues, la gente podría llevarse una mala impresión de mí.
    ¿SE LA HAN LLEVADO?
    - Bueno.. no lo sé.. una señora me ayudó.
    ¿LO VES?
    - ¡¡Podría arruinarme la vida!!
    ¿CÓMO?
    - Pues, porque me asusto tanto que no puedo hacer nada.
    ¿A QUÉ TIENES MIEDO?
    - ¡¡Al pánico!!
    ¿Y QUÉ ES EL PÁNICO?
    - Bueno, es mi propia creación, es el miedo..
    ENTONCES, DE LO QUE TIENES MIEDO ES.. DE TENER MIEDO.
    - Pues sí.


    Cómo empezar
    Cuando el pánico empiece a rugir y enfurecerse, la inactividad te mantendrá concentrado unicamente en lo mal que te sientes. De este modo, puede crearse un círculo vicioso.
    Pregúntate a tí mismo: ¿Qué conseguiré si actúo?
    a) Si tengo que concentrarme en algo, no puedo concentrarme en el pánico.
    b) Esto me hará sentirme mejor conmigo mismo.
    c) Me sentiré útil.
    d) Sentiré que he recuperado parte del control.
    ASÍ QUE.. Empieza. Ahora mismo. Empieza a recuperar tu vida.
    EMPIEZA POR POCA COSA Y VE AUMENTANDO CADA DÍA.

    Intenta hacer una lista.
    Recuerda, si te sientes desbordado, respira. Repite para tus adentros: <<esto pasará>>. No interrumpas lo que estás haciendo. Sigue adelante. Concéntrate en cada tarea y no en cómo te sientes. Cada tarea es importante.
    Hacer todo esto significa que estás trabajando para reanudar tu vida. Estás recuperando las riendas. Es de gran ayuda concentrarte en lo que estás haciendo. Por ejemplo, cuando llames a X, intenta no mencionar cómo te sientes. Cambia de tema. Escucha lo que te está diciendo X. Haz preguntas. Si X te pregunta cómo te sientes, dile la verdad. Dile que en estos momentos estás intentando no pensar en ello. Estás tratando de ganar tiempo. Es posible que tengas necesidad de hablar de ello pero no en estos momentos.

    A medida que vayas terminando cada punto de la lista, márcalo. Felicítate.
    Cada actividad que hayas terminado es un logro.

    No te has muerdo, ni siquiera te has desmayado.
    No te ha sucedido nada terrible.
    Has sido capaz de hacer cosas..
    A pesar de sentirte asustado.
    NO ES IMPORTANTE EL HECHO DE QUE TE SIENTAS ASUSTADO; lo creas o no, algún día harás algo y te darás cuenta de que te has olvidado de asustarte.


    El PÁNICO físico
    (sensaciones físicas)

    Uno de los motivos por los cuales el PÁNICO sigue apareciendo es porque tu mente confunde los cambios físicos naturales, sobre todo las reacciones ante el estrés, con los primeros indicios de un inminente ataque de pánico.
    SOBRE EL ESTRÉS
    Como seres humanos, empezamos a aprender lo que era el estrés cuando nuestra supervivencia dependía de éste.
    Si reulta que un dinosaurio malhumorado se cruzaba en tu camino, tu cerebro enviaba señales a tu cuerpo para alertarlo y que actuara en tu defensa.
    Tu cuerpo estaba preparado para el 'vuelo' (la huída) o la lucha, para actuar en respuesta al peligro. Ya no hay dinosaurios, pero nuestra respuesta a los agentes externos que provocan el estrés sigue siendo la misma.
    El pulso se acelera e impulsa la sangre hacia las extemidades, se suda para que la piel se enfríe y se generan accesos de adrenalina, que provocan temblores.
    Las reacciones al estrés también pueden desencadenarse debido a sensaciones placenteras como la anticipación, la excitación, el deseo sexual o el ejercicio.
    Así que, estas sensaciones no son ni buenas ni malas, pero el modo cómo las percibimos depende de las situaciones con que las asociamos.

