ReLaToS ErOtICoS

  1. #136
    Avatar de Artemissa Mega Usuari@
    Registrad@ el
    02/10/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    5.031
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    134
    El_ReY_dEl_DeSfAsE escribió:
    este ulñtimo un poco.... nose foyarse a su hija de 12 años, xDDD
    si s un poco fuert la vrdad xo x eso lleva advertncia xdD

  2. #137
    Avatar de Khoré ¿Un juego de idiotas?
    Registrad@ el
    15/02/2004
    Localidad
    Del pais de nunca jamás.
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    15.215
    Agradecido
    15 veces
    Temas
    317
    No me ha gustado el último...
    -Su soledad es una vieja enjuta rodeada de hijos de puta,
    que se ríen de ella pues todos quisieran ser como Marea.

  3. #138
    Avatar de SaRiChi PueDo PRoMeTeR Y PRoMeTo
    Registrad@ el
    29/01/2004
    Localidad
    De La ciudad de Fallas VALENCIA
    Sexo
    Chica
    Edad
    30
    Mensajes
    1.207
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    69
    y después a la nieta.. jujuju
    pero weno es solo un cuento, ficción....
    me da lástima la madre.. porque vaya familia de putas que tiene, se larga la hija y nada la nieta es iwal.... yo me la cargaba
    Slow down baby

    Quizás caiga una estrella


  4. #139
    Avatar de Artemissa Mega Usuari@
    Registrad@ el
    02/10/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    5.031
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    134
    ¤Sâ®i©hï¤ escribió:
    y después a la nieta.. jujuju
    pero weno es solo un cuento, ficción....
    me da lástima la madre.. porque vaya familia de putas que tiene, se larga la hija y nada la nieta es iwal.... yo me la cargaba
    jajajajajaja

  5. #140
    Avatar de Artemissa Mega Usuari@
    Registrad@ el
    02/10/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    5.031
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    134
    "55 km. de viaje y 180 min. de placer"

    Antes que nada, empecemos por conocernos…, me llamo Edgardo, 34 años, 1,72 mt. de estatura, 80 kg. que estoy tratando de que sean menos, pelo negro que suelo usarlo corto, ojos marrones, labios gruesos gracias a Dios y según me dicen soy de sonrisa fácil…, por lo que a lo demás cuenta, soy una persona normal, un poco mujeriego, juguetón y travieso, con un despelote de vida que la vivo o digamos que la sé vivir pero que no es para contarla por aquí ni para que me tomen de ejemplo.


    Desde hace un tiempo que vengo leyendo textos eróticos y que me digo a mi mismo, que al menos seria bueno intentar mandar alguna de mis historias, que dentro de todo, hay cosas que me pasaron que son un tanto originales y divertidas, les diré que buscar un título original que resuma lo que les voy a contar no fue fácil, pero creo que fue el ideal.


    Soy del norte de Argentina, viajo mucho entre las provincias de Jujuy y Salta por razones familiares, separado, pero mantengo una muy buena relación de amigos-compinche con mi ex-posa y con hijos para ir a visitar, los fines de semana que puedo voy de una provincia a la otra…, no es raro que entre viajes y viajes me hayan pasado cosas que decoran una parte de mi vida y que son como rocas que rompen con la ola de la rutina del día a día.


    Un viernes a la noche tenía que ir y quedarme con mis hijos para que mi ex pudiera asistir a un compromiso laboral que tenía con su actual pareja. Cosas del destino quisieron que ese día pudiera hacer algunos arreglos en mi trabajo y me desocupara temprano, lo que originó que saliera de viaje, mucho más temprano de lo que había planeado. La mitad del trayecto transcurrió sin muchas novedades, hasta se diría que aburrido…, pensaba que les daría una gran sorpresa dado a la hora que iba a llegar, pero la mayoría de las veces las cosas no son como las pensamos o planeamos y ese día mi ángel de la guarda me tenia un regalo para darme.


    Pasando una ciudad intermedia entre ambas provincias, aproveche para encender un cigarrillo, mirar un poco el va y viene de la gente y matar mi aburrimiento; a pocas cuadras antes de retomar la ruta, en una parada de colectivo, veo a una chica sola que parecía que viajaba; aprovechando de que en esta zona hay autos que hacen viajes de una ciudad a otra al precio del colectivo, (remises o taxis truchos), paré al lado de ella y la invité a viajar hacia donde yo me dirigía. La mirada que me dio no fue muy alentadora para un cazador que busca presa, pero volví a insistir con la invitación y la verdad que la vida te da sorpresa porque me dijo bueno y subió.


    La cuestión es que no iba a ser la única sorpresa del día, no más terminó de subir y me contó que estaba con mucha bronca y muy molesta, que varios autos antes que llegue yo se habían detenido y la invitaron a pasar un buen momento, que le iban a pagar por los servicios y que ella no era de esas chicas que se regalan ni que se venden. En esas condiciones, veía muy difícil intentar algo, pero mi voz interior me dijo – esta es la tuya, aprovecha la situación – y para que voy a decir que no, se me encendió la chispa de maldad y realicé mi primer movimiento táctico y sin darle tiempo a nada le respondí con mi mejor cara de yo no hice nada


    no lo tomes mal, pero si fuera como ellos y me tengo que poner en el mismo lugar, también te hubiese hecho la misma propuesta, hasta donde conozco mis ojos no me mienten y mis ojos vieron en la parada una chica vestida con ropa sencilla pero con buen gusto, buen cuerpo y cuando me acerque comprobé que además de eso es muy bonita – sin poder evitarlo me dejo ver una sonrisa y no la desaproveche diciéndole – y ahora que conozco tu sonrisa, puedo decir que agradezco no ser como esas personas que ven a las mujeres solo por placer, sino no te tendría de compañera de viaje (mitad verdad, mitad mentira, pero me salio el Pablo Neruda).


    No pude haber sido mas preciso en eso, ella me pregunto si realmente la veía de la forma que le había dicho, que hacia tiempo nadie le decía nada tan bonito, que la iba a ruborizar, que se alegraba por haber aceptado a subir en mi auto y así empezamos una charla que abarcaría temas variados hasta llegar al muy ansiado y no por eso menos ponderado temas de la pareja y sobre todo del sexo. Ella estaba sola hacia muchos meses, lo que en mi mente se dibujaba la palabra "abstinencia", por otra parte me confeso que no fue una muy buena relación porque no le supieron dar cariño y a pesar de que duró algún tiempo no llego a quedar satisfecha y gozar a pleno del sexo, puesto que su pareja nunca le dedicó muchas atenciones; eso me dio lugar a mi segundo movimiento y le dije:


    si querés, volvemos y me decís quien es, así le digo que es el peor estúpido que conozco, si yo hubiera estado en su lugar te habría tratado como la princesa que sos y que para ser un hombre de verdad, lo principal para gozar en el sexo es saber dar placer y hacer que goce la pareja.


    Ese comentario le debe haber gustado porque un brillo que nunca antes me habían mostrado sus ojos me llego en forma directa, para luego con poco disimulo se dirigiera a mirar en mi entrepierna y antes que diga algo más me hizo una pequeña insinuación que no iba a dejar pasar


    la verdad que me habría encantado que alguien me trate como vos decís

    eso depende de vos, yo no tengo problemas en hacerte sentir una verdadera mujer, es más dispongo de tiempo, pero no quiero que tomes mal lo que te estoy diciendo

    no lo tomo mal, yo no quiero molestarte

    no me molestas, lo que pase entre nosotros se supone que es de mutuo acuerdo

    bueno, pero donde vamos a ir?

    cuando lleguemos a la cuidad nos vamos a algún lugar tranquilo, con una cama, el auto no es cómodo para tratar bien a una mujer como vos.


    Me regalo otra sonrisa, mucho mas abierta que la primera y aproveché para probar el sabor de sus labios, que para ser sincero, había recorrido muchos kilómetros deseándolos, la forma proporcional que tenían esos labios solo llamaban a la tentación y le quedaban realmente hermosos levemente pintados y delineados, solo fue un beso a unos 90 km. por hora, no muy largo, pero se podía apreciar el deseo que guardaban. Después de ese beso aceleré un poco más, ya no tenía sentido demorar más el viaje, ahora solo quería llegar a un hotel y desatarme al placer.


    Al entrar a la habitación la sentí un poco intranquila, por lo que preferí no apurarme en nada y dedicarle tiempo para que se sienta segura y a gusto, de es manera minuto a minuto lograría que suba ese calorcito que luego se transforma en deseo, pero sobre todo que hace que nos abramos al placer de disfrutar y gozar.


