En sangre se puede detectar antes, pero los test de orina son muy sensibles y fiables, a los 10 días de la relación detectan con una altísima eficacia los niveles de la hormona.