    Al principio, ya te hemos presentado todos los síntomas asociados con el síndrome del pánico.
    Todas estas reacciones se producen porque percibimos el peligro y nuestros cuerpos se preparan para enfrentarse al dinosaurio, el monstruo del pánico.
    No obstante, un ataque de pánico constituye una falsa alarma. No existe ninguna amenaza externa, así que se inicia un círculo vicioso. El más leve cambio físico, o reacción al estrés, puede iniciar este círculo.
    TIENES MIEDO DE TENER MIEDO Y EL PRIMER INDICIO DEL MIEDO ES ¡LA SENSACIÓN FÍSICA!

    Hay innumerables motivos que pueden desencadenar cambios físicos o reacciones al estrés.
    Normalmente, ni siquiera te darás cuenta de que existen pero (¿te acuerdas?), en estos momentos, estás en alerta de pánico y es posible que tu mente los distorsione o los malinterprete.
    Algunos de estos desencadenantes son: la cafeía, el cansancio, el hambre, el alcohol, la actividad física intensa, la visión de imágenes de suspense o violentas, los cambios hormonales, las emociones intensas y, después, están los agentes cotidianos que provocan el estrés laboral y las relaciones personales, los plazos de entrega límite, los embotellamientos..
    Así que tienes que aprender a diferenciar entre el estrés cotidiano y los ataques de pánico. Tienes que saber reconocer las sensaciones físicas como lo que son: MERAS SENSACIONES FÍSICAS.

    No hay ninguna necesidad de sacar a relucir el pánico. Repítete a tí mismo:
    Esto es simplemente mi respuesta corporal al estrés. No hay ningún peligro exterior.
    No añadas más pensamientos de miedo y el círculo vicioso se detendrá AHÍ MISMO.
    Última edición hecha por cнeĸeтeĸα, 21/03/2008 a las 23:01.
    .. Pedras no meu caminho? Guardo todas e faço castelos ..

  2. #2
    Avatar de cнeĸeтeĸα These days
    Registrad@ el
    16/05/2004
    Localidad
    Barras de bar, vertederos de amor.
    Sexo
    Chica
    Edad
    28
    Mensajes
    20.344
    Agradecido
    44 veces
    Temas
    260
    Cómo saber si sufres de pánico
    Responde a este cuestionario (marca al lado de la frase que sea afirmativa)

    - Me preocupo mucho por cosas que probablemente no ocurrirán.
    - Tengo tendencia a exagerar .
    - Espero ser capaz de enfrentarme a cualquier cosa.
    - Lucho por la perfección.
    - Tengo la impresión de que, en comparación con los demás, me falta algo.
    - Espero gustar y que me guste todo el mundo.
    - Con frecuencia, me acusan de ser demasiado emotivo.
    - Casi nunca estoy contento con mi aspecto físico.
    - Suelo exigirme demasiado.
    - No soporto muy bien a los tontos.
    - Me cuesta encontrar tiempo para relajarme.
    - Demuestro mis emociones con facilidad.

    - Tengo dificultad para mostras mis emociones.
    - Paso mucho tiempo pensando en viejas heridad, injusticias y lamentos.
    - Me preocupa lo que la gente piense de mí.
    - Me siento incómodo y asustado y no soy capaz de controlar la situación.
    - Tengo tendencia a criticar a los demás y a mí mismo.
    - Muchas veces descubro que estoy pensando 'debería', 'ojalá' o '¿y si ...?'.
    - Me cuesta olvidarme de una situación que me angustia.
    - Siempre tengo que tener razón.