    Encendí la música, puse luz tenue y me acerque desde atrás, puse mis manos en sus hombros y mientras apoyaba suavemente mi cuerpo con el de ella, comencé a bajarlas lento… muy lento por sus brazos, como si mis manos fueran gotas de lluvias que resbalan por un vidrio, bajé por sus codos…, recorrí sus antebrazos, empecé a realizar un leve balanceo con mi cuerpo al ritmo suave de la música que inundaba el ambiente, hasta llegar a tomar sus manos. En esa posición comencé a subir mis manos acompañadas con las suyas, por su abdomen, para terminar envolviéndola en mis brazos, siempre acompañado por el ritmo de la música lenta. Ella apoyó su cabeza entre mi pecho y mis hombros, lo que me pareció una buena invitación para empezar a besarla..., primero besitos cortos pero con firmeza que fui imprimiendo en su frente para lentamente ir recorriendo parte de sus rostro y llegar a su oreja, donde transformé mis besos en un leve mordisqueo acompañado de pequeños chupones que le daba al lóbulo y que fue el motivo de quitarle un pequeño pero bien marcado quejido…, aaaaahhhhhhh…, no fue un orgasmo, mas bien fue el haber dejado libre al placer absoluto a todos sus sentimientos, seguí jugando con mis labios y mi lengua en todas las curvas y cavernas que se forman en la oreja y ya con intenciones de ir a recorrer su cuello le dije en un susurro:


    "Algunos dicen que para hacer el amor tiene que existir un sentimiento, yo pienso que se puede hacer el amor hasta con un desconocido, los sentimientos dependen de la entrega que cada uno esté dispuesto a dar al momento de la relación."


    Intentaba que mis movimientos sean sincronizados junto con la música, mientras mis labios la besaban, mis manos la presionaban contra mi cuerpo sin dejar de acariciarla y mi juego de cintura continuaba su balanceo en un baile romántico al que me acompañaba sin oponer ninguna resistencia pegando sus nalgas a mi ya erecto compañero de batallas. Todo se convirtió en armonía cuando una de mis manos todavía por encima de sus ropas, comenzó a amasar sus pechos mientras con la otra bajaba por su abdomen dibujando sobre su cuerpo una línea recta entre la unión de sus pechos y el cierre del pantalón. Para ese entonces mis labios y mi lengua ya se habían hecho dueños de su cuello y pasaban besando sus cabellos semi-ondulados que caían como cataratas bañando sus hombros hasta media espalda, recorriendo de un lado a otro para así poder explorar con mi lengua la otra oreja y arrancarle algunos movimientos apenas perceptibles de estremecimientos que recorrían su cuerpo como oleadas de electricidad.


    El tiempo no era problemas, tenia varias horas para explorar, conocer, disfrutar, gozar y buscar los secretos en ese mundo de deseo que nadie había conquistado y como un pirata adueñarme de los tesoros que guardaba, dependían de mí y estaba dispuesto a dibujar el mapa que me guíe hacia el placer, tenía el manjar para festejar con un gran banquete y todo esto solo estaba custodiado por sus ropas.


    La di vuelta, nos besamos como dos amantes que se reencuentran después de mucho tiempo, lentamente fuimos acercándonos a la cama, mis manos acariciaban su espalda y sus muslos presionándola cada vez mas contra mi cuerpo, a la vez estaban haciendo el trabajo de librar ese cuerpo de sus prendas, primero me dedique a desnudar su parte alta, saque su remera y ante mis ojos quedaron unos pechos medianos, tan proporcionales que conjugaban perfectamente con su cuerpo, sus cabellos los bañaban tratando de ocultarlos o quizás en un toque de travesura solo dejaban al descubierto una parte para hacerlos mas bellos aún. Sostenidos muy exquisitamente con una prenda que dejaba volar mi imaginación y una incógnita de ansiedad me inundaba - ¿con que me encontraría bajo el pantalón? - no quise besarlos en ese momento porque estaba tan bella que preferí esperar a ver el conjunto completo decorando su piel.


    Mis labios comenzaron a hacer un reconocimiento intensivo del terreno a ser conquistado, besé con mucho cariño su frente, sus ojos, sus mejillas y al encontrar sus labios no se si fue un beso o una fusión, nuestras lenguas se enfrentaron en una lucha sin saber si importaba un ganador, el juego de enredarse entre si fue mutuo y en medio de ese beso caímos en el altar que seria el mudo testigo de nuestra pasión y deseo. Cuando por fin pude despegarme de esos labios, llene de besos su cuello para empezar a bajar hacia mi destino final que estaba justo debajo de su ombligo.


    Sentir la suave piel de su cuerpo, solo sirvió para avivar mi tentación de besar sus pechos, pero solo me limité a unos besos suaves acompañados por mi lengua en medio de ellos y sin dejar de bajar y besar, crucé por su abdomen, mis besos ya no podían parar, mi lengua se puso a jugar en el ombligo y para tener una sorpresa mas en ese día, fue presionar el detonante del placer reprimido y contenido de mucho tiempo, al momento en que mi lengua jugaba, ella levanto su abdomen por unos segundos, hizo unos movimientos circulares, luego unos movimientos hacia un costado y el otro, para caer nuevamente a la cama acompañada de un quejido, aaaaaahhhhhhhhhh……, signo inevitable que tenia el primer orgasmo. Lejos iba a estar que me conformaría con eso y mis manos que no pueden quedarse quietas, aprovecharon ese momento para dejar fuera de combate al pantalón blanco que cubrían la otra mitad de su cuerpo, deslizando con suavidad y sin ningún impedimento, para dejar al descubierto un par de piernas de porcelana, cuan firmes y torneadas eran.


    Como ya dije, la vida te da sorpresas y no pude menos que detenerme largos segundos a contemplarla, tenia ante mis ojos el mejor paisaje que puedan imaginar y si de algo no me arrepentía fue el esperar a verla a esa princesa con traje de lencería, volví a la realidad en el mismísimo momento que ella me beso y sus manos comenzaron a deshacerse de la ropa que aun yo tenia puesta, las inhibiciones ya habían quedado lejos, su perfume a mujer, sus caricias, sus besos, abordaban todos mis sentidos y el calor de nuestros cuerpos se encontraron piel con piel por primera vez.


    Ahora yo no tenia porque esperar, volví al ataque pero ahora tenia mis objetivos directos, entre caricias, besos y abrazos, deje en libertad sus pechos y comencé un recorrido en espiral, comencé besando la parte baja para ir avanzando con mis labios y mi lengua en forma circular hasta justo el borde del pezón, que a estas alturas estaba muy sensible y de su color rosado paso a un color rojo carmín, tanto que parecía una cereza que invitaba a ser mordida, pero no estaba dispuesto a ser tan glotón y antes de llegar a morderlo pase a su otro pecho para darle un tratamiento exactamente igual que al anterior. Bien hube terminado esa labor, no quise hacerla esperar más y asenté la punta de mi lengua, justo en la parte mas alta de esa cereza, hice un poco de presión hasta que el filo de mis dientes llegaron a sentirla y sin morderla cerré mis labios en mi primer intento de morder esos pezones, lo que trajo como resultado un segundo orgasmo que tuvo que morderse los labios para no gritarlo y sus espasmos fueron el principio de un sin fin de contusiones, que no obstante me tentaron a hacer lo mismo con el otro pezón pero esta vez fui directamente cuan niño que esta con hambre y quiere su leche…, la verdad que no me preocupé más por contar sus orgasmos.


    Solo me quedaba una prenda por sacar y ya no tenía muchos sentidos a mi favor para que sea paciente y piense, sin que haya terminado de calmarse yo ya estaba recorriendo nuevamente su abdomen, pasé por su ombligo y besé a través de la tela de su tanga esa selva de la que quería ser dueño y tratar de encontrar la ciudad perdida de la lujuria, nuevamente comenzaron los espasmos, pero eso a mi ya no me detenía ni me importaba, dibuje los bordes de esa tanga con mi lengua y poco a poco la fui sacando, parte con mis dientes y parte con mis manos, para dejar ante mi vista y deleite, una preciosa selva, depilada con prolijidad en los costados y la parte alta, recortada para que toda sea de un mismo largo y dejando un triangulo prefecto que apuntaba a la entrada de una gruta de paredes rosadas, coronada con un botón que se notaba muy inflamado, esperando a ser tocado para que las paredes abran paso al conquistador y formando tan bello espectáculo hasta me hizo creer que en algún lugar había leído, "Ud. llegó a la puerta del cielo"


    Cuanto tiempo, no me pregunten, pero solo fue ver ese manjar y mi boca comenzó una tarea de lavado, lustrado y encerado, todo al precio de uno…, ya no había obstáculos que vencer y mi amada estaba totalmente entregada, besé el borde de sus labios vaginales, justo entre el triángulo y sus piernas, baje por la ingles para volver por el mismo camino, pero del lado opuesto, uniendo el recorrido por el puente que queda entre la concha y el culo, al llegar nuevamente arriba, hice caso a las señales que ofrecen ciertas rutas y me dirigí hacia donde apuntaba ese triangulo…, que locura…, que placer…, hice un pequeño salto al clítoris, pues ese seria el postre final a todo lo que me pensaba comer de esa bellas y palpitante conchita, su respiración ya no tenia un ritmo continuo, suspiraba, respiraba, contenía el aire, lo dejaba salir de golpe, podría decirse que bufaba y a cada que hacia esto, se estremecía, tenia espasmos y se dejaba caer.


