Creo que me pone el lado autoritario de November rain.

Yo soy bastante competitivo. No me gusta perder y por lo general tengo que controlarme a mí mismo para no ponerme de mal humor por no haber ganado una partida de cartas o una de ajedrez. En el terreno laboral o estudiantil, sobretodo, me gusta mucho ser el mejor (a pesar de que soy consciente de que disto bastante de serlo). A pesar de todo, no tengo ningún problema con serlo, siempre pienso que con lo vago que soy, si no fuese un poco competitivo, no me esforzaría nunca para nada.