Tómatelo como que te has llevado el último hostiazo y te ha servido para que no vuelva a pasar. Si te has sentido tonta por su contestación, la próxima vez que pienses en intentar arreglarlo, acuérdate de esto. Yo te entiendo porque me ha pasado, y es muy triste y se pasa mal. Pero no es justo que tú te estés preocupando por ella e intentando mantener la relación y ella pase olímpicamente, las relaciones han de ser recíprocas.