No te gusta un carajo.

Simplemente te dejas llevar por las habladurías y te sugestionas. Yo pasaba del tema, vamos.