    Los que sufren de PÁNICO piensan mucho. Tienes muchos pensamientos y la mayoría son negativos, de otro modo, no poseerían un monstruo del PÁNICO.
    ¿Te acuerdas de la receta? Ingredientes como la crítica, la culpa, la preocupación, la negatividad.. ¡tu pánico está hecho de todos esos ingredientes!
    Así que, ha llegado el momento de que veas este monstruo tal como es en realidad...
    UN FASTIDIO.
    El pánico es esa voz envenenada que tienes en la cabeza y que te repite una y otra vez que te has echado a perder algo, o que lo has estropeado todo, o que no eres lo suficientemente bueno, o que eres idiota, demasiado gordo, demasiado delgado, que siempre eres esto y nunca eres lo otro, que deberías ser mejor, pero que no puedes remediarlo, que eres un inútil, incompetente, feo, perezoso, petulante, malo, demasiado emotivo, pusilánime, etc,etc, fastidiándote constantemente día tras día.
    El pánico posee una larga lista de modelos de pensamiento para utilizarlos contigo y deprimirte. Estos son los más importante:
    1. O ... Ó ... Consideras una situación negativa como situación permannte. O eres encantador en este momento o significa que nunca lo has sido.
    2. ES CULPA MÍA. Todo es culpa y responsabilidad tuya: el tiempo, el comportamientos de tus huéspedes, la bancarrota de tu empresa, la cocina de tu mujer.. Si hay un problema, seguro que lo has provocado tú.
    3. UNA PIFIA YA SIGNIFICA QUE TODO LO PIFIAS. Un error y ya está. Nunca servirás para naa, siempre lo echas todo a perder. Nadie comete tantos errores como tú.
    4. ENCASILLAMIENTOS. Todo un diccionario de clichés y menosprecios que agrupa a todo el mundo en cajitas cerradas y etiquetadas. Sobre todo, utilizado por fascistas, idiotas y peleles (¿lo ves?).
    5. MEMORIA SELECTIVA. ¡Vaya! ¿De qué color son estas gafas? Sin duda, no son rosas. ¿Le has dicho algo a tu amigo sobre el maravilloso crucero, el servicio atento, el precioso paisaje y la noche en que estuviste bailando encima de las mesas con 25 nuevos? No se sabe cómo, te has olvidado de todo esto.
    6. YO, YO, YO. ¡Vaya, vaya! Todo el universo gira en torno a tí. Estás siendo juzgado y observado por tus errores todo el tiempo. Entras en una sala. O bien todo el mundo te está mirando o bien nadie te hace caso. (P.D.: No es verdad).
    7. CLARIVIDENCIA. Vaya con los riegos de telepatía de aficionado... Te parce que la expresión del rostro de la otra persona significa que tiene malas noticias para tí. ¿Cómo podría estar pensando algo bueno sobre tí?
    8. EL CIELO SE CAE. Seguro que Abracurcix fue el primero en introducir la alarma en la pequeña aldea gala de Astérix Y Obélix pero los que sufren de pánico lo convierten en una forma de arte. Tu mente empieza a elucubrar a partir de un problema (superable) metiéndose por unos absurdos vericuetos de pensamientos encadenados negativos que hacer que te precipites hacia la aniquilación total.

    Date cuenta de que no hay términos medios en las afirmaciones del PÁNICO. Son totalmente categóricas: todo, siempre, todo el mundo, nadie, nunca, nada, jamás, total, completo.
    Después, hay otras palabras peligrosas: no puedo, no será, podría ser, debe y, la peor de todas: debería.
    Y, el pánico está tan seguro. Lo sabe.


    Cómo enfrentarse al pánico
    Tus pensamientos tienen un profundo efecto en la forma de sentirte y si estos pensamientos son fundamentalmente negativos, tus sentimientos sobre tí mismo y el mundo serán igualmente sombríos. Si te dices a tí mismo lo peor, entonces, seguro que lo esperas y, probablemente, lo obtendrás.
    Pero, puedes cambiar tus pensamientos, sencillamente porque esta manera de pensar es algo que has aprendido.
    Es cuestión de volver a educarte para pensar de forma distinta.
    Escucha en tu interior: ¿qué estás diciéndote a tí mismo?