    Pasé mi lengua de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba, bese directamente los labio vaginales, probé esos jugos deliciosos que brotaban como de un manantial y avancé lentamente con mi lengua en lo mas profundo de esa caverna, entraba, salía, subía y bajaba por todos lados, dibujaba rectas y círculos, hasta que en mis oídos empezó a escucharse, solo sonidos de un idioma que viene del país de los deseos, murmuraba, gritaba, se quejaba y hasta aullaba, mientras se contorneaba y estremecía desde la cabeza a los pies. Supuse que sería suficiente y fui directamente a ese botón que a esas alturas, ya hasta me llamaba por mi nombre y me prendí tal como lo había hecho con el pezón, sin miramientos ni compasión succioné, lamí, chupe, sorbí, presione con mis labios y hasta lo mordí, haciendo que todo su ser se contraiga en un montón de movimiento y que no pueda dejar de gritar, por mas que se mordía los labios y se tapaba la boca con las manos. Todo este juego terminó, cuando en un momento dado de sentó, aun estando yo en medio de sus piernas, con ambas manos me tomo entre el cabello y las orejas, hizo mucha presión, como para que mi lengua vaya a lo mas profundo de su ser, dio un grito, me levanto e hizo que mis labios se unan a los suyos para de esa manera callar su grito y se tiró hacia atrás, arrastrándome con ella para terminar ambos acostados.


    Mis caricias desparramaban las gotas de rocío que bañaban su cuerpo…, nos besamos por algunos minutos…, me dijo que nunca se habría creído capaz de gozar tanto y que ahora haría lo mejor posible para devolverme el placer y sin más tiempo que perder, comenzó a acariciarme y a besarme y de la misma manera que yo me apoderé de la última prenda que cubría su cuerpo, ella lo hizo conmigo..., estiró su lengua y apenas con la puntita fue acariciando mi miembro que parecía mas grande que nunca, trazó un par de líneas, desde la punta hasta llegar a mis huevos…, luego se abrió camino en mi prepucio y saboreó la jalea que con la excitación se había acumulado, envolvió mi glande con su lengua y en un movimiento en círculo fue metiendo todo lo que podía para empezar la succión que tanto ansiaba sentir…


    En un principio no fue mucho lo que pudo contener en su boca, pero cada vez que subía, succionaba y sin dejar de succionar comenzaba a bajar, realmente podría decir que me estaba comiendo el fideo, porque era casi lo mismo, de esa manera y manteniendo un ritmo constante y monótono fue logrando que penetrara más hasta que luego de varios movimientos mis propios huevos sentían el roce de sus labios, pero ahí no termino su tarea, cuando se hubo acostumbrado lo sacaba hasta la punta, lo tragaba hasta el fondo y después de tres o cuatro movimientos iguales lo sacaba pero en vez de tragarlo lo atrapaba con sus labios y lo recorría por uno de los costados para llegar a mis huevos y subir nuevamente hasta la punta y volver a bajar por el otro costado. Eso me ponía mas loco que cuando se lo tragaba todo, era similar el movimiento como cuando comemos un bombón helado. Los movimientos fueron aumentando a medida que pasaban los minutos, le dije que en cualquier momento terminaría, pero cuando escuchó salir esas palabras de mis labios, me miró fijo a los ojos y se limitó a decir, pues probare que gusto tiene esta leche… y de ahí en mas no paro su sube y baja, al mismo tiempo que le agarré la cabeza y empecé a cogérmela por boca con tal fuerza, entrando tan adentro que creo que el primer chorro de leche que derramé ni siguiera lo sintió en su boca, pero luego si que se trago todo y sin dejar escapar una gota.


    Estaba por dejar de chupar, pero le pedí que siguiera, que me la limpiara bien y sin protesta que brote de sus labios fue haciendo lo que le pedía, puso tanto esmero en su tarea, que no tarde mucho en volver a poner a mi compañero de aventuras en su posición de batalla, - luego me comentaría que la sensación de que crezca en su boca fue algo tan alucinante y excitante al punto que le pareció que había crecido mas que en los minutos anteriores. Sin reclamo que pueda salir de mi parte, me pareció oportuno que el cambiar de labios no sería nada malo…, la tomé con suavidad de su cabeza y con un leve tironcito hacia arriba le hice entender que lo que seguía, tenía más en común con la equitación que con un helado.


    Para no perder mucho tiempo yo preferí quedarme en la posición que estaba, aunque me senté un poco para recibirla con un beso de agradecimiento por su labor anterior, poco a poco sin dejar de besarla me dejé caer hacia atrás, soltándole los labios solo cuando sus otros labios besaron mi ya dispuesta herramienta, no hacen falta palabras de explicaciones, sin dudar un solo instante moviendo levemente su pelvis, acomodó mi pija justo en la puerta de su concha y comenzó a penetrarse desde la punta a la base sin parar de bajar nunca, era tal la humedad que tenia que no tuvo impedimento, aunque quizás por el tiempo que había pasado de que nadie recorrió ese camino, que se sentía un poco ajustada y muy apetitosa.


    La cabalgada fue parte de algún capitulo de los "Jinetes del Apocalipsis", creo que la mayoría de los hombre somos de mas aguante en el segundo polvo y yo no soy la excepción, en un momento no se si me cabalgaba o me domaba, porque se hacia para atrás y para adelante sin dejar de revolver su concha contra mi pija y como cada vez que se hacía hacia delante y bajaba me dejaba al alcance de mis labios sus tetas, nuevamente hice de cuenta que era un bebe y empecé a prenderme cada vez que podía para chuparlas, lamerlas, morderlas y besarlas, cada vez mostraban un pezón mas duro y levantado y fueron varios los orgasmos que dejo encima mío hasta que me empezaron a venir las cosquillas en mis huevos, signo de que estaba por llenar de leche con mi pija el estuche donde estaba guardada hasta ese momento y sin preguntarle si quería o no, teniendo en cuenta que no había querido desperdiciarla con la boca, empecé a descargar las reserva que le quedaban a mis huevos…, supongo que por la sensación de mi leche caliente en su concha que ella empezó un orgasmos que fue acompañado con gritos, saltos y algunas lagrimas de felicidad, hasta quedar recostada en mi pecho…


    Ambos teníamos signos de agotamiento, quedamos acostados y muy pegados, empecé a darle mimos con caricias sobre su cuerpo, hasta que en algún momento una de mis manos fue a chocar involuntariamente con sus nalgas, ahí sí que se me metió el diablo y me dije a mi mismo, porque no? Y sin perder mas tiempo, volvieron a la carga mis besos, sus pechos ya los conocía pero no los quise desperdiciar nuevamente, recorriendo su cuerpo llegue a su conchita, me dijo yo también quiero besarte, me di vuelta y empezamos un 69 que para mi beneficio personal aproveché para empezar a jugar en ese agujerito marrón que escondían sus nalgas, en un principio como que no le gustó la idea de que jugara de esa manera, le dije:


    tranquila, solo fue un beso

    nunca antes nadie me había besado ahí


    Nunca he escuchado un coro de ángeles cantar el Aleluya, pero esto debe haber sido lo más parecido y no podía creer que al alcance de mis labios y mi lengua tenía una puerta que había permanecido cerrada a los bajos instintos.


    si anteriormente te dejaste llevar y gozaste, por aquí podes llegar a gozar mucho más, todo depende de vos

    no sé…, no me animo, como que me da cosas

    solo relajate y dejate llevar, vas a ver que es mas placentero, de todas manera si cuando lo intentamos no te agrada, lo dejamos ahí, no te voy a obligar a nada que no quieras, solo te pido que confíes un poco en mí

    la verdad que si confío en vos, con todo lo que me diste hasta ahora en placer, me parece justo que al menos lo intentemos


    La tarea que seguía, era responsabilidad de mi lengua, pero hay que darle mención especial por el apoyo brindado tanto a mis labios como a mis dedos. Su boca comenzó nuevamente una golosa forma comerme la pija, mientras yo puse mucha paciencia y saliva, mi lengua empezó a dibujar líneas circulares y en espiral por los bordes de ese agujerito que empezaba a palpitar con cada roce, a cada paso que hacia por el centro presionaba un poco en un acto de penetración…, estos movimientos poco a poco fueron combinados con besos suaves, los que eran acompañados con pequeños empujones de su parte haciendo mas presión con mi lengua, signo de que le había comenzado a gustar, no tuve que esperar mucho para que dilatara, supongo que estaba bastante relajada, fruto de sus múltiples orgasmos anteriores.


