Cada pareja decide el protocolo de su boda como más le parece y no hay nada que criticar. En mi boda teníamos otras cosas pero lo de no invitar a niños no lo contemplamos porque la mayoría de niños que iban eran muy cercanos a nosotros, como nuestros sobrinos y queríamos que vivieran también ese día con nosotros. Además los niños jugaban un papel importante teníamos 4 pajecitos, 2 con los anillos, otro con las arras y otra con la cesta de pétalos. Eran amor puro jaja Alguno no levantaba ni un palmo.

Entiendo la gente que decide que no vayan niños pero en mi experiencia no es para tanto, los niños tenían su propia mesa y no estaban estorbando casi nada los mas pequeños si que se levantaban un poco mas en medio del banquete pero a mi esas cosas no me molestan y como era una masia/villa luego se fueron a correr y a investigar por ahí y lo pasaron muy bien también.
Si es una boda de noche por ejemplo en un salón lo veo mas comprensible, porque tener a los críos de noche y metidos en 4 paredes tantas horas debe volverlos locos.