    Pasos para cambiar tu manera de pensar
    1. Cuestiónate los pensamientos negativos. Pregúntate si la afirmación negativa es verdadera, o si bien es una exageración o distorsión de la realidad.
    2. Solicita pruebas. ¿En qué se basa la idea? ¿Cuáles son los hechos reales?
    3. Razona. Pregúntate cuál puede ser el resultado más probable de una situación.
    4. Sustitúyelo por una opción mejor. Concédete una alternativa posible ante el peor de los casos. Siempre hay otras opciones.
    5. Descarta los 'debería'. Debería es una palabra muy dañina. Pone obstáculos en tu camino, te castiga. Trata de utilizar en su lugar la palabra 'podría'.
    6. Permítete sentirte bien. Si sucede que te sientes bien, consiéntetelo. Permítetelo. No te perjudiques a tí misma.
    VAMOS, SÉ AMIGA DE TÍ MISMA.
    (¿Acaso va a ocasionarte algún daño?).

    Reflexiona y que no cunda el pánico.
    Tendrás que trabajar un poco el control de tus pensamientos incluso cuando el pánico esté dormitando en algún lugar.
    INTENTA ESTAS TÁCTICAS:
    - Pregúntate: ¿Seguro que tengo pruebas suficientes para sacar conclusiones?
    - Deja las predicciones para los adivinos.
    - Si algo no va según lo planeado, PRIMERO piensa; DESPUÉS, reacciona.
    - Busca la opción positiva.
    - Recuerda: Nadie ni nada pueden hacerte sentir de determinada manera. dominas tus sentimientos.
    - Aprende a amar los clichés.
    - TODO FORMA PARTE DE ¡LA VIDA MISMA!
    - Si te encuentras mal, quizás simplemente estés cansado.
    - ¿Acaso importa de verdad lo que los demás piensen de tí?
    - Evita compararte con los demás.
    - No eres el ombligo del mundo.
    - Reconoce tus logros.
    - A veces, hay cosas que no pueden evitarse.
    - Busca un equilibrio, marca tu propio ritmo.
    - No tienes que gustarle a todo el mundo.
    - No eres una superpersona.
    - TEN PACIENCIA contigo mismo. Estás aprendiendo mucho sobre tí. Lleva tiempo curarse.
    Tendrás que comprometerte a progresar. Te mereces ser feliz.
    Apréndete esto de memoria: Hago todo lo que puedo dadas mis circunstancias. Hago lo más adecuado para mí en este momento concreto.


    Lezieff ha agradecido este mensaje.
    .. Pedras no meu caminho? Guardo todas e faço castelos ..

  3. #3
    Avatar de puzzle* be.free
    Registrad@ el
    20/10/2006
    Localidad
    detrás de ti
    Sexo
    Chica
    Edad
    27
    Mensajes
    3.182
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    84
    Creo que voy a ser una futura persona que padece ataques de pánico xD
    Hay tantas cosas que encajan conmigo... U_u que miedito

    ... verás que calentito retorcer las horas dando patadas al reloj...




  4. #4
    Avatar de Keira Label Whore
    Registrad@ el
    28/06/2004
    Localidad
    Reus - Tarracoña
    Sexo
    Chica
    Edad
    30
    Mensajes
    30.786
    Agradecido
    2189 veces
    Temas
    331
    Yo he tenido crisis de ansiedad bastante fuertes, soy bastante nerviosa y me afecta absolutamente todo...
    A día de hoy he conseguido sosegarme un poco y tomarme las cosas de otra forma, pero aún así... sigo teniendo ataques de pánico cuando he de dormir sola de noche... he ido a psicólogos, y ninguno ha logrado quitarme ese miedo, es horrible .__.

    Merci por la info, baby Ahora me voy a currar, pero luego lo leo a ver qué tal.
    Hay personas que tienen vicios que te ponen de los nervios, como… Bernie. A Bernie le gustaba mascar chicles. No, mascar no. Hacer pop. Un día llego a casa bastante enfadada y esperando un poco de consuelo y veo a Bernie tirado en el sofá bebiendo cerveza y mascando. No, mascando no, haciendo pop. Entonces voy y le digo: “¡Vuelve a hacer pop una vez más…!” Y lo hizo. Así que cogí la escopeta de la pared y disparé dos tiros de aviso, justo en su… cabeza.