    Para su propio placer, cambié de posición a una especie de 69 pero teniéndola de espalda, lo que significaba que tenia un muy buen acceso a ese culo divino con mi boca y a la vez en su conchita prácticamente me podía sumergir con mi nariz, comencé a lubricar uno de mis dedos en los jugos que su gruta derramaban y tras varios masajes circulares lo fui introduciendo muy lento, lo sacaba, jugaba un poco con mi lengua para ir lubricando con mi saliva y nuevamente introducía mi dedo tratando de que los movimientos circulares hicieran que cada vez vaya mas adentro de su agujerito; así estuve jugando, una y otra vez hasta que pude introducirlo hasta el fondo, sus paredes palpitaban y hasta de vez en cuando me presionaban sus músculos con la intención de que mi dedo abandone el lugar que ocupaba…, pero yo no estaba dispuesto a rendirme tan fácilmente y abandonar tan comprometedora misión.


    Después de varios minutos de que mi dedo estuvo haciendo su trabajo, creí necesario que vaya a ayudarle otro de mis dedos, con tal dicen que dos hacen mas que uno, los músculos ya habían empezado a ceder y la dilatación me permitió que al lograr mi segundo objetivo, mis dos dedos se repartieron la tarea, se metían juntos, pero en su interior hacían fuerza hacia lados opuestos y empezaban a salir, mi lengua ya había empezado a hacer desflorecer de placer ese virginal agujero, porque cuando mis dedos salían, mi lengua entraba y ya jugaba en sus paredes interiores para agregar así un poco mas de saliva y que mis dedos vuelvan a ocupar su lugar, a todo esto, ella me ayudaba con movimientos de cadera hacia atrás y luego en forma circular para que la penetración sea cada vez mas profunda. Ahí el preámbulo se termino, me di vuelta, le dije que me la chupara bien y que la deje bien salivada, que estaba lista para el broche de oro.


    La di vuelta, di un ultimo beso a su virginal agujero, introduje mi lengua le agregue saliva y apunte la cabeza de mi pija a la puerta trasera…, obviamente que para una mujer no es lo mismo sentir un dedo o dos, a sentir la que se la están por meter hasta los huevos…, dio un pequeño tirón hacia delante como diciendo "NO", pero ya era un poco tarde para arrepentimientos, la sujeté por la cintura, mantuve firme la posición que le había puesto y empecé a presionar hasta que la cabeza desapareció, hizo algunos gestos de dolor, pero eso no cambiaban mucho las cosas, esperé un momento antes de seguir avanzando, aproveche para empezar a estimular su clítoris que la relajó y bajo un poco las tensiones. Cuando la sentí relajada empecé nuevamente a presionar, ahora si se quejó, hice otra pausa para que se acostumbre y fue el último favor que le iba a dar.


    Ya había logrado meterme hasta la mitad, la otra mitad por conquistar seria motivos de algunas lágrimas, la vi agarrarse de las sábanas y morder la almohada, pero aún así no dejé de empujar. Al llegar a fondo volví a masajear su clítoris, se aflojó nuevamente, esperé hasta que se acostumbre y empecé un mete y saca que fue cambiando de ritmo a medida que ella empezó a disfrutarlo más, al cabo de unos minutos, todo se transformó en placer y vaya que como lo gozo, tantos van y viene la hicieron ponerse un poco loca y sus gritos se deben haber escuchado a varias cuadras a la redonda, entraba, salía, me iba hacia el borde de ese culo maravilloso, para volver a entrar hasta los huevos, en unas de esas ella empezó a menear el culo de un lado a otro sin perder el mete y saca que ya veníamos haciendo, llegó a experimentar su primer cadena de orgasmos simultáneos que acompañó con mas gritos y otras lágrimas de placer y felicidad. Me preguntó si podía ir arriba, le dije que si, me acosté y ella sola se ensartó todo, sentándose de un solo golpe hasta llegar a chocar mis huevos, se acomodó como para empollarlos y ahí comenzó una poesía recitada a dúo entre Gustavo A. Bécquer y Pablo Neruda, acompañados por las campanitas de todo un coro navideño…


    No tengo palabras para describir el resto, simplemente lo dejo a la imaginación de cada uno de ustedes, lo último que me viene a la mente es que cuando terminé en su culo, ambos nos buscamos para abrazarnos y besarnos largamente, estábamos bañados en sudor, totalmente rendidos pero inmensamente felices…, nos bañamos con muchos mimos de por medio…, juntamos nuestras ropas que habían quedado desparramadas…, nos ayudamos a vestir mutuamente…, salimos del hotel, mudo testigo de un amor que nació en un viaje de solo 55 km., pero que sirvió para que nazcan 180 minutos de placer.

  6. #publi
    Publicidad

     

  7. #141
    Avatar de Artemissa Mega Usuari@
    Registrad@ el
    02/10/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    5.031
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    134
    Llevaba sólo dos meses en la comunidad y ya tenía experiencias sexuales para escribir una enciclopedia.


    Mi nombre es David, y vivo en la comunidad del sexo.


    La mudanza coincidió con la ruptura de mi relación con una novia que tuve desde mi época universitaria, pero la relación no daba más de sí y lo dejamos. Quizá esto ayudó a que sucediera todo lo que intentaré relatarles.


    El día que terminé de instalarme en el piso, subiendo la última maleta, coincidí con una mujer en el ascensor. Nos bajamos ambos en la misma planta y se dirigió a la puerta contigua a mi casa. Era mi vecina y había que ver cómo estaba. Calculé que estaría rondando los 40 años, medía como 1´70 y unos 60 kilos, era pelirroja, con el pelo rizado y melena corta. Pero lo que me llamó la atención fue su físico, ya que tenía un par de tetas enormes y un cuerpo de escándalo, acentuado con unos pantalones piratas negros bastante ajustados y un top de licra rojo. Se ve que venía de hacer ejercicio. Se me quedó mirando y dijo:


    - Así que tú eres el nuevo vecino.

    - Sí. Me llamo David.

    - Yo Alejandra, encantada. Por favor, ¿podrías pasar por casa dentro de 20 minutos a tomar café?, es que tengo que explicarte algunas cosas acerca del funcionamiento de la comunidad, y como yo soy la presidenta…

    - ¿20 minutos?, perfecto, hasta ahora mismo.

    - Hasta luego.


    Ni me imaginaba lo que se "avecinaba"…


    A los 20 minutos estaba sentado en el salón de la casa de Alejandra ante una taza de café. Ella se había duchado y se sentó conmigo vestida sólo por una bata de raso negro, descalza y con unas bonitas cadenitas de oro en sus tobillos.


    - Me imagino que tendrás curiosidad por ver qué tengo que decirte.

    - ¿Hay problemas de convivencia en el edificio?

    - Ja, ja. No es eso. Es sólo que esta comunidad es algo "especial".

    - ¿Especial?

    - Sí. En esta comunidad estamos todos los vecinos a la disposición del resto para satisfacer cualquier necesidad que se le presente en cualquier momento.

    - Como buenos vecinos.

    - Sí, y amigos, y amantes…

    - ¿Amantes?


    Me había dejado descolocado…


    - Sí, A-MAN-TES…


    Mientras decía esto, Alejandra se desprendía de su bata y dejaba al descubierto su hermoso cuerpo. Sus tetas eran mucho mejor de lo que me había imaginado, con unos enormes pezones rosa que se erguían desafiantes ante mi asombrada cara. Llevaba el coño totalmente depilado, y lucía dos argollas de plata en sus pezones.


    - ¿Te apetece divertirte un rato?- me decía mientras empezaba a acariciarse su depilado conejito.


    Me levanté y me empecé a quitar la ropa. La camisa, los zapatos, los pantalones… Alejandra gateó hasta mí y bajó mis calzoncillos, dejando al descubierto mi polla, que empezaba a crecer ante su mirada. La cogió con su mano derecha y la movió muy lentamente, dejándola crecer aún más. Me besó la punta y me pasó su lengua por todo mi aparato, que ya lucía totalmente empalmado mis más de 22 cms.


    - Vaya joyita que tienes entre las piernas vecino.

    - Pues tú no estás nada mal. Anda chúpamela a ver qué sabes hacer…


    Alejandra se la comió entera. Se la metió toda hasta la garganta, y repitió el movimiento varias veces, sacándola del todo y volviendo a tragarse todo el pene, una y otra vez…


    - ¡Si sigues me corro!


    Mi vecina no paraba. Me miró y me pidió que me corriera en su boca. Y lo hice como hacía tiempo que no lo hacía, y ella se lo tragó todo, para luego limpiar mi polla con su lengua, dejándola muy brillante y lubricada. Me había corrido y aún seguía empalmado, no se si por el tiempo que llevaba sin follar y las ganas acumuladas o porque Alejandra no paraba aún de chupármela, dejándome totalmente al palo…


    - Quiero más de ti. Ahora enséñame tú qué sabes hacer.


    La levanté del suelo y la senté en el sofá, abriéndole las piernas para comerle todo el coño. Le lamía sus labios mayores, le pasaba la lengua suavemente sobre el clítoris y repasaba toda su rajita, penetrando un poco en su cueva. Ella gemía pidiéndome más. Aumenté la presión de mi lengua sobre su vagina, y la velocidad.


    - Más, más, quiero venirme en tu boca.


    Metí dos dedos en su boca para que me los chupara, y luego se los metí por el coñito, al mismo tiempo que con la otra mano masturbaba con movimiento circular su clítoris muy rápidamente y enérgicamente, arrancándole un orgasmo intensísimo y muy largo. Alejandra se encogió sobre el sillón, ahogando un grito de placer y se convulsionó, alcanzando un nuevo orgasmo sin que apenas yo la tocara. Cogí sus pezones y los pellizqué con fuerza, retorciéndoselos un poco mientras ella llegaba de nuevo al clímax.


    - Ay, ya, déjame que no aguanto más.


    Sin dejarla decir nada más le abrí las piernas nuevamente y la penetré por el coño de una sola vez, hasta el fondo. Y me la follé con mucha fuerza, mientras ella gritaba pidiéndome más y más… Pero yo me corrí. La saqué y me corrí encima de ella, llenándole las tetas de leche y salpicando su bonita cara.


    - Chúpala hasta dejarla limpia.


    Alejandra la chupó y se bebió todo lo que en mí quedaba. Había sido un polvazo en toda regla.


    Nos vestimos y nos terminamos de tomar el café, aunque ya frío.


    - Pues a esto me refería. Viviendo en esta comunidad estás "obligado" a satisfacer a cualquier vecino en todo momento, salvo que sea algo que no te guste hacer o te resulte ofensivo. Pero hazme caso, no te niegues a nada y podrás recibir mucho a cambio también…


    Me despedí de ella y me fui a descansar, pensando en todo lo que había pasado esa tarde.


    De madrugada, como a las tres de la mañana, me despertó un ruido que provenía del piso que estaba encima del mío…. Pero eso es otra historia…

    Me quedé escuchando los ruidos provenientes del piso de arriba. Era evidente que se trataba de una follada de campeonato, porque al ruido del cabecero de la cama se le sumaba claramente los gritos de una mujer pidiendo más. La verdad es que me excitó mucho.


    De repente alguien tocó a mi puerta. Me levanté y corrí a abrir. Era Alejandra.


    - ¿Tú tampoco puedes dormir? Ven conmigo.


    Me cogió de la mano y subimos al piso de arriba por la escalera. Sacó una llave del bolsillo de su bata negra, y entramos al piso donde se seguía follando. Con un dedo en su boca me decía que estuviera callado. Recorrimos el pasillo de puntillas para no hacer ruido, y llegamos a la puerta de la habitación principal. Me quedé de piedra y con la polla dura y levantada de lo que vi allí. En la habitación había una cama con dosel de columnas de madera muy grande y en ella una pareja de negros estaban follando. La chica tenía sus piernas amarradas mediante cuerdas a las columnas de la cama y el negro, con una polla que calculé era mayor que la mía se la estaba metiendo por el culo con mucha fuerza, mientras levantaba las piernas de la negra por encima de su cabeza para penetrarla más profundamente.


    La negra gritaba de placer y pedía que se la siguiera follando, que le jodiera bien el culo. Alejandra se retorcía las anillas de sus pezones mientras yo le tocaba el culo con mi mano izquierda y con la derecha me masturbaba.


    El negro, sin sacársela, empezó a meterle cuatro dedos por el coño a la negra.


    - ¡Sigue hijo de puta!, ¿sólo puedes hacer eso?


    El negro miró a su amante y le metió de golpe el puño entero, a la vez que le hundía toda la polla por el ano. La mujer negra boqueaba buscando aire, y cuando por fin respiró fue para emitir un grito de placer y lujuria, alcanzando uno de los orgasmos más fuertes que yo había visto hasta ese momento. El negro le sacó al puño y la polla al mismo tiempo, se subió encima de la negra y se corrió en toda su cara. Ella le cogió la polla con ambas manos y se la restregó por toda la cara y por las tetas. Había sido una follada increíble.


    Alejandra me hizo señas para que saliéramos de la casa. Bajamos a nuestro piso de nuevo, y me detuve antes de entrar a casa.


    - ¿Por qué tienes la llave esa casa?

    - Porque la presidenta ha de tener copia de todas las llaves. "Por lo que pueda pasar…" Por cierto que tienes que darme la tuya. ¿Te gustaron Jasmine y George?. (así se llamaban los negros)

    - Acabo de ver el polvo más salvaje de toda mi vida.

    - Ja ja ja. Pues acostúmbrate David, porque esto es así siempre. Por cierto, ¿estás ocupado mañana después de comer?

    - No. Pedí días libres en mi trabajo por la mudanza y aún me quedan tres días libres.

    - Perfecto. Te llamo mañana para que vengas conmigo a conocer a Emma, la vecina del primero.

    - ¿Y eso?

    - Es mi profesora de defensa personal y da unas clases muy interesantes. Seguro que te gustarán.


    Alejandra me dio un ardiente beso en la boca, me cogió la polla fuertemente, como pesándola y se despidió con un buenas noches…


    CONTINUARÁ

  8. #142
    Avatar de martyta Colaborador/a
    Registrad@ el
    27/03/2005
    Localidad
    ciudad real
    Sexo
    Chica
    Edad
    30
    Mensajes
    30
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    0
    jaja como mola estoooo

  9. #143
    Avatar de Asterisco Entendid@
    Registrad@ el
    09/11/2004
    Localidad
    Murcia
    Sexo
    Chica
    Edad
    28
    Mensajes
    558
    Agradecido
    3 veces
    Temas
    43
    eh!! para cuando al otra parte??se a kedao a medias!!!sta interesannnnnnnnte!










    Somos frágiles, sometemos nuestros cuerpos a
    sobredosis de emoción y distancias largas

  10. #144
    Avatar de Artemissa Mega Usuari@
    Registrad@ el
    02/10/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    5.031
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    134
    sorry xo la siguiente o no sta scrita o no la ncuentro

  11. #145
    Avatar de Artemissa Mega Usuari@
    Registrad@ el
    02/10/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    5.031
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    134
    _____Los dos vestidos: el de tu piel y el de tus sentidos________

    Conocer el erotismo, dentro de tu vestido encerrado, en tu piel sentidamente tendida y esperando el tacto de tus sedosas manos y de tu provocativa mirada recibir las flechas. Conozco y aun anticipo la llegada de tu presencia, al oír el sonido de los pasos que das, con tu peculiar taconeo, esa manera tan característicamente tuya.

    Y noto como me altera tu porte ni alto, ni bajo, pero de un alma grande. Y el primer día, al verte, me asombré de tu elegancia y de la profundidad de ese verde mar, el de tus ojos.

    Que dulce es tu palabra y que bellos gestos tienes hacía mí. Mi piel te espera y quiero vestirme de ti, del mismo modo que mis labios desean enfrentarse a los tuyos. Quiero adherirme a ti, para recibir tus besos y tu íntimo aliento. Se me vienen al pensamiento, las sensaciones de los roces, los gemido que haces al gozar; y siento que nuestros cuerpos, tras unos días de separación, se disponen presurosos para esta nueva cita.