  5. #5
    Avatar de Blackandwhite Mega Usuari@
    Registrad@ el
    08/10/2007
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    7.111
    Agradecido
    169 veces
    Temas
    187
    A mí me sucede muchísimo, sobre todo en época de exámenes o cuando tengo que enfrentarme a alguien. Gracias por la info.

  6. #publi
    Publicidad

     

  7. #6
    Avatar de yesterday Entendid@
    Registrad@ el
    26/08/2007
    Sexo
    Chica
    Edad
    25
    Mensajes
    835
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    65
    Gracias por la informacion, es muy útil ^^
    *
    Salgo y reinvindico
    el poder de la mente.
    Cuando deseo muy fuerte,muy fuerte.
    Parece que viene.

    Cambio los recuerdos
    por lo que venga.
    Pararme no me sale a cuenta.
    Parece que viene.

    Y me emociona
    recordar esa noche tan larga.
    Fotos en mi memoria
    que se repita ese dia.
    *

  8. #7
    Avatar de ^ CioCCoLaTo ^ Mega Usuari@
    Registrad@ el
    18/01/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    9.391
    Agradecido
    7 veces
    Temas
    198
    Muy buena información. Gracias por ponerlo. Lo pongo en modo post-it como pediste .

  9. #8
    Avatar de cнeĸeтeĸα These days
    Registrad@ el
    16/05/2004
    Localidad
    Barras de bar, vertederos de amor.
    Sexo
    Chica
    Edad
    28
    Mensajes
    20.344
    Agradecido
    44 veces
    Temas
    260
    Me alegro de que os sirva.
    Lo he puesto porque yo los estoy sufriendo en cierto modo, y cuando escribí un post diciéndolo vi que había gente que los había sufrido o los estaba sufriendo. Además es información que nunca viene de más leer o tener a mano.
    A los que lo estén pasando, ánimo y que salga pronto de ahí.

    Gracias Garo ^^.
    .. Pedras no meu caminho? Guardo todas e faço castelos ..

  10. #9
    Avatar de kalimerapriscilla abuela,asi es la vida....
    Registrad@ el
    25/10/2007
    Sexo
    Chica
    Edad
    33
    Mensajes
    379
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    4
    Yo lo padecía cuando empecé la carrera, pero por suerte conseguí superarlo.
    Que mal se pasa.....

  11. #10
    Avatar de Hécate Femme Fatale.
    Registrad@ el
    08/02/2004
    Localidad
    Prytania.
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    22.083
    Agradecido
    1507 veces
    Temas
    564
    Yo no lo he superado, pero ya es que me la pela, he aprendido a convivir con él dentro de lo que cabe.
    ¿Encuentras que este sistema funciona bien? O déjame adivinarlo, nunca lo has probado antes, en realidad tú no le entras a las chicas normalmente ¿me equivoco? La verdad es que eres uno de esos chicos silenciosos y delicados, pero si estoy dispuesta a arriesgarme quizás podría llegar a conocerte mejor, ingenioso, aventurero, apasionado, cariñoso, leal (¡Taxi!), un poquito chiflado, un poquito malo, pero... ¿acaso no es eso lo que a las chicas nos vuelve locas?... ¿Bueno, qué pasa chaval, te ha dado un pasmo?


    She's bad. Oh, she's bad!

  12. #11
    Psicópata rehabilitado
    Registrad@ el
    21/08/2007
    Localidad
    Vallekas, Madrid.
    Sexo
    Chico
    Edad
    33
    Mensajes
    6
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    0
    Vaya tochazo, creo que si alguna vez sufro un ataque de estos no recordaré ni el segundo párrafo.