    Mi cuerpo, pide entrar en el tuyo, con todo lo que puede entrársete y recibir de ti, tanto como tú me des. Y quiero ser un solo ser contigo, hacerte mía, incontables veces. Quiero dejarte sin respiración y que me respires a mí. Si respiras fuerte, me tomarás pensamiento y corazón. Y yo tomaré todo tu sentir….

    Necesito estar dentro tuyo, que me abraces y sacudirme espasmódicamente, reposar y que te agites tú. Mi piel, mi cuerpo delgado, quiere sentirse entibiarse de tu calor. Mi pene, quiere beber de tu pozo vaginal y sacar tragos de tu sabor, de tu salobre dulzura y asimilar todas las texturas de tu cuerpo.

    Quiero estar en todos tus poros, tanto cuanto están abiertos, como cuando están cerrados. Quiero estar a tu lado, rendido. Pero antes quiero contigo haber batallado –amorosamente- y recibir de tus íntimos quejidos la confirmación de que una vez y otra más has gozado. Me esfuerzo y quiero pasear mis dedos y las palmas de mis manos por tu cara y por tus nalgas.

    Quiero atraerte a mi por la cintura, aferrarme a tus hombros y que te tumbes encima mía para acariciarte toda tu desnuda espalda.

    Quiero que me lamas y me saques tu lengüetita, que me invites a tomarla y que te quedes como yo ahíta. Luego hablaremos, reiremos y haremos cosas más comunes. Pero sobre todo, quiero tenerte a mi lado y ser parte de tu persona, si engendro vida en tu interior.

    Si tal me das, mi amada, el paraíso contigo habré tocado…

  12. #146
    Avatar de Artemissa Mega Usuari@
    Registrad@ el
    02/10/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    5.031
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    134
    El Maestro del sexo


    Autor: Voz Amiga


    Hola Amigos, somos Eva y Roberto de Madrid, nos conoceréis por alguna otra vivencia publicada en esta Web, y como breve presentación, tenemos 28 años Eva y 46 años Roberto, ella es de170y pico de estatura, buen cuerpo y unos pechos muy apetecibles de talla 95 firmes y duros, muy sensibles, multi-orgásmica y caliente, yo alto mas alto 178 fuerte y cuerpo cuidado, y según dicen las que la han probado una buena polla de 20cm casi, con mucho aguante.


    Tras haber sido publicados en esta Web algunos de nuestros momentos vividos, nos contacto un señor muy amable y educado, diciéndonos como era, 59años 189 estatura 95 kilos, ojos azules, pelo canoso, un físico bien cuidado por la practica de varios deportes y de piel morena, este señor es de nacionalidad sueca, persona con un nivel social alto, pues posee una empresa con delegaciones en varios países y varias propiedades en España


    Alex que así se llama, nos contó que le habían gustado nuestras narraciones sexuales, y que estaba interesado en conocernos en persona, para lo que nos invito a un restaurante típico de cocina nórdica, tras varias conversaciones telefónicas y correos electrónicos, aceptamos la invitación, ya sabíamos bastante de el y el a su vez de nosotros, la comida fue un encuentro muy grato para todos, con una conversación como la que pueden tener amigos de muchos años,.


    Alex no paraba de adular a Eva que lucia un vestido de raso negro con tirantes y un generoso escote, espalda descubierta hasta el final de su espalda, zapatos de tacón alto, medias de rejilla y debajo una tanga de color negra, sujetador minúsculo del mismo color, Alex le decía que era muy guapa y sobre todo una mujer elegante en sus formas y vestir, el no quitaba los ojos de ese canalillo que forman sus pechos, firmes y generosos a la vista, pues se podían ver una buena parte de los mismos.


    Después de cenar montamos todos en su auto y nos dirigimos por la carretera hasta llegar a una finca solitaria y ante la puerta pudimos ver que tenia seguridad, los dos guardas le saludaron amables, proseguimos hasta llegar a la entrada del edificio principal de la finca, donde salio a nuestro encuentro un chico de unos 22 años, alto y muy guapo, según dijo Eva, que se llevo en coche, y entramos en la casa tras los pasos de Alex, nuestro anfitrión nos mostró la casa en general, tenia cuatro plantas y una piscina climatizada cubierta, formando parte de un ala del edificio, nos mostró la parte superior que es donde están los dormitorios, todos ellos de grandes dimensiones, y por ultimo nos condijo a uno que esta al final del pasillo, donde nos indico que era para que nosotros nos pusiéramos cómodos.


    La Habitación debía tener casi 80 metros cuadrados, disponía de una bonita terraza con vistas a la piscina que en verano se dejaba al aire, un baño precioso y muy confortable con una bañera grande y redonda, y aparte de diversos muebles, tenia una cama inmensa con cortinas y tejadillo de madera tallada, como a tres metros de la cama había una superficie elevada del suelo que tenia unos escalones, Alex nos dijo que nos gustaría, pero no nos dijo nada mas sobre ello, en uno de los armarios había varias batines para después del baño, que se podía ver eran nuevos, y también unos kimonos de seda con dibujos orientales.

    Alex nos invito a una copa antes de cambiarnos en otra de las habitaciones donde disponía de una barra de bar. Con todo tipo de bebidas detrás de la barra en una estantería cuyo fondo era un amplio espejo bordeado de tela de terciopelo rojo a juego con la decoración de la habitación, puso un dvd de música suave y en una gran pantalla de plasma que tenia en una de la paredes, la pantalla mostraba diversas imágenes al son de la música, nos entono la bebida y aprovechando esa música nos pusimos a bailar Eva y yo, abrazándola muy juntitos los dos. Alex mientras nos observaba tomando su bebida.


    Al terminar la pieza que estaba sonando, el se acerco con una nueva copa para los dos, y me dijo, me permites que baile ahora yo con Eva? Claro sin problemas, el la toma con una mano en su espalda baja, la otra sujetando una de sus manos, y comienzan a bailar, yo me siento en uno de los taburetes altos de la barra y los contemplo danzar, las copas las tengo sobre la barra junto a la mia, unas velas encendidas sueltan una columna de humo oloroso que no puedo identificar, huele muy intenso y bien.


    Alex demuestra ser mucho mejor bailarín que yo, pues no suelo hacerlo bien, el la lleva como su no pisara el suelo, termina la pieza y se acercan a la barra, Alex le ofrece la copa a Eva que toma sonriendo, la bebida, entra muy suave y casi sin sentirla, según nuestro amigo es un combinado de su invención. Hemos bailado por mucho tiempo y en un momento determinado Eva dice que tiene que ir al baño, al quedarnos solos los dos Alex me dice que tiene una pequeña sorpresa para nosotros, ah si? Le pregunto, yo, pero no tengas cuidado Robert es algo muy agradable.


    Venga vamos a ponernos cómodos mientras Eva vuelve, yo me voy a la habitación y me desnudo poniéndome uno de los kimonos, al regresar a la sala donde estábamos antes Alex esta sentado en un amplio sofá frente a la pantalla gigante de video donde se ve unas chicas y chicos baliando sensualmente, Alex también lleva un kimono similar al mió de seda que se pega sobre nuestro cuerpo con un cinturón anudado.


    Eva en ese momento entra en la sala luciendo un batín corto de seda raso color plata, le cubro escasamente los muslos y lo llevaba abierto el cuello lo que permitía ver sus pechos casi en su totalidad, cubiertos por un mini sujetador del color del batín, Alex se quedo con la boca abierta mirando como se aproximaba a donde estaba yo sentado, al sentarse junto a mi y para evitar que se le viera mas de lo que ya enseñaba cruzo sus piernas una sobre la otra, pero eso no paso sin que Alex pudiera observar hasta el final de sus piernas, llegando a ver su sexo, pero el no dijo nada, solo la miraba con unos ojos de deseo.


    A Eva se le notaba según miraba el video que se estaba excitando por momentos, y se ponía mimosa conmigo, yo la acaricio la cabellera larga y suave que tiene hasta la cintura, con la cual se pasa muchas horas cuidando, el acariciarle el pelo la pone muy cariñosa y me devuelve las caricias.

    Cierra sus ojos y me deja que la bese tiernamente mientras la paso una mano por las piernas subiendo hasta el filo del batín, a todo esto Alex no pierde de vista mis manos, sobre todo la que va subiendo por la pierna de Eva, ella sigue con sus ojos cerrados sintiendo como recorro su cuerpo poco a poco, la mano que tengo en su hombro la voy bajando por su hombro izquierdo y llego a su seno cogiendo la bata y dejando al descubierto el pecho cubierto con ese minúsculo sujetador brillante.


    Alex me mira a los ojos a la vez que mira a Eva como adormecida, como esperando un gesto mió para que se aproxime a nosotros, le guiño un ojo a la vez que la mano que tengo sobre el muslo de ella hace un leve movimiento abro el batín dejando al descubierto el triangulo del tanga que cobre su sexo, el se acerca a nosotros poniéndose de rodillas junto a las piernas de mi mujer, yo pongo mis manos en la nuca de ella y la otro sobre el pecho a la vez que la beso con fuerza, ella esta muy excitado por las caricias que le he ido dando, Alex al verme como la cubro de besos y caricias posa sus manos grandes y firmes sobre los muslos de ella acariciándolos, recorre sus piernas de abajo arriba, cada vez mas arriba, hasta perderse al final de sus piernas y cogiendo con ambas manos el tanga tira levemente de el, ella se remueve en el sofá permitiendo que ese gesto facilite que el baje el tanga hasta los tobillos.


    Alex separa las piernas de Eva y mira su sexo húmedo y con ese aroma de hembra caliente, yo mientras he bajado el batín hasta la cintura dejando al descubierto de cintura para arriba el cuerpo de mi mujer, la separo un poco del respaldo y suelto el sujetador, dejando al aire libre sus hermosos pechos, sin perder un segundo meto mi boca en sus pechos, chupando como un bebe, intentando sacar el máximo de esos pezones que van creciendo al tacto de mi lengua y boca succionando sin piedad, Alex mientras se ha abierto paso hasta su coño que come con maestría consiguiendo que ella suelte gemidos de placer.


    Me levanto del sofá para ir al baño, pues tengo necesidad de ir, y al volver no los encuentro, voy a la habitación que nos ha asignado nuestro anfitrión y descubro que Eva esta metida en una gran bañera redondo de hidromaseja que es lo que había debajo de la plataforma de nuestra habitación, Alex la esta dando unos masajes con un gel aromático y ambos están desnudos dentro del agua el detrás de ella que yace entre sus piernas dándole la espalda y el apoyando su espalda a la pared de la bañera, venga Robert métete que esta deliciosa, yo no sabia si lo decía por el agua, o porque estaba dando buena cuenta de mi mujer con los masajes que le daba, sus manos recorrían desde la nuca hasta su sexo, los pezones de mi mujer estaban al máximo de erección.


    Eva estaba disfrutando de los magreos en sus coño y sobre todo en sus pezones que estaban algo rojos, prueba que Alex no los había dejado descansar, ya desnudo me meto en el agua y Eva tomando mi polla se la mete poco a poco en su boca, mientras observo que ella tiene la polla de el en una mano dándole una masturbación como ella sabe hacer, el pone los ojos en blanco del gusto que esta recibiendo, pero los pezones no los suelta, lo mismo los pega mordiscos que los aprieta con sus manos a la vez que ella suspira.


    Yo me siento en el agua y ella se separa de los dos y se pone de pie entre los dos yo tengo su culo a mi alcance y no puedo por menos que acaríciaselo, haciendo que ella separa sus piernas, Alex acerca su boca a su coño y cogiendo sus glúteos presiona sobre su boca a la vez que mete su lengua en su coño mientras que ella gime de gusto, así hace que mi mujer tenga uno de sus primeros orgasmos escandalosos, pues le gusta expresarlos así,


    Después del orgasmo ella sale hacia la cama cubierta con un albornoz para secarse, nosotros salimos también del agua y mientras que yo me siento en un codo sillón cerca de la cama como a dos metros de mi mujer, Alex mientras con un batín puesto, esta buscando algo en un cajón, al venir junto a nosotros Alex lleva unas cosas en una bolsa de aseo y un pequeño recipiente con agua, abre la bolsa y saca un antifaz sin aberturas, se acerca a ella y sin mediar palabras se lo pone a mi mujer, luego me dice Robert voy a depilar esos pelitos que tiene en su coño, ella lo esta oyendo y suelta unas risas, y dice si por favor que no me gusta tener vello en mi sexo, tumba a Eva con las piernas bien separadas, poniendo un cojín muy alto debajo de su culo por lo que queda alzada de cama y las piernas las sujeta a los barrotes de las dos esquinas, en esa posición esta en posición de parto, tras esto sube a la cabecera y tomando sus manos las sujeta de la misma forma a los dos barrotes laterales de la cabecera, antes de atarla nos a pedido permiso para hacerlo.


    Eva esta en medio de la cama totalmente desnuda y abierta con los ojos tapados por el antifaz que el le a puesto, Alex de la bolsa saca un cilindro plateado de unos 5centimetros en su parte mas fina, y de 8 en la mas gruesa de diámetro en forma de cono, es un consolador con mando a distancia y en la punta lleva un embolo que funciona como un muelle sacando la cabeza o metiéndola , controlada por el mando, me dice Alex, es como una polla a control, saca un frasco con un aceite de color sangre que vierte sobre su pubis escurriendo por los labios vaginales hasta perderse en la entrada de su culo, el contacto del aceite le hace emitir un gemido por la sensación que le causa, es un liquido refrescante y con una densidad parecida el aceite, toma el cilindro y por la parte mas fina lo coloca entre los labios vaginales penetrando poco a poco hasta entran mas de la mitad, unos 15 centímetros están ahora en el coño de mi mujer, el saca los labios vaginales para así poder rasurar el vello, para que el cilindro no se salga con un arnés lo sujeta a las piernas firmemente, lo que provoca que el cilindro se meta casi 5 centímetros mas dentro de su coño.


    Ya fijo en su coño y los labios separados por el cilindro que la penetra, saca una navaja de barbero y con la ayuda del liquido la va rasurando entre espasmos de placer que no para de emitir mi mujer, una vez limpio de vello su coño, tirando mas de las ataduras de los tobillos separa los glúteos dejando su culo abierto y ahora introduce un consolador en su culo provocando que ella pegue un grito del susto, la pregunto que si es que le ha hecho daño y me dice que va, es que me acabo de correr por segunda vez, yo mientras miro atento los movimientos de Alex, que mientras termina su labor depilatoria con mi mujer, una vez limpio totalmente de vello, la deja caer sobre su sexo y ano un liquido azulado que ella al sentirlo sobre su piel no puede evitar dar un gemido de placer.


    Alex lleva los utensilios de afeitar al baño y me dice, Robert ven conmigo, mientras Eva se relaja a tomar otra copita, OK Alex, así nos vamos al salón donde esta el bar. Y la dejamos sola, en la sala al darme la bebida me dice, mira la pantalla, yo dirijo ,i vista a la pantalla y en ella esta mi mujer moviendo sus caderas lo que le permiten sus ataduras, el me dice ya veras que pronto se correrá de nuevo, no me cabe duda de ello, por los gestos que ella esta haciendo no le tardara en venir un orgasmo, y además se la oye gemir de gusto.


    Las imágenes van cambiando de ángulo, pues tiene diversas cámaras que controlan cualquier mínimo detalle de lo que sucede en la habitación, sea donde sea, al enfocar una la zona genital de mi mujer, se puede ver que el consolador que tiene en su coño la esta follando a placer, nuestro amigo me dice que le falta un pequeño detalle, espera y veras, en eso mi mujer suelta un grito de los que ella suele dar cuando se corre salvajemente, Alex esta desde aquí controlando el consolador, me dice cuando se ha corrido el consolador tenia la cabeza dando mete y sacas hasta los 25cm, lo que la estaba volviendo loca, pues lo tenia dando en el fondo de su coño, me dice ahora esta parado para que se relaje.


    Perdona un momento, y me deja bebiéndome la copa solo, y viendo la pantalla en la que Eva se la ve esplendida y tranquila, ahora ya no la veo, pues ha cambiado la imagen y estoy visionando un video de unas chicas jugando en una piscina, la piscina de la casa, pues se ve perfectamente que es esa, las chicas se besan y acarician a placer, trascurren muchos minutos de lindas imágenes donde el sexo es el plato fuerte, por fin llega Alex y me dije que te gustan? Claro a quien no? Pues son unas amigas mías de " Juegos " AH pues están de miedo.


    Alex me cambia la copa por otra llena y me dice……..vas a ver una escena nueva………….