  13. #12
    Avatar de melenuo el autentico!!!
    Registrad@ el
    11/09/2007
    Localidad
    Madrid
    Sexo
    Chico
    Edad
    36
    Mensajes
    1.765
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    7
    Para los ataque de panico y ansiedad un buen ansiolitico:

  14. #13
    Avatar de *~Sadness~* Pobre diabla...
    Registrad@ el
    15/02/2008
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    244
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    5
    Yo sufro ataqes d ansiedad pero no xk si, sin motivo. Cuando stoy en un luegar cerrado, en un ascensor, o me kedo encerrada en un baño o algo... incluso e llegado a soñarlo y al despertarme star tan nerviosa q me e acabado desmallando... pero poco a poco lo voy controlando... gracias al psicologo...
    [El hombre en su camino hacia la evolución a perdido la razón...]






    [o5.o8.o7]







    [Siin pOliitiiCa ii siin DiiOs, siin Q nadiie me suJeTe...]

  15. #14
    Avatar de Hécate Femme Fatale.
    Registrad@ el
    08/02/2004
    Localidad
    Prytania.
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    22.083
    Agradecido
    1507 veces
    Temas
    564
    melenuo escribió: Ver mensaje
    Para los ataque de panico y ansiedad un buen ansiolitico:
    Esas cosas las receta alguien que tenga licencia para tal, puesto que a una persona puede no sentarle bien ese ansiolítico y otro sí. Y un médico lo sabe mejor que tú.
    ¿Encuentras que este sistema funciona bien? O déjame adivinarlo, nunca lo has probado antes, en realidad tú no le entras a las chicas normalmente ¿me equivoco? La verdad es que eres uno de esos chicos silenciosos y delicados, pero si estoy dispuesta a arriesgarme quizás podría llegar a conocerte mejor, ingenioso, aventurero, apasionado, cariñoso, leal (¡Taxi!), un poquito chiflado, un poquito malo, pero... ¿acaso no es eso lo que a las chicas nos vuelve locas?... ¿Bueno, qué pasa chaval, te ha dado un pasmo?


    She's bad. Oh, she's bad!

  16. #15
    Avatar de Baktay Be happY
    Registrad@ el
    21/01/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    5.900
    Agradecido
    30 veces
    Temas
    97
    A mí me dan miedo los ascensores y las multitudes pero solo si me paro a pensarlo. Es una paranoia porque hay veces que monto al ascensor sin darme cuenta o acabo en medio de una gran multitud (en un concierto por ejemplo) y estoy perfectamente pero si me pongo a pensar en 'qué pasaría si..' empiezo a agobiarme y acabo muy muy mal.

    Está de pm lo que has puesto pero yo en esos momentos me quedo con la mente en blanco.. U_u

Página 1 de 13 1 2 3 11 ... ÚltimaÚltima

Permisos de tu Usuario

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes publicar respuestas
  • No puedes adjuntar archivos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
  • El código BB está activado
  • Los emoticonos están activados
  • La etiqueta [IMG] está activado
  • La etiqueta [VIDEO] está activado
  • El código HTML está desactivado
  • Los Trackbacks están desactivados
  • Los Pingbacks están desactivados
  • Los Refbacks están activados
  • Temas similares

    1. Pánico
      Por cнeĸeтeĸα en elKonsultorio Sentimental
      Respuestas: 22
      Último mensaje: 12/01/2008, 15:49
    2. ¡Que no cunda el pánico!
      Por Administrador en Humor eK
      Respuestas: 0
      Último mensaje: 14/05/2006, 1:50
    3. Ataques de pánico
      Por Taty en elKonsultorio Sentimental
      Respuestas: 29
      Último mensaje: 12/01/2006, 0:48
    4. Ataques de pánico.
      Por Hamshira en elKonsultorio Sentimental
      Respuestas: 12
      Último mensaje: 22/04/2005, 20:50
    5. Ataques de panico.
      Por SuSaNa en elKonsultorio Sentimental
      Respuestas: 15
      Último mensaje: 05/12/2004, 0:55