    Continua

  13. #147
    Avatar de Artemissa Mega Usuari@
    Registrad@ el
    02/10/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    5.031
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    134
    si os gusta l ultimo tiene otras 2 partes

  14. #148
    Avatar de Kate Entendid@
    Registrad@ el
    10/04/2005
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    683
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    25
    Hay va uno:

    Les cuento mi relato real, desde el sur de chile y como sucedió

    Nos fuimos a vivir con mi esposo al sur de chile, a una ciudad muy
    bonita, por el trabajo de mi esposo, ya que él es un profesional,llevabamos como dos años allí,pero el dicidió vivir cerca de la ciudad retirado hacía una finca, arrendamos la finca a un matrimonio de edad, ya que ellos no estaban en condición de seguir allí, nos entregaron las llaves de la casa,como eelos se fueron a la ciudad no podían llevar sus mascotas que eran dos perros pastores alemanes y un pony de nombre bartolo, que se lo habían regalado a sus nietos, y que lo mejor era que nosotros lo cuidaramos.Vi a bartolo era un pequeño pony de unos 80 cmts de grande, tenía su establo muy bie aseado, era de color negro, me acerqué a el y lo acaricié, me dicuenta que era docil, en la tarde de ese día fui a darle su comida, mi sorpresa cuando lo vi pateó el suelo y me mostró su enorme pene que caia como una vara de su estomago, me impresionó, le di su comida y me fui, llevando en mi mente esa imagen de esa enorme verga entre sus patas traseras. todos los días era lo mismo, hasta que un día me atraví a tocarsela, pense que me iba a patear, pero se dejó, estaba caliente y rigida, me calentó sobre manera y empezé a pajearlo, mientras se le iba poniendo más tiesa, dentro de mi mayor calentura decidí probar su berga en mi boca,le hallé un sabor raro pero mi calenturaera más, que me lo aguante, chupe y chupe, sin importar nada, me acaricie mi concha y gozé como loca,me vino un tremendo orgasmo al mismo que el pony acababa en mi boca, llenandome de su calientito semen,de allí en adelante no ni más tregua, otro día fui en la mañana, ya que mi esposo llegaba en la tarde, me desvestí y froté su pene una vez alcanzado su tamaña me lo pasé por mis tetas, me encontraba más que caliente, luego me metí debajo de el, y me lo pasé por mi vagina para ver si me podía penetrar, de a poco empece a mojarme al sentir su cabeza en mi vagina y empezó a entrar, me convulsioné al sentir ese pedazo de carne dentro de mi, mis movimientos se hicieron más violentos hasta que me hizo acabar, al mismo tiempo que sentia su chorro de semen dentro de mi.me levante luego exausta y me fui a lavar, me corrí una buena paja en el baño pensando en lo lindo que había sido mi bartolo con su pedazo de carne. Ahora todos los días le doy su ración de sexo, nos pegamos unos polvos increible, sin que mi marido se entere. Como siento que en rico harlo con el pony he pensado de agrgar a los dos pastores alemanes, conociendo los relatos que uds. mandan, ya estoy caliente por hacerlo con ellos y me cojar como su perrita. se los contaré más adelante Un beso

  15. #149
    Avatar de Artemissa Mega Usuari@
    Registrad@ el
    02/10/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    5.031
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    134
    sta muy xuloo^^

  16. #150
    Avatar de Artemissa Mega Usuari@
    Registrad@ el
    02/10/2004
    Sexo
    Chica
    Mensajes
    5.031
    Agradecido
    0 veces
    Temas
    134
    El Maestro del Sexo

    Segunda Parte


    Autor Voz Amiga


    Al instante en la pantalla aparece de nuevo la imagen de nuestra habitación, y Eva radiante y siendo bañada en aceites aromáticos por dos jóvenes esbeltos y atléticos de cuerpo muy cuidado y con signos de una forma física fruto de horas de gimnasio, ambos de mas de 1.90 de estatura con una edad aproximada a los 25 años y uno de ellos es rubio y el otro un negro con el pelo, ellos están rociando a mi mujer que esta de pie en medio de la gran bañera de la habitación.


    Ambos llevan puesto un bañador de competición que tapa lo justo para no ver sus pollas, pero se ve un enorme bulto entre sus piernas, uno esta extendiendo el liquido por la espalda de arriba a los pies, sin dejar un rincón de su cuerpo sin aceite, y el otro esta por delante dando el aceite de la misma forma, pero este se recrea en sus pechos que están con sus pezones erectos al máximo, fruto de los masajes y las caricias de ambos jóvenes sobre su cuerpo que no paran de acariciar, ella gime de placer y gusto, pues ambos al llegar a su entrepierna sus manos se hacen hueco entre ellas y la dan placer en su sexo y ano.


    Una vez que aparentan haber terminado su labor, la sacan de la bañera y de pie la secan con movimientos suaves y lentos, mientras Eva suspira con las manos de los dos jóvenes sobre su cuerpo, el negro la esta ahora comiendo su pezón derecho y el rubio hace lo mismo sobre el izquierdo, mientras que con la mano abre su sexo y juego con su coño haciendo que Eva tenga un orgasmo de los fuertes ante semejante "Tratamiento"


    La lleva a la cama y es el negro quien sin mediar palabras se quita el bañador dejando al aire una polla de unas dimensiones poco comunes ( 25cm mínimo ) gorda y mirando al techo totalmente empalmado, se sitúa entre las piernas de mi mujer y levantado sus piernas sobre sus hombros la penetra de un golpe totalmente, Eva grita del pollazo recibido y la impresión de verse lleno su coño con tamaña polla, el negro sin perder su compostura empieza a follarla con ritmo lento para que ella se vaya relajando y disfrute de su polla, mientras el rubio se ha quilato su bañador y situando su polla cerca de mi mujer se la pone en sus labios para que la mame, es una polla algo mas pequeña pero mas gorda.


    Así pasan los minutos y nos reunimos en la habitación todos mientras ellos follas, nosotros les observamos con nuestra bebida en la mano, Alex me insinúa que son unos tipos muy fuertes y con una recuperación rápida, ahora ellos se cambian de sitio y es ahora la polla del rubio la que folla el coño de Eva, y ella se afana por chupar la polla del negro que es ahora cuando ella ve sus dimensiones, tiene unos huevos grandes y llenos de semen, que no tardara mucho en soltar.


    El rubio dice a su compañero que esta a punto de correrse y el negro sujetabdo la cabeza de Eva la impone el ritmo de la mamada y controla que ella este atenta de su polla mientras el rubio nota el orgasmo que ella esta teniendo, no puedo mas, dice, y poniendo su cuerpo rígido da un grito y descarga su polla dentro del coño de mi mujer que al notarlo suspira y tiene otro de los múltiples orgasmos.


    El negro suelta la cabeza y presto se cambia por el rubio que con la polla llena de semen goteando le deja el sitio al negro, el negro sitúa su polla sobre la entrada de su coño y de un golpe la penetra a fondo y mientras el rubio le pone la suya en la boca a Eva para que se la limpie, el negro folla con fuerzas y rapidez, mientras el rubio mantiene la erección de la polla como si no se acabara de correr, ella esta sintiendo que le viene un nuevo orgasmo, debe ser muy intenso pues no para de moverse y gemir sacando la polla del rubio de su boca, ellos mientras la están pellizcando sus pezones y el rubio le esta comiendo un pecho a la vez que se esta pajeando, ella le ayuda con su mano en sus huevos y así el negro suelta un suspiro grande y les dice que se corre y sin mas suelta el primer corro de semen dentro del coño de Eva y ella siente también que le viene el orgasmo mas fuerte de la noche.


    Ella se desfallece de esfuerzo y queda casi inerte, mientras el negro saca su polla y poniéndola sobre el pubis de Eva sigue soltando pequeños hilos de semen, el rubio le dice a su amigo que le deje sitio y levanta las piernas de ella y la penetra sin compasión y no tarda ni cinco minutos en correrse dentro con un suspiro de placer, sacando su polla que ahora empieza a perder su erección, adormecida Eva por el sexo tenido con los dos se queda tranquila en la cama.


    Los dos chicos se lavan el la bañera, mientras Alex me dice que te ha parecido eh?

    Pues la verdad es que los tíos follan de una manera que pocas veces había visto antes, además tienen buenas pollas y cuerpo, y si encima añadimos que son jóvenes, es la combinación perfecta para UN BUEN SEXO


    Alex me dice que dejemos a Eva descansar que tenemos varios días para nosotros donde quedaremos ambos plenamente satisfechos, antes de irnos al salón Alex separa las piernas de Eva para limpiarlas con una toallita retira todo el semen que la inunda por su entrepierna.


    Continuara

Página 10 de 12 PrimeraPrimera ... 8 9 10 11 12 ÚltimaÚltima

Permisos de tu Usuario

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes publicar respuestas
  • No puedes adjuntar archivos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
  • El código BB está activado
  • Los emoticonos están activados
  • La etiqueta [IMG] está activado
  • La etiqueta [VIDEO] está activado
  • El código HTML está desactivado
  • Los Trackbacks están desactivados
  • Los Pingbacks están desactivados
  • Los Refbacks están activados